Nacional > Proyecto de ley

Ex trans reclaman que el Estado también financie tratamiento para arrepentidos que quieran volver al sexo original

En el marco de la discusión del proyecto de ley, el grupo Boomerang criticó algunos artículos de la iniciativa

Tiempo de lectura: -'

15 de agosto de 2018 a las 16:30

Un grupo de ex trans reclama que el proyecto de Ley Integral para Personas Trans a estudio del Parlamento incluya también el financiamiento de tratamientos para volver al sexo original. "El Estado va a pagar la hormonización y la operación para las personas trans pero si quiere volver al sexo original ¿el Estado va a pagar eso?", se preguntó Diego, un ex trans integrante del colectivo Boomerang.

El proyecto de Ley presentado por el Poder Ejecutivo prevé que aquellas personas que quieran someterse a un tratamiento hormonal para cambiar de sexo lo puedan hacer en todos los centros de salud e incluso habilita la posibilidad de que los menores de edad puedan acudir a un juez en caso de que sus padres no estén de acuerdo con que se realice ese proceso.

Diego recibió hace cuatro años un tratamiento de hormonas durante cuatro meses porque sentía que su género disentía al asignado al momento del nacimiento por razones biológicas. Sin embargo, luego de algunos años se arrepintió de esta decisión y actualmente está atravesando el tratamiento inverso para volver a su sexo original, según contó en Informativo Carve.


Boomerang es un colectivo que reúne a seis personas que se arrepintieron de haber comenzado su tratamiento para cambiar de sexo.

El proyecto de ley enviado al Parlamento define a las personas trans a aquellas "que se autoperciben y/o expresan un género distinto al esperado socialmente en función del sexo que les fue legalmente asignado al momento del nacimiento".

El proyecto, que está siendo tratado en Comisión de Población de la Cámara de Senadores, pretende reconocer los derechos de la población trans (837 en todo el país, según un censo del Ministerio de Desarrollo Social de 2016) porque han sido han sido históricamente víctimas de estigma, discriminación y violencia social y estatal", según dice la exposición de motivos del proyecto.

El colectivo Boomerang también reclama que cuando una persona quiere cambiarse el nombre lo puede hacer sin problema pero si luego quiere volver a su nombre original debe esperar cinco años desde que se cambió el nombre por primera vez.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...