Espectáculos y Cultura > PAUSA

Nadie quiere financiar las películas de Woody Allen y por eso se tomará un descanso

El cineasta estrenó al menos una película por año desde 1981, pero esa racha se verá interrumpida por la falta de apoyo económico, con el trasfondo del resurgimiento de las denuncias de abuso de parte de su hija

Tiempo de lectura: -'

30 de agosto de 2018 a las 09:11

De forma ininterrumpida desde 1981, el cineasta estadounidense Woody Allen ha lanzado al menos una película como director y guionista por año. En ese período de su carrera se encuentran algunas de sus historias más destacadas, como La rosa púrpura del Cairo, Vicky Cristina Barcelona, Hannah y sus hermanas o Blue Jasmine

Pero ahora, por primera vez en 37 años, Allen pondrá pausa a ese maratónico ritmo. Luego del estreno este año de A rainy day in New York, el director tendrá un año libre de novedades en 2019, a pesar de que mantiene un contrato con la empresa Amazon, que ha producido sus filmes más recientes.

El sitio The Hollywood Reporter señala que Amazon está dispuesta a rescindir el contrato con el realizador de 82 años, a pesar de que eso implique un pago millonario. El gran problema de Allen es que no está logrando encontrar quien termine de financiar sus próximos proyectos. "A Woody le encanta trabajar. Nunca se va de vacaciones, pero se va a tomar un descanso este año hasta que encuentre un patrocinador", dijo al sitio PageSix una fuente que pidió anonimato.

Woody Allen tiene un contrato millonario con Amazon, pero el gigante de ventas online está dispuesto a rescindir ese acuerdo

Una de las razones para este cambio de postura de parte de los financistas puede estar en el surgimiento de movimientos como #MeToo, y la creciente lista de denuncias de abuso sexual que se han registrado en Hollywood. Uno de los hijos del director, Ronan Farrow, realizó una de las investigaciones publicadas en 2017 sobre el productor Harvey Weinstein y su historial de abusos, que abrieron las puertas a las denuncias. Y su hija, Dylan, ha reiterado sus relatos sobre como fue abusada por Allen en su infancia. 

El director siempre negó esas acusaciones, la Justicia no tomó acciones sobre ellas a lo largo del tiempo, y Allen ha sido acusado en otros momentos sin que eso afectara su carrera. Pero en este nuevo contexto se ha generado una mayor toma de distancia del cineasta: los actores de A rainy day in New York donarán su sueldo a organizaciones que ayudan a las víctimas de abuso, estrellas que han trabajado con él en el pasado han determinado no volver a hacerlo y demostraron arrepentimiento por haberlo hecho.

Lea también: ¿Por qué Woody Allen no cae?

"Woody Allen siempre consiguió fantásticos actores. Las estrellas trabajaban por un salario mínimo porque les daba prestigio, pero con el movimiento #MeToo, ahora él es tóxico", dijo un productor de cine de Hollywood, según PageSix.

El medio apuntó asimismo que Allen ya tenía problemas para encontrar financiación para sus cintas incluso antes de #MeToo, y que la fuente subrayó que "sus películas no hacen dinero". "Durante años, ha estado pasando de una de un patrocinador a otro. Incluso ha ido a Europa, pero ya se ha quedado sin opciones", agregó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...