El Gobierno anunció la eliminación de fondos fiduciarios por un monto 2000 millones de dólares

Política > Caja negra de la política

Mueven millones sin control y Milei dice que los va a eliminar: qué son los fondos fiduciarios

Hay al menos 29 fideicomisos destinados a subsidios al transporte, energía, obra pública y vivienda que manejan a discreción unos 3 billones de pesos y son una caja negra de la política. Su eliminación provocó la caída de la ley Ómnibus.
Tiempo de lectura: -'
16 de febrero de 2024 a las 11:41

Están en boca de todos, pero pocos saben exactamente qué son. Desde que el presidente Javier Milei puso la mira en los fondos fiduciarios, una masa de recursos cercana a los tres billones de pesos, son muchos los que han puesto las barbas en remojo. Y es que estos fideicomisos son considerados una caja negra de la política. 

Esta mañana, el vocero presidencial Manuel Adorni afirmó que se eliminarán fondos por 2.000 millones de dólares, aunque no aclaró si el decreto para hacerlo ya fue firmado o de qué modo se implementará. Ya el miércoles el presidente había adelantado que buscaría eliminarlos: “Voy a hacer un decreto que elimine todos los fideicomisos, eso pone nervioso a muchos", y añadió: “Vamos a avanzar fuertemente sobre todas las cajas negras de la política”. Además, Milei había dicho que si se podían eliminar por decreto, no dudaría: “Si los tengo a tiro de decreto, anotalo, porque son boleta”

 

“Toda esa runfla son como u$s20.000 millones. Son todas cajas negras de la política. Eso hay que terminarlo. Eso pone muy nervioso a muchos. Hay muchos agentes de la política que vive de eso”, agregó.

En realidad, los fondos fiduciarios representan una masa de unos 3.000 millones de dólares, bastante menos que los 20.000 millones de dólares estimados por Milei, un cálculo el presidente estaría incluyendo además de los fideicomisos a las 34 empresas estatales y entes autárquicos como la AFIP o el PAMI, según se encargó de precisar el diputado oficialista José Luis Espert. 

No todos pueden eliminarse por decreto simple, ya que fueron creados por ley, pero muchos sí están “a tiro de decreto”. Y sobre todo: aunque el monto diste de los 20.000 millones de dólares que estimó el presidente, no deja de ser significativo.

El de los fondos fiduciarios fue uno de los temas candentes de la Ley Ómnibus y muy probablemente haya sido el detonante para que varios gobernadores quitaran su apoyo y el proyecto finalmente se cayera, desatando un enfrentamiento abierto con las provincias que por el momento no parece tener un horizonte claro.  

El inciso “h” del artículo 4 del proyecto le daba al presidente la facultad de “transformar, modificar, unificar o eliminar asignaciones específicas, fideicomisos o fondos fiduciarios públicos".

Estos fondos se caracterizan por su poca transparencia, la falta de objetivos específicos y que en algunos casos terminaron funcionando como un mecanismo para apartar fondos públicos del presupuesto nacional, dejándolos fuera del control del Congreso.

Los primeros fueron creados en 1995 durante la gestión de Carlos Menem al amparo de las privatizaciones y el ajuste fiscal mediante la cesión de acciones de YPF, del Banco Hipotecario, utilidades de Lotería S.E. y créditos con el resto del mundo para asistir al sector financiero ante la amenaza de crisis económicas y habilitar el ingreso de capital privado al negocio de la infraestructura pública.

Más tarde se sumaron los fondos financiados con la transferencia directa de fondos del Tesoro o a la creación de un impuesto y la cesión de su recaudación para un fin específico (obra pública en infraestructura o vivienda, subsidios), mientras que hoy predominan aquellos que son financiados con transferencias de fondos del presupuesto de la administración nacional.

Así, según la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), los fideicomisos pasaron de 15 en 2012 a 28 en 2023, con un mayor ritmo de crecimiento de los recursos desde 2018 durante la gestión de Mauricio Macri. Estos pasaron del 1,12% del PBI en 2012 al 2,08% en 2021, mientras los gastos se redujeron casi a la mitad, lo que generó una importante expansión de sus superávit financieros.

