Economía y Empresas > CRÍTICAS AL GOBIERNO

Murro, por fuera del protocolo, volvió a cruzarse con gremiales del agro en almuerzo de ADM

Cuatro cámaras se mostraban preocupados por el estancamiento de la actividad y la pérdida de empleo

Tiempo de lectura: -'

22 de agosto de 2018 a las 17:10


Cuatro presidentes de las principales cámaras empresariales del país respondieron este miércoles en el complejo Punta Cala a la consigna De aquí a 2020: ¿qué falta para que el país siga creciendo? En el tradicional almuerzo anual que la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) realiza con el sector empleador, hubo varias coincidencias en el diagnóstico y en las medias que requiere el productivo para recobrar impulso. El titular de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara, el de la Cámara Nacional de Comercios y Servicios, Julio César Lestido, el de la Asociación Rural, Pablo Zerbino, y de la Construcción, Ignacio Otegui, desgranaron por separado sus planteos, aunque en más de una oportunidad hubo coincidencias en las diapositivas sobre temas como la pérdida de empleo o el estancamiento de la economía de los últimos años.

Tradicionalmente las autoridades de gobierno que integran el panel de invitados que está junto a la mesa de oradores en los almuerzos de ADM no intervienen en el intercambio o la etapa de preguntas al público que se abre sobre el final. Sin embargo, este miércoles hubo una excepción con el ministro de Trabajo Ernesto Murro. Ante una pregunta de un asistente, el moderador, el periodista Nicolás Lussich, invitó al jerarca a contestarle. Entonces el ministro tomó el micrófono para responder a una inquietud sobre qué papel debería tener el Estado a la hora de articular las diferencias que existen entre empresarios y trabajadores.


Es que durante el almuerzo varios de los dardos que lanzaron los presidentes de las cámaras fueron directamente al área que ese jerarca dirige. "Vine a escuchar con mucho gusto a los presidentes de las cuatro cámaras. Creo que es una novedad", le comentó Murro con micrófono en mano al presidente de ADM Jorge Abuchalja sobre el hecho que un invitado tenga participación en un almuerzo. "Voy a hacer un esfuerzo por no opinar. Hay cosas que estoy de acuerdo, otras que no", indicó. En ese sentido, dijo que estaba "muy de acuerdo" con la cultura del trabajo que reclaman los empresarios y que esa tema es la "directriz principal" de su cartera en este período.

Por otro lado, volvió a hacer hincapié en que su apuesta es a que exista diálogo y "más y mejor negociación colectiva", y rechazó la posición de las gremiales rurales de retirarse de los Consejos de Salarios como ya lo hicieron durante la ronda anterior porque se perjudican los propios productores. Zerbino rebatió esa posición y dijo que cuando las pautas salariales se apartan de la productividad, el que termina perdiendo es el empleo rural.

Tarifas, atraso cambiario y gasto del Estado

Los reclamos de las gremiales volvieron a girar sobre las elevadas tarifas de los combustibles como el gasoil y el fueloil, la energía eléctrica, el atraso cambiario, la falta de tratados internacionales para mejorar el acceso de los productos uruguayos en el exterior, así como el deterioro de la cultura de trabajo en un contexto donde si algo no abunda es el empleo.


Por el lado de las críticas, no faltó la referida al gasto público creciente del gobierno que deriva en un déficit fiscal que no "deja margen de maniobra" para que el Estado puede resignar recursos para apuntalar al sector productivo. "Dudo que la economía esté creciendo. Ciertamente no hay crecimiento sostenible. No hemos crecido en educación básica con resultados que han retrocedido a pesar de los recursos dados", se lamentó Lestido.

"Falta de puntualidad, presentismo y alta rotación de personal son problemas cada vez mayores. Ojalá la nueva ola inmigratoria nos dé un sacudón", dijo el presidente de la Cámara de Comercio, Julio César Lestido.
En tanto, Murara recordó que desde 2014 el PIB empresarial está "estancado" respecto a la economía en general, y que eso se ve reflejado en la producción el "núcleo duro" de la industria -deja de lado las zonas francas, la refinería y las plantas de celulosa-. Añadió que ello explica la pérdida de 48 mil empleos en la economía hasta la fecha y de 10 mil solo en el primer semestre de este año. El empresario industrial advirtió por una rentabilidad en "mínimos históricos" con una inversión que se encuentra en "retirada". Sobre ese punto Zerbino acotó que en los últimos años muchos empresarios uruguayos optaron por invertir en Paraguay o Bolivia por la rentabilidad que perdió el país en los últimos años.


Por su parte, Otegui alertó por la necesidad de mejorar la educación porque ello es clave para la seguridad públicas. Dijo que se no ataca ese problema el país va a tener un problema de "convivencia". "Si no se mejora la seguridad pública, la sociedad uruguaya va ingresa a problemas que no deseamos", advirtió.

"La productividad sectorial hay que seguir mejorándola. No es solamente que los trabajadores cumplan con su trabajo, es también que los empresarios hagan bien sus tareas", dijo el presidente de la Cámara de la Construcción Ignacio Otegui.

Finalmente, el presidente de la ARU aseguró que el déficit fiscal es la "madre del borrego" y consideró como muy poco probable que el gobierno cumpla con la meta de llevar el rojo de las cuentas públicas al 2,5% del PIB para 2020 como lo trazó en la última Rendición de Cuentas. En los 12 meses a junio el déficit se ubicó en 4% del PIB, esto es unos US$ 2.459 millones. Asimismo, se mostró preocupado porque el sector exportador "está en problemas". En ese sentido, dijo que desde el 2000 hasta 2018 el tipo de cambio real ha estado un 32,2% por debajo del promedio. "Nos volvimos un país caro con fundamentos de país barato. Tenemos 600 mil uruguayos viviendo afuera. Los jóvenes no ven a Uruguay como una oportunidad de trabajo", afirmó Zerbino.


Añadió que aún con un dólar más alto en los últimos meses continúa existiendo un rezago cambiario que complica la competitividad. "Nuestro país no registra salida del atraso cambiario sin crisis", alertó.
También Zerbino reclamó al gobierno por una mejora en la inserción internacional para que el país pueda ponerse a rueda respecto a sus competidores directos -como Nueva Zelanda o Australia- en mercados como el de China, Japón o EEUU.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...