19 de mayo 2024
9 de abril 2024 - 15:44hs

Hace poco más de una semana, la vida de Carlos Ramos, un comerciante de la ciudad de Corrientes, experimentó un cambio drástico e inesperado. Harto de los constantes robos y la falta de respuesta por parte de las autoridades, se encontró en la calle con un ladrón que lo había asaltado dos veces en menos de una semana, y lo confrontó, resultando en un fatal disparo en el pecho.

Ramos fue detenido, pero recientemente ha sido puesto en prisión domiciliaria por orden de la jueza Josefina González Cabañas, aunque continuará siendo parte del proceso legal. En su vecindario, ahora es conocido como el "justiciero", y se están organizando colectas para cubrir los gastos de su defensa.

Según la reconstrucción de los hechos, todo comenzó cuando la esposa de Ramos alertó sobre un robo en su hogar. Con la ayuda de las cámaras de seguridad, Ramos identificó a los delincuentes y acudió a la comisaría 21 para denunciar el crimen, pero los ladrones solo fueron detenidos por unas pocas horas. Los criminales volvieron a la calle y continuaron hostigando y burlándose del comerciante cada vez que se encontraban con él. La situación llegó a su límite el miércoles pasado, cuando volvieron a robar en la casa de Ramos.

Al día siguiente, mientras conducía su automóvil, Ramos se cruzó con los sospechosos en una intersección y reaccionó: sacó un arma y disparó dos veces. Uno de los disparos alcanzó a Emanuel Ponce, un hombre de 32 años con antecedentes delictivos. Su cómplice, conocido como "Martincito", fue el único testigo directo del incidente. A pesar de escapar del lugar, Ramos fue arrestado horas más tarde. Las autoridades confiscaron el arma que utilizó en el tiroteo.

La colecta solidaria de los vecinos para pagar los honorarios del abogado


La falta de antecedentes penales de Ramos, su papel como proveedor principal de su familia y su cooperación con la investigación fueron considerados por la jueza Cabañas al otorgarle la prisión domiciliaria.

Mientras tanto, amigos y familiares del comerciante, así como algunos vecinos, han iniciado una campaña en las redes sociales para recaudar fondos y pagar los honorarios de un abogado, ya que Ramos aún enfrenta cargos y podría ser condenado por el incidente. Este fin de semana, por ejemplo, organizaron la venta de 50 porciones de pollo con arroz para contribuir a su defensa.

"El justiciero necesita nuestra ayuda para pagar los honorarios de su abogado. Familiares y amigos están con él. Es indignante ver cómo un trabajador está tras las rejas mientras los que lo atacaron están libres como si nada. La comisaría 21 ha sido totalmente ausente, nos han dejado en la estacada. Ramos está detenido por hacer justicia por mano propia", expresó un usuario en las redes sociales.

Temas:

Corrientes

Más noticias

Te puede interesar