En el Presupuesto 2024 enviado por Sergio Massa en septiembre del año pasado al Congreso y que nunca fue tratado, para este año se proyectaban 29 fondos fiduciarios con recursos por $ 3 billones (cerca de 1,6% del PBI), más de la mitad financiados con transferencias del Tesoro y el resto con impuestos y rentas de la propiedad (intereses por créditos, inversiones y letras del Tesoro).

Después de recortar transferencias, fondos educativos y del transporte a las provincias, Milei tiene a tiro ahora otro botón para presionar a los gobernadoresmunicipios y empresas que reciben subsidios de los fideicomisos. Como una parte importante de dichos fondos surge del Presupuesto, el ministro de Economía, Luis Caputo, es quien transfiere los recursos y tiene el poder de desfinanciarlos.

Los 9 fondos fiduciarios más relevantes:

1) Del Sistema de Infraestructura de Transporte (FFSIT). En 2001 se creó por decreto una tasa sobre el gasoil con el objeto de constituir un fideicomiso para proyectos de infraestructura y la eliminación o reducción de peajes, pero hoy se destina a subsidiar a las empresas de transporte de pasajeros (colectivos y trenes). Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 458.000 millones.

2) PROCREAR. Creado por decreto en 2012, busca facilitar el acceso a la vivienda a través créditos hipotecarios y asistencia financiera. Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 98.000 millones.

3) De Integración Socio Urbana (FISU). Se creó por ley y un decreto en 2019 para mantener la propiedad fiduciaria de la totalidad de los inmuebles identificados en el Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (RENABAP) y de aquellos necesarios o convenientes para realizar obras de vivienda social en barrios populares entre municipios, provincias y organizaciones sociales. Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 105.000 millones, en su mayoría provenientes del Impuesto PAIS.

4) Para la Vivienda Social. Fue creado por ley en 2017 para financiar los programas vigentes de vivienda social e infraestructura básica para hogares de escasos recursos, mediante un sistema de créditos individuales y/o colectivos. Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 161.000 millones.

5) De Desarrollo Productivo (FONDEP). Una ley de 2018 dispuso facilitar el acceso al financiamiento de proyectos que promuevan la inversión o contribuyan al desarrollo de las cadenas de valor en sectores estratégicos para sostener actividades y empresas con elevado contenido tecnológico. Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 160.000 millones.

6) De Garantías Argentino (FOGAR). El objeto de este fondo es otorgar garantías en respaldo de las que emitan las sociedades de garantía recíproca, y ofrecer garantías directas e indirectas, a fin de mejorar el acceso al crédito de las empresas que desarrollen actividades en el país. Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 219.000 millones.

7) Para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas (FFGAS). Creado en 2001, su propósito es financiar compensaciones tarifarias para la Región Patagónica, el departamento de Malargüe de la Provincia de Mendoza y la Región conocida como "Puna", que las distribuidoras o subdistribuidoras zonales de gas natural y gas licuado de petróleo de uso domiciliario, deberán percibir por la aplicación de tarifas diferenciales a los consumos residenciales. Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 78.000 millones.

8) Subsidios a Consumos Residenciales de Gas Licuado de Petróleo. Por ley en 2005, se dispuso para garantizar el acceso al Gas Licuado de Petróleo (GLP) envasado para usuarios de bajos recursos. Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 61.000 millones.

9) De Desarrollo Provincial. Se constituyó por decreto en 1995 para asistir y financiar programas de desarrollo, incremento de la calidad de las prestaciones y fortalecimiento de los sectores de la economía real, educación, justicia, salud y seguridad y la consolidación de la situación fiscal y financiera. Asimismo, según la Ley Complementaria Permanente de Presupuesto de 2014, asiste a las provincias y a CABA para la atención de los déficits financieros y regularizar atrasos de tesorería en concepto de salarios y servicios esenciales. Al tercer trimestre de 2023, recibió $ 127.000 millones.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...