Cargando...
Eduardo Bonomi, exministro del Interior

El Observador 30 años > HISTORIAS DE LA REDACCIÓN

Periodistas colados: la alianza del Foro Batllista con Batalla y Bonomi en el comité de base

Participar desde adentro de reuniones cerradas o infiltrarse en ámbitos reservados para poder contarlo

Tiempo de lectura: -'

25 de octubre de 2021 a las 05:00

Hacia 1994 yo estaba en Economía. El Foro Batllista iba a debatir en una reunión cerrada la alianza con el Partido por el Gobierno del Pueblo de Hugo Batalla. Los de Política me pidieron que tratara de colarme, porque a ellos ya los conocían. Llegué a la puerta de la sala de convenciones en la sede de la calle Martínez Trueba . La reunión había empezado y la puerta estaba custodiada por unas veteranas militantes que vendían pins con la cara de Pepe Batlle y un trozo de tela colorado. Sin dudarlo, saludé, les compré el pin por diez pesos, me lo puse en la solapa del saco lo más visible que pude y entre con ese "camuflaje" sin pensarlo mucho. Me fui a sentar al fondo de la sala, al lado de un parlante y grabé todo. Y luego lo publicamos, claro, para furia de algunos dirigentes colorados.

De colorado a blanco

Ese mismo 1994 hubo una convención del Movimiento Nacional de Rocha en el Club Atenas y también me pidieron que me colara. Rodolfo Nin Novoa ya manejaba irse al Frente Amplio y el ambiente era caldeado. Me senté en las gradas intentando pasar desapercibido. Héctor Clavijo, dirigente rochano, estaba de "patrullaje" verificando que los convencionales efectivamente lo fueran. Sus ojos se posaron en mí y me miraba y me miraba, desconfiado porque no me identificaba. En ese momento, quien presidía la convención, dijo " los señores convencionales por la afirmativa, sírvanse manifestarlo". Entonces, me iluminé, puse cara de circunstancias y levanté el brazo, por lo que "voté". Por supuesto, que no sé lo que voté. Pero Clavijo siguió su camino y luego pude contar en una nota lo que ocurrió en la convención. Con diferencia de pocos días fui dirigente blanco y colorado.

Juan Pablo Correa
Periodista de Economía 1990-1999

Infiltrada en un comité de base

Una de las cosas más apasionantes para el periodista es poder colarse en ámbitos reservados, o dónde los políticos hablan con libertad sin que sepan que uno está presente. Los comités de base son un ejemplo de ámbitos de militancia íntima dónde algún jerarca siempre se sincera. Por eso el 25 de agosto, día del comité de base, tratamos siempre de estar en alguno de los encuentros de jerarcas con la militancia de base. En el año 2012 viví una de esas anécdotas que me quedaron grabadas y siempre cuento.

Era sábado y me tocaba mi guardia mensual. Gabriel Pereyra, que era el jefe de redacción que también estaba trabajando, me pidió que fuera a escuchar al entonces ministro del interior Eduardo Bonomi en el Barrio Industrial

Llegué con el fotógrafo pero le dije que hiciera como que no me conocía. Me senté entre el apabullante público femenino, eran 12 mujeres y tres hombres. Me ubiqué en la segunda fila justo detrás de una de las mujeres para evitar que me viera directamente por si me ubicaba. No podía tomar notas en una libreta pero saqué mi blackberry y le envié a Gabriel por mail lo que decía el ministro. En aquel momento no existía el WhatsApp pero el mail me pareció una buena manera de pasarle la información para que fuera escribiendo. Le fui pasando frases en varios mails con la intención de avisarle cuando terminara la actividad para que publicara la noticia en la web. La charla se puso interesante y Bonomi admitió que era muy probable que la coalición de izquierda perdiera votantes que los habían acompañado en las elecciones de 2004 y 2009. "En 2004 y 2009 nos acompañó gente que no sé si ahora nos va a acompañar. No digo que no vamos a ganar pero hay que lograr que gente de abajo nos acompañe", insistió.

Cuando todavía seguía hablando se abrió la puerta y entró la diputada Susana Pereyra, esposa del ministro. Se acercó con el celular en la mano mostrándole algo. Bonomi miró la pantalla y con una mirada punzante hacia el público. 

"Miren lo que publica El Observador", empezó a decir levantando la voz. En el celular se leía la noticia titulada: “Bonomi dijo que el FA perderá votantes”. Los militantes se miraban entre sorprendidos e indignados. Un calor me corrió por la espalda y me subió a la cara. Hacía mi máximo esfuerzo por disimular. Para mi alivio una de las señoras sugirió que el fotógrafo que había estado debía haber pasado la información. Pero el ministro no se mostró muy convencido y seguía mirando hacia los presentes que giraban las cabezas y se miraban. Yo hacía lo mismo. No supe si se dieron cuenta y me perdonaron o nadie sospechaba de mi pero me pareció que ese rato fue eterno. Dudé si confesar quién era y defender mi trabajo o directamente huir sin dar explicaciones. Sin pensarlo mucho me paré, abrí la puerta y salí. La noche había caído y avancé por las calles desoladas de un barrio que no conocía en busca de un taxi que me llevara a la redacción

 

Natalia Roba
Periodista, editora y actualmente editora jefa (2007 a la actualidad)

*Este artículo forma parte de la edición especial 30 años de El Observador.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...