Cargando...

Agro > SANIDAD ANIMAL

Se renueva la batalla contra la mosca de la bichera

Se creó una comisión que busca generar un plan estratégico para reducir los perjuicios causados el gusano barrenador 

Tiempo de lectura: -'

23 de mayo de 2019 a las 17:55

Tres instituciones –el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA)– decidieron sumar esfuerzos en pos de que disminuya el perjuicio que causa el gusano barrenador del ganado (mosca de la bichera) en la ganadería nacional, estimado en millones de dólares por cada año.

En el marco del decreto del ministro de Ganadería, Enzo Benech –del 2 de mayo– creando un grupo ejecutivo para el control de la mosca de la bichera, el miércoles 22 se lanzó ese grupo, que tiene por objetivo generar un plan estratégico para seguir avanzando en la reducción de los perjuicios causados por esta adversidad sanitaria.

Según el decreto, se creó un ámbito ejecutivo de articulación con otros grupos técnicos e instituciones que también trabajan al respecto y la coordinación del grupo estará a cargo del SUL.

 

Las cuatro acciones

Romeo Volonté, gerente del SUL, expresó a El Observador que se contará con un plazo de 180 días –desde el 2 de mayo– para elaborar un plan estratégico o los lineamientos para el control de la bichera y su posterior erradicación.

En principio se han decidido cuatro acciones.

En primer lugar, se hará una recopilación de los antecedentes en el control de la plaga. “Hay varios antecedentes, por ejemplo un plan piloto que se hizo en 2009 en el norte del país con la liberación de moscas estériles, la tecnología que se evalúa para la campaña de control”, comentó el gerente.

 

 

Una segunda acción es la estimación de las pérdidas anuales que produce la bichera de forma directa e indirecta. En ese sentido, Volonté hizo referencia a la existencia de un grupo técnico contratado por la Agencia Internacional de Energía Atómica que se encuentra desarrollando un estudio sobre el impacto de esta problemática. La idea es adecuar ese trabajo a la realidad de Uruguay.

La tercera acción que fija este grupo de trabajo es una recomendación sobre la estrategia de control y los costos asociados. “Esto es cuál va a ser la estrategia; si va a ser una liberación de moscas irradiadas, si éstas van a provenir de la planta que tiene la Copec en Panamá o si se van a tomar otros caminos”, puntualizó.

La cuarta tarea, es la evaluación de la normativa actual y determinar los ajustes que sean necesarios.

 

 
Pérdidas millonarias

Respecto a los datos de pérdidas dada esta problemática en términos monetarios, Volonté explicó que "son muy variados".

“Hay desde análisis que van de los US$ 14 millones hasta estudios de la FAO de US$ 200 millones. Lo que pretende llegar este grupo es a un número más aproximado a la realidad”, apuntó.

Desde su punto de vista, no hay dudas de que hay pérdidas que son tangibles como la mortandad de animales o la cantidad de productos veterinarios que el criador tiene que gastar para controlar la plaga. También, comentó, hay otra cantidad de pérdidas intangibles como, por ejemplo, el tiempo que el productor debe destinar a eso en perjuicio de otras actividades.

“También juega en contra un tema de desánimo en el productor, que ve que es una batalla desigual poder controlar la bichera. Por más que recorra y recorra el campo y cure, es un número importante de animales que, en el caso de los ovinos, terminan muriendo”, afirmó.

 

 
Influencia en el stock ovino

Según datos difundidos por el Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), al 30 de junio de 2018 se reportó la existencia de 6.334.100 cabezas ovinas, es decir 227.400 menos que un año antes.

Respecto a eso, Volonté mencionó que son muchos los factores que determinan el número del stock ovino, aunque es “ineludible” que, erradicando este problema el impacto puede llegar a ser “muy favorable” para las potencialidades de desarrollo del sector ovino y también el ganadero en general.

“Depende de otras cosas, hay otros problemas que está teniendo la producción ovina como el abigeato, los perros salvajes y los predadores que determinan la decisión del productor de apostar a un sistema de producción con ovinos o no. No tenemos ninguna duda de que la bichera hoy es uno de esos elementos que está jugando muy en contra”, concluyó.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...