Seisgrados > FOR DUMMIES

Mesas navideñas

Ideas para una mesa navideña práctica y colaborativa: dips, entradas y platos principales que se pueden comer de pie

Tiempo de lectura: -'

21 de diciembre de 2017 a las 05:00

[Texto y fotos Pablo Donadio]

Muchas veces parece una misión imposible que la Navidad y el Año Nuevo no terminen en una agotadora jornada de trabajo para el dueño de casa. Asado con lechón, rueda y cordero, quesos, fiambres y pickles, y el vitel toné de la tía abuela que nunca falta. Quizá nuestra herencia europea explique en buena medida por qué comemos tanto (y tan mal) en las fiestas, sumando una irracional cantidad de calorías cuando las temperaturas indicarían más oportuno una ensaladita que el atracón, al que luego se suma un brindis con pan dulce, nueces, turrones y chocolates. Una bomba para el estómago y un desafío para el valiente que encare los platos sucios. Pero a no desesperar. En los últimos años, la tendencia ha cambiado y las entradas sanas, originales y también exóticas se han instalado como platos propiamente dichos, dando paso al encuentro y la charla entretanto. Variedad de productos y sabores tradicionales se presentan junto a otros aptos para celíacos, bajos en colesterol y hasta con un touch afrodisíaco. En este For Dummies les proponemos una batería de dips (salseados) para acompañar con grisines, nachos y panes tostados, brochetas de carne y pescado, una tortilla con glamour y una bondiolita a la naranja para disfrutar en sándwiches.

Organización

mesa 4

Aunque es cierto que nunca sabemos con exactitud cuántos comensales seremos, los platos chicos y variados permiten relajarse ante quienes confirman o cancelan a último momento. Es bueno armar en uno de esos afamados grupos de WhatsApp familiares (a eliminar al día siguiente a la juntada) una lista con recetas para que cada uno decida qué traer, siempre abierto a la creatividad, más un ramito de flores del propio jardín o balcón para colocar en la mesa en dos o tres recipientes. Floreros frescos y aromáticos sobre un par de mesas, y algunas sillas alrededor y rincones con almohadones, permiten que casas modernas y ambientes pequeños no sean impedimento para ofrecerse como anfitriones. La mesa descontracturada hace foco en la idea de los lugares no preestablecidos, sin cabeceras asignadas. Incluso se puede comer de pie, armando rincones, lo que permite rotar charlas y temas.

El asador despreocupado

Algunas brochetas y postas de pescado pueden ocupar el espacio de la clásica parrillada, pero mucho más simple. Solo hay que contar con una parrilla de cocina o recurrir al horno. En un pincho de madera comprado en cualquier casa de cotillón puede combinarse trozos de pollo y carnes con pimientos, cebollas, zanahorias (rodajas finas), papas y boniatos. Una gran alternativa es sumar postas de pescado (crudo o empanado), en especial el salmón, la trucha o el lenguado. De armado simple y cocción rápida, las brochetas suman la contundencia de la carne, colorido y variedad a todas las mesas, con la posibilidad de lookearlos en una pasadita por los dips.

Una tortilla con glamour

Para comer en cazuela individual o también en trozos, hay versiones de tortilla que remontan a los sabores gourmet de la europea región de Saboya, y resultan tan nutritivas como deliciosas. En su versión "Tartiflette" con queso camembert, una de las más destacadas incita a cocinar 200 gramos de papa en cubos, mientras se saltean 100 gramos de panceta y una cebolla en el sartén. En una fuente mezclarlo con dos huevos batidos, incorporar junto a las papas y luego tapar con rodajas de pan tostado. Colocar el camembert partido a la mitad por encima y mandar al horno a alta temperatura por 10 minutos. Finalmente, servir en trozos acompañado de una hojita de lechuga fresca.

Bondiola de mil amores

Un clásico también con peceto, las carnes al horno para fetear suelen ser la gloria de multitudes. Solo hay que elegir bien el corte y hervirlo largo rato en una salsa que pueda absorberse y quede jugosa al pan. Una opción coqueta es la bondiola de cerdo glaseada a la naranja. Para ello hay que colocar el jugo de naranja en una olla y agregar azúcar hasta llevar a ebullición, dejar hervir dos minutos y retirar. Apagar y poner a hervir en salsa de tomate y especias medio kilo de bondiola sumergida hasta la mitad de la pieza durante una hora. Luego, y cada 10 minutos, pincelarla con el jugo de naranja en la parte superior hasta dejarla glaseada. Al enfriar, cortar en rodajas finas como para sándwiches.

Los dips

mesas 2

A diferencia de las salsas líquidas para verter sobre platos centrales y los clásicos aderezos como la mayonesa, los dips ofrecen su espesura cremosa para mojar o untar otros alimentos. Hay clásicos como el guacamole mexicano (esencialmente palta, tomate y cebolla) y el humus (clásico de Medio Oriente con garbanzo, pimentón y oliva), y otros procesados, rallados, batidos y cortados a cuchillo mezclados con quesos crema, aceites y especias para lograr infinitas combinaciones que van a vestir de lujo nuestras mesas. Todas ellas permiten que un simple nacho mexicano, tostadas caseras, galletas saladas, papas fritas e incluso vegetales como trozos de mandioca, zanahorias, repollitos o espárragos se transformen en un miniplato a elección.

Algunas ideas

A la India: Mayonesa de zanahoria, con cardamomo y jengibre. Cocinar al vapor tres zanahorias grandes y procesar con jugo de un limón y dos dientes de ajo. Agregar oliva hasta dar consistencia y sumar ralladura de jengibre y granos de cardamomo. Sanita, y apta para veganos.

Clásico de crema y cebolla: Queso crema, ciboulette, cebolla morada y chía. Blanquear 100 gramos de cebolla morada picada fina y reservar. Mezclar con batidora de mano o mixer 100 gramos de queso crema y una cucharada de crema de leche. Sumar la cebolla y licuar. Salpimentar, agregar ciboulette cruda picada y semillas de chía.

English: Agridulce de zapallo, pimienta y miel. Conseguir un zapallo mediano dulce y trozarlo en gajos. Colocarlos en una asadera y rociar con oliva, pimienta y sal. Una vez tiernos, se los baña en miel y se los deja 2 minutos. Luego se pisa como puré.

Provenzal del Mediterráneo: Mayonesa con ajo, perejil y tomates secos. Preparar la mayonesa licuando en la batidora de mano una taza de aceite de maíz, un huevo (crudo) y una pizca de mostaza. Salpimentar y sumar ajo y perejil picado. Luego volcar 100 gramos de tomates disecados, previamente hidratados y rociados con oliva.

After: Cerveza, quesos, berenjenas y avellanas. Calentar 300 cm3 de cerveza y sumar unos 250 gramos de quesos duros (parmesano, sardo, reggianito) en trozos hasta derretir. Agregar cubos de berenjenas rehogadas y una cucharada de harina hasta espesar. Las avellanas, para decorar.

Dulce rincón

Las trufas siempre son una gran idea para incluir en la mesa dulce. Y son también un buen ejemplo del mensaje colaborativo para los más chicos, ya que es muy divertido armarlas con ellos. Hay decenas de recetas. La más simple implica triturar un paquete de galletitas dulces y mezclar el desgranado con dulce de leche y cacao. Se arman bolitas y se bañan con chocolate o se rebosan con granas de colores o coco.

Dónde encontrarlos

Todos los ingredientes de los platos y dips pueden encontrarse en los locales del Mercado Agrícola de Montevideo (maM), tanto en la sección de frutas y verduras, como en la de productos frescos (carnes, quesos, pastas y panificados) o en los almacenes especializados en especias, granos y dulces. También encontrarán otras propuestas ya elaboradas y prontas para llevar a la mesa. Los más "perezosos" a la hora de preparar los almuerzos del 24 y del 31 de diciembre, pueden desentenderse y visitar la plaza de comidas del maM, que cuenta con opciones gastronómicas para todos los gustos.

Comentarios