Nacional > Arresto ciudadano

Vecinos detuvieron y golpearon a un delincuente ante la mirada de la policía

Jefatura de Canelones inició una "investigación de urgencia"

Tiempo de lectura: -'

30 de julio de 2018 a las 13:15

La Jefatura de Policía de Canelones hará una "investigación de urgencia" sobre el accionar de los policías que participaron, junto con un grupo de ciudadanos, en la detención de una pareja que había robado una pollería en el kilómetro 3 de Camino al Paso del Andaluz, en las inmediaciones de la localidad de Casarino, Canelones. Según supo El Observador, la investigación fue solicitada por el propio director nacional de Policía, Mario Layera.

En un video difundido por el periodista Miguel Chagas se ve cómo cinco ciudadanos golpean a uno de los detenidos en el rostro, lo insultan y luego lo hunden en un agua con lodo en donde estaba tirado y acorralado. "¡Está mi hijo chiquito ahí adentro, tiene dos años, perro!", grita uno de los hombres, antes de abofetearlo en la cara con un champión. Lo estaba ahorcando y ya le había pegado segundos antes con tanto impulso, que le volteó la cara a la víctima.
Esa escena transcurre ante la pasividad de un policía -ya identificado por las autoridades- que miraba la escena sin detener las agresiones, pidiendo tímidamente que le entregaran al sospechoso.

"Vamos a hacer una investigación de urgencia", dijo a El Observador el vocero de la policía de Canelones, Hugo Saracho.

Embed

Cuando finalmente el efectivo decide actuar y toma a la víctima del bazo para subirlo hasta su posición, se escucha la voz de un hombre que todavía no había entrado en el cuadro. "¡Dejemelo un poquito a mí, dejamelo un poquito a mí", pedía desesperado el nuevo agresor. Y entonces lo vuelve a bajar y lo hunde en el agua varias veces.

Cuando sus compañeros le dicen "ya está gordo, ya está", este hombre concluye su trabajo con un último golpe en la nuca. "¡No seas malo, bo!", suplicaba la víctima antes de que lo hundiera.

El hombre debió ser internado y los médicos constataron que sufrió fractura de cráneo. La fiscal del caso, Silvia Lovesio, definió a este episodio como "una paliza brutal a uno de los imputados", y dijo a El Observador que investigará todo lo ocurrido.

Una mujer que se presentó como la pareja del delincuente declaró a Telemundo que el hombre debe ser juzgado por el delito que cometió pero reclamó por el proceder de las personas que lo detuvieron. "Que pague lo que hizo, sí, pero no tienen por qué hacer esto. Se metieron 15 personas adentro de un puente, un policía lo esposó de pies y manos, lo metían al agua y lo sacaban y le seguían pegando. No es así", sostuvo.

Según declaró, el hombre se encuentra internado en estado grave y por causa de los golpes perdió un ojo, tiene fracturas en la cara y agua en los pulmones. "Hay cinco videos donde se ve que un policía lo tiene esposado de pies y manos adentro del puente, lo sumergieron para ahogarlo", dijo. También agregó estar al tanto sobre la investigación de la policía pero reclamó que aún no haya detenidos.

El hombre golpeado, había participado este domingo al mediodía junto a una mujer del asalto a mano armada de una pollería en Casarino (Canelones). La mujer, que también fue detenida y conducida ante la Justicia, fue condenada este lunes a tres años de prisión por un delito de rapiña agravado por la pluriparticipación y el uso de armas en el grado de tentativa.

Si bien este delito tiene una pena mínima de cinco (5) años y cuatro (4) meses de prisión y una máxima de 16 años penitenciaría, la Fiscalía negoció una pena menor a cambio de que reconozca su participación en el robo.

El robo que terminó en golpiza

Según se extrae del documento de la fiscal, el hombre y la joven llegaron a la pollería ubicada en la localidad de Casarino en una moto sobre las 13 horas del domingo. Al entrar, el delincuente sacó dos armas de fuego con las que amenazó al propietario del comercio y a su hija, mientras que su compañera se quedó parada viendo la escena.

Con una de las armas en la cabeza de la hija del comerciante y mediante amenazas de muerte, ambos delincuentes lograron hacerse de unos $ 15 mil antes de darse a la fuga. Unos vecinos del lugar decidieron salir a buscarlos y fue así como a unos 500 metros del local lograron capturar a la joven, la cual fue entregada a la policía.

El hombre fue detenido más tarde, aunque corrió con menos suerte, y los vecinos decidieron darle una golpiza.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...