Mundo > SE LE COMPLICÓ A TRUMP

Espionaje, una prostituta y un allanamiento del FBI: ahora sí Trump parece estar complicado

Allanaron la oficina de su principal abogado, y la respuesta del presidente lo pone en una situación incómoda

Tiempo de lectura: -'

10 de abril de 2018 a las 13:55

Que Donald Trump diga disparates o se salga de la línea ya casi no es novedad. Pero los eventos de las últimas horas sí son relevantes. Porque significan un avance en el principal problema al que el presidente de EEUU se enfrenta: la investigación del fiscal Robert Mueller la posible colusión entre su campaña y el gobierno de Rusia para elegirlo como presidente.

¿Qué pasó?

michael cohen

En realidad, Cohen es más que eso: es, según sus propias palabras, un "fixer". O sea, un "solucionador de problemas". "Significa que si alguien hace algo que no le gusta al Sr. Trump, haré todo lo que esté a mi alcance para resolverlo en su beneficio. Si haces algo mal, te agarraré por el cuello y no te dejaré ir hasta que haya terminado", dijo en su momento según el Washington Post para graficar su lealtad al hoy presidente. O sea: hará lo que sea para sacarlo de un apuro.

Pues bien: Cohen ahora está bajo la lupa del fiscal Mueller por pagar US$ 130 mil dólares a una estrella porno, Stormy Daniels, por guardar silencio acerca una aparente relación entre ambos (el abogado se defendió diciendo que esa suma provenía de sus propios fondos y no del dinero de la campaña, y que su cliente no estaba al tanto).
Ella se ha movido muy inteligentemente por cuanto programa de TV estadounidense diciendo sin decir, lo que llevó a que Cohen a demandarla por incumplimiento de contrato. El resto de la historia se escribe solo: ¿por qué Cohen, el hombre más leal a Trump, firmó un acuerdo de confidencialidad con Trump a cambio de US$ 130 mil?

¿Qué tiene que ver este caso con la investigación contra Trump?

stormy daniels

Mueller quiere saber si esa relación entre Trump y la estrella porno puede haberse usado por alguien –léase los rusos- como ventaja sobre el entonces candidato y hoy presidente. O sea, un chantaje. En ese sentido, el fiscal quiere saber –entre otras cosas- qué tan lejos puede haber ido Cohen en ese acuerdo, qué leyes puede haber violado, y si el caso tiene algún vínculo con la investigación sobre colusión. Según el Washington Post, se lo investiga por fraude bancario y violaciones a las reglas sobre el financiamiento electoral.

¿Cómo reaccionó Trump?

donald trump

Obviamente, muy indignado. Durante un contacto con la prensa en la Casa Blanca dijo: "Acabo de enterarme de que irrumpieron en la oficina de uno de mis abogados personales, un buen hombre ... Es una caza de brujas total. Un ataque a nuestro país. Es un ataque a lo que todos defendemos", fueron las grandilocuentes palabras presidenciales.
También dijo que el fiscal general, Jeff Sessions debería hacer renunciado si iba a recusarse en el caso ruso. Como lo dice Trump parece normal, pero la mayoría de los analistas independientes de EEUU coinciden en que se trata de una intromisión inédita de un presidente en una investigación en su contra. Al menos, inédita por lo pública.

¿Tiene razón en decir que el fiscal se propasó?

robert mueller

No puede saberse. Las pruebas apuntan a que no: Mueller es un votante republicano muy respetado por ambos partidos, y fue elegido para hacer esta investigación por el vicefiscal general, o sea, un funcionario del gobierno de Trump.

Pero lo que nadie duda es que Trump se está metiendo en terreno peligroso al opinar sobre el tema. Básicamente, va contra todo lo que le aconsejan sus asesores. Al hablar del tema se pone directamente en la línea de fuego, y atenta contra la estrategia de sus abogados de decir que no sabía nada y que no está involucrado en el tema.

Incluso, Trump fue más allá y volvió a deslizar la posibilidad de echar a Mueller, lo que sería un escándalo y allanaría el terreno para una investigación por obstrucción de Justicia, que ya está sobre la mesa desde que echó al entonces director del FBI James Comey. De hecho, Trump volvió a hablar del tema ayer, diciendo que "hizo bien" en echar en su momento a Comey, y que todo esto demuestra lo que siempre ha dicho: que hay "una caza de brujas" en su contra.

Todos le renuncian

Es fácil imaginarse a sus abogados agarrándose la cabeza, una vez más. De hecho, el principal abogado en el caso ruso, John Dowd, renunció hace menos de un mes, y según informó el Washington Post, a Trump se le está complicando encontrar abogados de trayectoria para defenderlo en el caso. Es un caso tóxico, dicen muchos.

¡Que no hable más!

hope hicks

Pero no solo los abogados le renuncian. En las últimas semanas también se alejó Hope Hicks, su principal asesora en comunicación, que lo acompaña desde hace años. De hecho, según el sitio político Axios, arranques de ira como el de ayer se explican por la ausencia de Hicks, una joven brillante que acompaña desde siempre al ahora presidente, y en el que él confiaba casi tanto como su familia.

¿Por qué se fue Hicks? Porque le empezó a alcanzar el escándalo ruso. Mueller investiga por crear una estrategia "engañosa" acerca de una polémica reunión que el hijo de Donald Trump mantuvo con informantes rusos durante la campaña, donde le ofrecieron información "sucia" sobre Hillary Clinton. Primero la Casa Blanca dijo que la reunión era para discutir una estrategia sobre adopciones de niños rusos en EEUU, pero luego, cuando se filtraron mails sobre la reunión, tuvo que aceptar que se había discutió la información sobre Clinton.

¿Qué tan trascendente es todo esto?

El analista Mike Allen, de Axios, lo resume bien: "Tómese un minuto para pensar en la historia que se desarrolla ante nuestros ojos. La oficina del principal abogado del presidente fue allanada por el FBI, lo que provocó que el presidente advirtiera de un ataque épico contra el gobierno e indicó que podría echar con al fiscal especial que lo está investigando", escribió el analista Mike Allen, de Axios. Se escribirán libros de historia sobre esto, y estamos allí para ver cómo se desarrollaba todo".

Seguramente, lo más grave del caso no es lo que pasó, sino lo que viene.

Comentarios