Economía y Empresas > ESTAFA

¿Por qué las llamadas del intento de estafa vienen de Lituania?

ANTEL sugiere no brindar datos personales ni devolver la llamada, y así evitar cargos en su cuenta

Tiempo de lectura: -'

10 de julio de 2018 a las 14:24

Una llamada telefónica desde un número desconocido con característica (+370665) que pertenece a Lituania sorprendió a varios uruguayos en las últimas horas.

El Ministerio del Interior informó este martes que la policía ha recibido denuncias y se encuentra trabajando en el tema.

Embed

Desde el departamento de comunicaciones de ANTEL se informó a El Observador que se recomienda a los clientes no atender ni devolver llamados que se reciben desde números extraños para evitar cargos en su cuenta. Además, en su cuenta de Twitter la empresa informó que a la brevedad los números serán bloqueados para evitar que se comuniquen con sus usuarios.

Según dijo una fuente de ANTEL a El Observador, estas llamadas corresponden a un tipo de estafa conocida como Wangiri, palabra de origen japonés que significa “llama y corta”. La organización detrás de la maniobra adquiere una serie de números “0900” a través de los cuales llaman a una gran cantidad de números al azar ubicados en otro país.

La computadora que utilizan los estafadores está programado para cortar tan pronto como sea posible, de modo que las victimas no llegan a atender el teléfono pero sí ven que tienen una llamada perdida. Si intentan devolverla, se les comienza a computar un cargo equivalente al costo de la llamada internacional que corresponde al país desde donde se origina. En el caso de Lituania es de $18,76 por minuto.

En el caso ocurrido en las últimas horas, los usuarios que devolvían la llamada escuchaban un contestador en español que les ofrecía participar de apuestas a través del teléfono. Sin embargo, la posibilidad de jugar difícilmente sea cierta. Todo es una maniobra para lograr que el usuario se quede el mayor tiempo posible conectado al teléfono.

Casos como este se han vuelto frecuentes en los últimos años, y la modalidad se repite con algunas variantes. En algunos casos, al devolver la llamada los usuarios creen que mantienen una conversación con un interlocutor que tiene algunos problemas de comunicación y que les pide a los estafados que aguarden en línea mientras intentan solucionar el inconveniente.

La fuente explicó que este tipo de estafa no causa un gran impacto en los estafados, ya que no suelen estar más que unos pocos minutos en línea, pero al afectar a cientos o miles de usuarios, la maniobra suele ser redituable.

ANTEL conocerá el monto que se lograron hacer los estafadores recién en 24 o 48 horas, cuando finalmente termine de computar las llamadas realizadas en las últimas horas. La compañía ya bloqueó una serie de números que fueron vinculados a la estafa.

Asimismo, según dijeron fuentes a El Observador, a las llamadas desde Lituania, en las últimas horas se detectaron otras provenientes de Chile y que también actúan bajo la modalidad de wangiri.


¿Por qué Lituania?

Desde Lituania, Túnez , Serbia, Albania, y otra decena de países, se han detectado intentos para perpetrar esta estafa en Uruguay. Según dijeron fuentes de ANTEL, en estos países hay empresas que ofrecen líneas de servicios pagos (similares al 0900) capaces de hacer llamadas internacionales. La mayoría de los países del mundo no tienen empresas telefónicas que ofrezcan este tipo de planes a sus clientes.

Pero Uruguay no es el único destino de este tipo de estafas, sino que en los últimos años han venido atacando en distintos países de la región.

Lea también: Telefónicas deberán bloquear celulares denunciados como robados

Comentarios