Fútbol > PEÑAROL

Las vueltas de Fidel, de entrenar con el tío de Barrera a jugar en Peñarol

El ecuatoriano posó con la camiseta de Spencer y se puso metas grandes

Tiempo de lectura: -'

18 de enero de 2018 a las 05:00

Ya había estado el día anterior en el Campeón Del Siglo, donde se lo vio impresionado por el tamaño del estadio aurinegro. Habló con Leonardo Ramos, con la estructura deportiva, el presidente y los integrantes de la Comisión de Pases y Contrataciones. Pero no hubo presentación.

Una vez con el grupo no pudo evitar cruzar risas con Walter Gargano, quien supo enfrentarlo en México y con los Rodríguez, Cristian y Maximiliano, a quienes conoce de los duelos de Eliminatorias. Sin embargo los conocidos y las risas no fueron suficientes para escapar de la pasarela, donde el resto del plantel hizo desfilar al puntero ecuatoriano para recibirlo, como se hace habitualmente, a las piñas.

La presentación de Fidel y las vueltas del destino
El miércoles fue el día señalado para una presentación que guardó una sorpresa especial por parte del club. El futbolista llegó al Campeón Del Siglo directo desde Los Aromos y allí volvió a encontrarse con las personas que negociaron su llegada para reforzar al equipo de cara a la Copa Libertadores.

Barrera fue el primero en tomar la palabra y elogió a los dirigentes Isaac Alfie, Pablo Sciarra y Alejandro Ruibal, integrantes de la Comisión de Pases y Contrataciones al igual que a su vicepresidente Rodolfo Catino: "La Comisión Directiva desde que se instaló el 27 de diciembre se puso como objetivo renovar al cuerpo técnico y al plantel que obtuvo el campeonato 51. Esos objetivos se cumplieron. Teníamos también que substituir la partida de Diego Rossi y reforzar el excelente plantel que nos dio el título pasado. Ya tuvieron la presentación de un grupo de profesionales que soñaba desde chico venir al club y otros que demostraron desde el primer día lo que es jugar en Peñarol. La Comisión de Pases y Contrataciones se merece unas felicitaciones porque trabajaron desde el primer día en línea directa con la gerencia deportiva y el cuerpo técnico. Todos los peñarolenses podemos estar muy orgullosos de que la comisión cumplió todos sus objetivos".

Embed

Luego del elogio público, Barrera contó una coincidencia brillante. "Hoy me toca a mí presentar a Fidel Martínez y el destino quiso que tengamos una relación de hace muchos años. Mi tío, Víctor Manuel Battaini, fue quien junto a mi madre me hicieron hinchas de Peñarol. Él dirigía a las inferiores del Deportivo Quito cuando Fidel fue ascendido a Primera así que ya conoce a Peñarol porque conocer a mi tío es conocer al club", dijo el presidente aurinegro. Battaini jugó Liverpool y Peñarol antes de militar una década en Deportivo Quito.

Ya con el micrófono en mano, Martínez agradeció a todos por la bienvenida y puso objetivos ambiciosos: "Quiero agradecer a la gente de Peñarol por la confianza. Estoy feliz y orgulloso de llegar al Campeón Del Siglo, buscaremos el objetivo de seguir sumando copas y de ir por la sexta. Vengo con actitud ganadora. Quiero disfrutar este momento y darlo todo cuando me toque jugar. Peñarol está caracterizado por jugar a lo macho".

Martínez tuvo tiempo para contar como fue su recibimiento y la relación que lo une con sus compañeros: "En Uruguay me recibieron muy bien todos. Me tocó enfrentar a Gargando cuando él jugaba en Monterrey y me pegaba hasta dormido (risas). Hablando en serio, este club tiene referentes como Walter, Cristian Rodríguez o Maxi y yo vengo a sumar. Hablé también con Gerardo Alcoba que fuimos compañeros y me motivó a venir".

Embed
En la presentación estaban presentes familiares de Alberto Spencer, el mítico goleador ecuatoriano que brilló en Peñarol y ganó todo con el club a nivel internacional. Martínez cerró su presentación hablando de su legado y de la importancia de los clásicos: "Llevar la camiseta de Alberto es un honor y una responsabilidad. He visto algunos clásicos y se juegan a muerte. Lógicamente hay que ganarlos porque Peñarol lo exige siempre".

¿Dónde va a jugar Fidel?

Fidel Martínez tuvo ayer su primer entrenamiento en Los Aromos donde el equipo no hizo fútbol, ya que enfrentó el martes a Progreso y jugará hoy ante Delfín de Ecuador. Con Fidel Martínez en el equipo y las altas y bajas definidas por el momento, ¿dónde jugará el ecuatoriano?

Desde el cuerpo técnico y la gerencia deportiva dan por seguro que su posición ideal sería ocupar el lugar que deja vacante Diego Rossi, como volante por una banda para arrancar desde atrás hacia el ataque.

Por velocidad, manejo de los dos perfiles y capacidad de desborde puede ser un sector ideal para el futbolista, aunque no siente tanto la marca en el ida y vuelta que necesita para ese puesto.

Sin embargo la polifuncionalidad de Martínez y las características del equipo de Ramos hacen que pueda jugar en al menos tres puestos distintos dentro de la oncena titular. Dentro del 4-4-2, Martínez puede jugar liberado por delante de la línea de cuatro volantes aunque deberá luchar por ese lugar con Maximiliano Rodríguez y otra opción es que se pare como el jugador más adelantado, pero más como un falso nueve que como referencia ya que no creen que pueda pivotear y soportar el contacto rival como lo hace Viatri. Es sin duda un jugador muy interesante, que destaca por su técnica y velocidad. En Ramos estará encontrarle un lugar.

Comentarios