Nacional > MGAP

Admiten que control de jaurías es muy difícil

Tras el feroz ataque en Salto la Federación Rural denunció otro en Rivera

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2018 a las 05:00

Perros de caza –hambrientos, flacos y sueltos en la zona de Arapey del Espinillar (Salto)– mataron a 40 ovinos productores de lana fina y corderos pesados el pasado domingo, lo que provocó graves perjuicios al dueño de la majada y reavivó la molestia entre los productores, hartos por los ataques de jaurías.

Tras el ataque en Salto, en la red social Twitter la Federación Rural (FR) exigió "medidas concretas". Y este jueves la gremial publicó otra denuncia, en ese caso por muertes de lanares en Rivera: "¡Los perros de fiesta!", enfatizó.

Embed


Embed

Sobre este tema, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, no se mostró optimista para resolver una problemática que acosa a los productores y que sobre todo perjudica económicamente a los pequeños y medianos ganaderos.

En la conferencia de prensa que brindó este jueves en la sede ministerial expresó que se han tomado medidas, por ejemplo el chip obligatorio, pero que ninguna medida por sí sola puede solucionar el problema. Si la sociedad en su conjunto no se comparte el diagnóstico avanzar en este tema "es muy difícil".

"Estamos todos prontos para criticar, pero si la sociedad no se pone de acuerdo vamos a avanzar a pasos muy lentos. La identificación ha sido resistida por todo el mundo y hoy tenemos denuncias, pero cómo hacemos para aplicar la ley si no podemos identificar a los perros. El fondo del asunto es que la sociedad no ha logrado comprender la problemática y para eso se necesita educar", apuntó el secretario de Estado.

La asesora jurídica del Plan Estratégico Nacional para el Rubro Ovino y de la FR, Fernanda Maldonado, señaló a El Observador que para resolver una situación tan complicada se necesita identificar a los animales (para conocer al tenedor responsable y retirar de la vía pública los que no lo tienen); concientizar a la sociedad; y una política de castración masiva.

Sobre este punto, Benech manifestó que se han hecho algunas campañas en acuerdo con intendencias, de castraciones y chipeado gratuito, que han logrado subir los registros, pero si se comparan los 5.000 perros con chip con los 1.750.000 que hay en el país "no se ha sido demasiado eficiente".

Maldonado señaló que para llevar adelante una política pública que pretenda sensibilizar y capacitar a la ciudadanía sobre la importancia de la tenencia responsable y educar al respecto se necesitan de recursos.

"Todas las cosas que plantea la ley no es posible llevarlas adelante sin un control exhaustivo. Hoy la Cotryba (Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal) tiene las facultades para llevar adelante determinadas medidas, pero no se la ha dotado de recursos suficientes para que eso sea posible", aseguró Maldonado.

Benech señaló estar muy preocupado y "lejos de estar conforme". Mencionó que escuchó "a personas de otros ámbitos académicos hablando sobre matar perros. Nuestra política es otra, es convivir, pero para hacerlo hay que tener determinadas reglas de juego y respetarlas. Controlar natalidad y ser responsables con los perros que tenemos, porque después que muerden a la gente o matan ovejas son muy difíciles de encontrar", dijo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...