15 de mayo 2024 - 20:01hs

Después de la reciente postergación del dictamen de comisiones en el Senado sobre el proyecto de Ley Bases y el pacto fiscal, la preocupación en el Gobierno aumenta debido a la falta de consensos para obtener los votos en el Senado. Están explorando alternativas para presionar con el Pacto de Mayo. Aunque se había sugerido que podrían postergar la fecha hasta junio o incluso julio, Javier Milei está considerando mantener el evento el 25 de mayo con un cambio total de formato, sin políticos, y con un discurso “muy picante” contra la dirigencia.

La ceremonia del Pacto de Mayo estaba inicialmente planeada para realizarse en el Palacio de Justicia, con la presencia de la mayoría de los gobernadores, algunos ex presidentes, líderes de partidos políticos y representantes de todas las áreas de la vida pública, desde el sindicalismo hasta la Iglesia. Ese día, los gobernadores provinciales y Milei firmarían el documento de 10 puntos para el desarrollo del país que el Presidente presentó en la Asamblea Legislativa.

Sin embargo, los planes comenzaron a complicarse esta semana, cuando varios senadores que el Gobierno daba por hecho que apoyarían la ley Bases comenzaron a dudar de su apoyo durante el debate en comisiones. Y el Presidente, preocupado por no aparecer como el gran derrotado, había considerado postergarlo hasta junio o julio. Pero hoy, en un clima de efervescencia en Balcarce 50, decidió que, si no le aprueban la ley, llevará a cabo el Pacto de Mayo de todas formas, pero sin “la casta”.

Más noticias

Un Pacto de Mayo "alternativo"

El lugar, en este caso, sería el Cabildo de Córdoba. Y no habría ni un solo invitado de “la política”, ni siquiera el gobernador anfitrión, Martín Llaryora, que esta semana mostró malestar por los planes de dilatar el acto por la falta de ley. Los firmantes, en tal escenario, serían los propios ciudadanos. “Si la política no acompaña, el pacto se firmará con la ciudadanía”, explicaron. No todo está dicho, y son varios los mandatarios que insisten en que se mantenga. Esta tarde, por ejemplo, el santafecino Maximiliano Pullaro dijo, como si nada, que estaba decidido a asistir porque “cree en la importancia del diálogo”.

La decisión de cambiar el formato del evento político se tomaría el viernes si el oficialismo no logra emitir dictamen y reunir las voluntades para una votación a favor en general de cara al recinto. Si no sale ese día, no tendrán tiempo para aprobarlo, especialmente si respetan el plazo de siete días entre el dictamen y el debate en el recinto que impone el reglamento del Senado.

En el Gobierno están convencidos de que los opositores “duros” quisieron boicotear el Pacto de Mayo, y sospechan que la propia vicepresidenta facilitó el camino para entorpecer el recorrido de la Ley Bases, con sus privatizaciones, desregulaciones, reformas laborales y régimen de incentivos para las grandes inversiones que consideran claves para mejorar la economía en la fuerte crisis. Sea como fuere, creen que saldrán ganando. En ese caso, Milei podrá decir que tenía razón cuando adelantó, el 1° de marzo, que no confiaba en que lo acompañarían.

Temas:

Pacto de Mayo ley bases Javier Milei

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos