25 de junio 2024 - 9:32hs

Loan Danilo Peña desapareció el jueves 13 de junio después de un almuerzo familiar en la casa de su abuela en la localidad de 9 de Julio, en el interior de la provincia de Corrientes. En las primeras horas, la versión difundida señalaba que el pequeño de 5 años se había perdido cuando fue a buscar naranjas con su tío y una pareja amiga. Sin embargo, con el correr de los días las versiones sobre las circunstancias de su desaparición fueron variando hasta que este fin de semana la investigación dio un vuelco que desembocó en el traspaso de la causa, este lunes, a la Justicia federal, que ahora investiga el caso como trata de personas.

A poco de que se cumplan dos semanas desde la desaparición del niño, son seis las personas detenidas, cinco de ellas por “captación de personas con fines de explotación”, mientras que el otro, el comisario Walter Adrian Maciel, es acusado de encubrimiento. Los detenidos son: el ex marino Carlos Guido Pérez y su esposa la funcionaria municipal María Victoria Caillava; el tío de Loan Bernardino Antonio Benítez, y la pareja de amigos suyos Daniel “Fierrito” Ramírez y Mónica del Carmen Millapi.

Estos son algunos de los hechos que la Justicia ha podido probar hasta el momento.

Más noticias

La primera visita de Loan a la casa de su abuela, a caballo junto a su padre

Embed - El último video de Loan yendo en caballo a lo de su abuela junto a su papá

Según han podido determinar los investigadores, Loan Danilo Peña le insistió a su padre, José Peña, para acompañarlo a la casa de la abuela paterna Catalina. Después de tener el permiso de la madre del nene, ambos fueron en caballo hasta la propiedad ubicada en el paraje Algarrobo, en la pequeña localidad correntina de 9 de Julio. El chico de 5 años iba por primera vez. En el camino, fueron captados por una de las pocas cámaras de seguridad que se encuentran en la zona -un paraje rural del interior correntino-.

Un almuerzo en el que todos son sospechosos

CNAB4PWSTVBRBOS5FWDR263Q2M.png

En la casa de la abuela Catalina, Loan y su padre participaron de un almuerzo en el que, en total, había 14 comensales. Como hacía calor, la mesa fue instalada en una galería de la vivienda -una construcción muy humilde-. Entre los comensales se encontraban el tío de Loan, Antonio Benítez, y una pareja amiga de él, Daniel “Fierrito” Ramírez y Mónica Millapi, además de la funcionaria municipal María Victoria Caillava y su esposo Carlos Pérez, allegados a la abuela. En la actualidad, todos ellos están detenidos.

Una foto, muchas especulaciones

loan-danilo-peña.webp

Existe dos fotos del almuerzo: en una se ve al padre, José, cortándole la comida al pequeño. Luego, hay otra foto de Loan, que habría sido tomada por su prima. Esta foto dio lugar a innumerables especulaciones: su tía le dijo al canal TN que la foto la tomó su hija “porque es su primo”. Quienes intentan encontrar indicios sobre el futuro de Loan creen que la foto pudo haber sido tomada para ofrecer al pequeño a un potencial apropiador.

La excursión al naranjal, en duda

OE5BCCR2UBDQXLR7DROK2DLSR4.png

En un primer momento, el relato de los presentes señalaba que Loan había ido a buscar naranjas con su tío, una pareja amiga de él y otros cuatro nenes hasta un naranjal que está a unos 500 metros de la casa de su abuela. Según decían su tío Antonio Benítez, y la pareja amiga de él Daniel “Fierrito” Ramírez y Mónica Millapi, el niño se había adelantado al grupo y en algún momento había confundido el camino. Luego de varios días de haber montado un importante operativo de búsqueda, sumado a varios indicios, los investigadores pusieron en duda ese relato.

Si no se perdió, ¿qué pasó con Loan?: el rastro en la camioneta

Los perros de la policía de Corrientes y de la Policía Federal Argentina que participaron de la búsqueda de Loan no lograron seguir su rastro más allá de algunos metros de la casa de su abuela. Según explicaron los fiscales, los canes seguían el olor del pequeño hasta un lugar en el que terminaba abruptamente. Por eso, con el correr de los días surgió una nueva hipótesis: en realidad, Loan nunca fue a buscar naranjas y, en cambio, habría sido subido a la Ford Ranger blanca de Carlos Pérez, donde un perro halló un rastro del pequeño.

Caillava y Pérez se habían retirado del almuerzo con la excusa de ir a ver el partido de River, que jugaba ese día a las 15 ante Deportivo Riestra por la Liga Profesional.

Loan habría sido trasladado en otro automóvil: el rastro en el Ford Ka rojo

Hacia fines de la semana pasada, los perros fueron contundentes: Loan había estado en el Ford Ka rojo propiedad de Caillava y Pérez. El rastro era indudable, según los canes. El matrimonio había usado el auto para ir a la ciudad de Resistencia, Chaco, con la “autorización” del jefe de policía local.

Los investigadores creen que el matrimonio habría subido al nene a la camioneta hacia el pueblo de 9 de Julio, allí lo cambiaron al Ford Ka rojo, con el que lo trasladaron probablemente a Chaco.

Sin embargo, todavía los investigadores buscan determinar si efectivamente el nene estaba arriba del Ford Ka rojo. Para Roberto Méndez, abogado del padre de Loan, no hay dudas: “Nos costó tiempo dar con la pista clave, ahí tenemos los móviles que se usaron para el traslado de Loan”. “Esto fue premeditado para sustraer a alguno de los niños que estaban ahí e hicieron fotos de todas las criaturas, iban a levantar a cualquiera de los chicos. Loan cayó en el lugar equivocado, en el momento equivocado”, dijo el abogado.

El video que abona la coartada de Caivalla y Pérez

Embed - El video de Carlos Pérez y María Victoria Caillava el día después de la desaparición de Loan

El matrimonio señalado como quienes entregaron a Loan argumentaron que fueron a Corrientes capital por un turno médico. Este lunes, la cadena de noticias TN dio a conocer un video que muestra a Caivalla y Pérez a bordo del Ford Ka rojo rumbo a Corrientes Capital a media mañana. Luego, la mujer se bajó del vehículo y entró en un domicilio que sería un centro de salud, dato que ratificaría su coartada del turno médico. Hasta el momento no hay testigos ni registros que avalen lo que hicieron tras la desaparición del niño.

Dónde estuvo el auto que habría trasladado a Loan

El viernes 14 de junio, a las 22.05, el Ford Ka quedó grabado por otra cámara en un estacionamiento ubicado en la calle Necochea, en el departamento que Pérez alquila junto a su esposa en Resistencia. Este fin de semana se realizó un allanamiento en ese lugar, donde los investigadores encontraron armas y dinero, pero no había rastros de Loan.

El viaje de Pérez y Caillava

El matrimonio declaró este lunes ante la Justicia, 48 horas después de haber sido detenidos. La coartada que ensayaron intentó justificar su presencia en el municipio chaqueño de La Tigra, el pasado 14 de junio, al día siguiente de la desaparición de Loan. La pista indicaba que ambos habían almorzado esa tarde en la mencionada localidad, sin embargo, esto fue descartado por la Policía del Chaco.

Personal de la fuerza de seguridad provincial se acercó hasta dos locales de comidas de La Tigra para corroborar el dato. Primero se dirigieron hacia el Comedor “Urbano Drugstore”, ubicado en calle San Martín N° 875. El lugar es una rotisería donde su propietario negó haber visto a la pareja investigada. Pérez y Caillava habían informado que pararon a comer a las 16.50 horas, y el dueño del local dijo que su comercio solo vende comida para llevar y que su cocinero termina su jornada laboral a las 15 horas.

Luego, la policía fue hasta el Comedor “Terminal Don Pablo”, ubicado en la Terminal de Ómnibus de La Tigra, donde la propietaria aseguró que el matrimonio tampoco estuvo allí. Más allá de las declaraciones de sus dueños, ninguno de los locales cuenta con cámaras de seguridad. Sin testigos ni registros de su presencia, se complica la coartada de la pareja.

El comisario que entorpecía la investigación

El comisario Walter Maciel fue detenido, acusado de encubrimiento por favorecimiento real, calificado por la gravedad del delito precedente y la calidad de funcionario público del autor. Este lunes por la tarde, los fiscales Barry y Castillo aseguraron que, con el correr de los días, se dieron cuenta de que Maciel entorpecía la investigación: “En las marchas, el comisario les daba citaciones a los vecinos para ir al Ministerio Público Fiscal para declarar algo por el hecho (cuando no sabían nada). Ante semejante agravio ante nosotros, comprometía la línea de investigación y nos confundía”. “Nos plantaron el botín, y sabemos que lo hicieron. Confiábamos en la información que nos daba”, sostuvo Barry.

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos