16 de mayo 2024 - 10:42hs

Manteniendo su autenticidad y sin preocuparse por la opinión de los demás, Susana Giménez compartió cómo se siente al comenzar una nueva etapa en su vida, a punto de cumplir 80 años. La icónica presentadora de televisión reveló su enfoque sobre el paso del tiempo y explicó por qué no tiene planes de someterse a cirugías estéticas.

"Ahora que cumplí 80, es un dolor de huevos decirlo, pero no. Porque a mí no me importa nada, yo me veo brutal, estoy llena de vida, gracias a Dios sana, que eso es increíble", expresó Giménez en una conversación con Héctor Maugeri para su programa en Net Tv. Estas palabras fueron compartidas por Ángel de Brito en su programa de LAM.

N2UPksdZ-34105382.mp4

Las declaraciones de la conductora sorprendieron al periodista, quien reaccionó ante la mención de la edad de la diva. "Y ya está, es la vida, todos tenemos que saber que vamos a envejecer y lo tenemos que aceptar porque si no te transformás en una persona que no fuiste. Si vivís con odio mirándote. Yo no me voy a hacer nunca más una cirugía en mi vida, nada. Me voy a retirar cuando tenga ganas, de todo. Como hice con el teatro, también voy a hacer eso. No porque tenga el síndrome de Greta Garbo, si no porque llega un momento que también te cansás de siempre lo mismo. Es divino todo lo que me pasa, pero la verdad que no me importa", agregó Giménez.

Más noticias

La reacción de sorpresa del comunicador ante las palabras de Susana fue evidente. "Me quedé sorprendido que hayas nombrado ‘80′", comentó. La diva, sin complicaciones, respondió: "¿Pero no viste la fiesta que hice y puse 80? No me importa, había que hacerlo para zafar".

Miguel Romano arremetió contra Susana Giménez

Las palabras de la destacada personalidad televisiva cobran aún más relevancia después de que su ex peluquero, Miguel Romano, criticara el estilo que luce a su edad. En una conversación con A la tarde, Romano afirmó: "Una señora de 80 años no puede estar con ese pelo tan largo". Además, reveló: “Fueron 51 años que yo la atendí constantemente. Desde que se fue a Uruguay prácticamente no la veo”.

HsN8Rjgg-34105381.mp4

Cuando la conductora le preguntó si ya no era su peluquero, Romano respondió: "No sé, porque no voy a Uruguay". Luego, explicó que su molestia se originaba porque la persona que ahora la peina solía trabajar con él, y expresó su deseo de no querer seguir siendo Miguel Romano.

Además, el estilista continuó desacreditando la apariencia de la diva y criticó a su nuevo peluquero: "Cuando se cumple una edad, hay que respetar la edad y el look. Ella es una estrella maravillosa, pero el peinador que hoy la atiende...Desde que se fue a Uruguay, Susana no vino más a la peluquería. Cada uno hace lo que siente por dentro. Hoy me enteré de que fue a comer al restaurante de al lado de mi casa".

En una entrevista con LAM a mediados de 2023, Romano reveló la razón de su enojo con la diva: “Está con un peinador que trabajaba conmigo. Me siento como un boludo: ‘Hola, Miguel. Me estoy peinando con Mateo’. Me da lo mismo. Ya no quiero ser Miguel Romano, ya lo soy”.

3XSHX7ETUJCWVEXTJ7O7KMWXFQ.avif

Además, explicó la fuente de su resentimiento hacia Giménez. "Me enteré, por otra boca, que había llevado a Punta del Este a un asistente mío. Me hubiese gustado que me lo dijera ella, no había ningún problema. Después de cincuenta años de ser su peluquero, de estar al lado de ella, me hubiese gustado que me lo dijera. Me dolió porque la quiero mucho, es como una hermana para mí. En las buenas y en las malas siempre estuvimos juntos", comentó Miguel en aquel momento.

También contribuyó a su disgusto la distancia con la figura televisiva, dado que esta optó por vivir en Uruguay. Durante una entrevista con Socios del Espectáculo, Romano expresó: "Yo no puedo dejar mi peluquería e ir a Punta del Este para dedicarme a ella. Hoy no se usan los peinados que se usaban antes tipo Ivana Trump, recogidos; ahí estaba yo. Pero ahora, le lavás la cabeza con un shampoo bueno, un buen brillo y ya está". En estas palabras, hizo una referencia al trabajo de Osvi, quien fue su asistente y luego se convirtió en el encargado de peinar a la diva.

2RM7APMEHJD5DB5LXX6F4GIXY4.avif

El inicio de su relación tampoco fue sencillo. Todo comenzó hace 50 años cuando la conductora, aún sin el título de diva, se presentó en la peluquería de Romano, quien inicialmente se negó a atenderla. "Llegó un día a mi peluquería y me dijo: ‘Miguel, quiero que me peines’. 'Yo no peino modelos, peino estrellas', le dije", recordó.

Luego, el peluquero continuó con la anécdota: "Entonces llamé a Oscar para que la peine. ‘¿Cómo no me vas a peinar vos? Mirá, te lo voy a decir, vos vas a ser exclusivo mío, acordate’, dijo Susana. Exactamente, ella sabía donde iba a llegar". Desde ese momento, la diva y el estilista formaron una de las relaciones más sólidas del mundo del espectáculo.

Temas:

Susana Giménez Miguel Romano

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos