Se espera que la sesión se extienda por al menos 35 horas, con un cuarto intermedio

Política > SESIÓN MARATÓNICA

Diputados discute la Ley Ómnibus en una sesión con final abierto

Se espera que al menos unos 200 diputados tomen la palabra en una discusión que se estima podría durar entre 35 y 50 horas, con un cuarto intermedio acordado entre los bloques. El Gobierno tendría los votos para la aprobación en general pero hay incertidumbre respecto de la discusión en particular
Tiempo de lectura: -'
31 de enero de 2024 a las 08:28

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, y los principales referentes de cada uno de los bloques se reunieron este martes por la noche en Labor Parlamentaria para definir la organización de la sesión que comenzará el miércoles en torno a la ley ómnibus, en un debate que se espera sea récord por su duración: mientras los más entusiastas estiman que duraría 35 horas, otros estiman que los más de 200 discursos de los diputados demandaría cerca de 50 horas. En ese marco, el oficialismo habría propuesto introducir un cuarto intermedio a un horario razonable de la noche del miércoles para darles algunas horas de descanso a los legisladores. En principio, está previsto que la sesión comience a las 10 de la mañana y si bien no hay un horario estipulado para el cuarto intermedio, si este primer bloque se extendiera hasta la madrugada, el debate se retomaría el jueves cerca del mediodía.  

La sesión comenzará con la discusión de 22 cuestiones de privilegio, lo cual insumirá al menos una hora y media, según estimaron fuentes parlamentarias que participaron de la reunión de Labor. Entre esas exposiciones estarán las denuncias sobre la presunta invalidez de la sesión que presentarán diputados de Unión por la Patria y el Frente de Izquierda, que apuntan a las irregularidades en la firma del dictamen de mayoría (cuyo contenido fue reformado posteriormente). Luego, se producirá la lectura del miembro informante del oficialismo, Gabriel Bornorini (presidente de la comisión de Legislación General), de los cambios al dictamen de mayoría.

Del encuentro de Labor Parlamentaria participaron, entre otros, la vicepresidenta primera, Cecilia Moreau, el vicepresidente segundo, Julio Cobos, además de los presidentes bloques Germán Martínez (Unión por la Patria), Oscar Zago (La Libertad Avanza), Cristian Ritondo (PRO), Rodrigo de Loredo (UCR), Miguel Pichetto (Hacemos Coalición Federal), Pamela Calletti (Innovación Federal), Myriam Bregman y Romina del Plá (Frente de Izquierda). También participaron en la sala la secretaria parlamentaria de UP, Paula Penacca, su par del PRO, Silvia Lospennato, y los diputados Carlos Zapata (La Libertad Avanza), Juan Manuel López (Coalición Cívica en HCF) y Carlos Gutiérrez (HCF).

Las dudas sobre el texto final de la ley

El Gobierno confía en que el proyecto será aprobado en la votación en general, luego de que se confirmara el voto a favor de la Unión Cívica Radical y de Hacemos Coalición Federal (HCF), que se suma al apoyo del bloque del PRO y de Innovación Federal y, por supuesto, La Libertad Avanza. Sin embargo, la incertidumbre persiste respecto de la discusión en particular, cuando los diputados traten el articulado uno por uno o en bloques temáticos, momento en el que el texto propuesto por el oficialismo podría sufrir varias derrotas. 

Al menos 135 diputados garantizarían al oficialismo la media sanción en general: a los 38 votos de La Libertad Avanza a favor del proyecto hay que agregar los 37 del PRO, 21 de HCF y 9 de Innovación Federal. También hay que anotar en la tabla de los votos positivos a los aliados del Gobierno Carolina Píparo y Lorena Macyszyn de Buenos Aires Libre, José Luis Espert de Avanza Libertad, Paula Omodeo de CREO y Álvaro Martínez de La Unión Mendocina. También acompañarían la ley de Bases los 2 diputados de Producción y Trabajo, que reportan al gobernador sanjuanino Marcelo Orrego.

Los temas en los que aún no hay acuerdo

Los principales puntos que la oposición dialoguista objeta tiene que ver con la delegación de facultades y la privatizaciones. Por ejemplo, Hacemos Coalición Federal pidió seguir reduciendo la cantidad de emergencias, que de punta a punta pasaron de 11 a 7 (el Ejecutivo quitó las emergencias en materia previsional, fiscal, de defensa y salud). El bloque que comanda Pichetto exige quitar también las facultades delegadas en materia tarifaria, energética y de seguridad. 

Respecto de las privatizaciones, la UCR propone tratar cada caso por separado, mientras la bancada de Pichetto busca que sea una comisión bicameral ad-hoc la que dictamine antes de que se vote en el recinto. El Poder Ejecutivo propone vender todas las empresas públicas -con excepción de YPF- y en el caso de Nucleoeléctrica, Banco Nación y Arsat se estableció que el Estado solamente puede realizar una privatización parcial, debiendo mantener el control de la empresa.

Entre los temas que fueron retirados por el Gobierno para facilitar la discusión se encuentran la autorización para vender el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Anses, además de todo el capítulo fiscal (retenciones, jubilaciones, blanqueo, moratoria, Bienes Personales). También se dio marcha atrás con la eliminación del subsidio por zona fría para usuarios residenciales de gas, y se barrió el artículo que habilitaba la "disolución" de empresas públicas, universidades nacionales y organismos autárquicos como el INTA y el Conicet. 

El apoyo de los gobernadores

Los gobernadores de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, y de Córdoba, Martín Llaryora, y la vicegobernadora de Santa Fe, Gisela Scaglia, coincidieron en la necesidad de "hallar consensos" y en que habrá "acompañamiento" de sus respectivas bancadas parlamentarias para debatir desde mañana el proyecto de ley 'Bases' en el Congreso, aunque reiteraron diferencias en cuestiones vitales para sus provincias.

"Mañana va a haber sesión y los legisladores de Juntos por Entre Ríos van a estar presentes y van a acompañar. Creemos que el Gobierno necesita estos instrumentos y ojalá que se llegue a un consenso y se puedan juntar las voluntades para que este proyecto de ley se transforme finalmente en ley", dijo Frigerio a la prensa antes de entrar a una reunión con la Mesa de Enlace agropecuaria. El gobernador consideró importante "poder avanzar y no quedarse empantanados en un lugar" en el debate de la ley y evaluó que "hay que darle las herramientas que necesita" al gobierno de Javier Milei para "darle pelea al flagelo de la inflación".

"Al Gobierno nacional no se lo puede desfinanciar, coincido con lo que dice el ministro de Economía (Luis Caputo) en que el déficit cero o el equilibrio de las cuentas públicas tienen que ser innegociables. El Gobierno nacional necesita el equilibrio de las cuentas públicas para darle pelea al flagelo de la inflación que es lo que desvela a los argentinos", amplió Frigerio.

Llaryora, también presente en la reunión en la Federación Agraria Argentina (FAA) en Buenos Aires, indicó que es parte de una "oposición que colabora y que lo que quiere es que Argentina salga adelante". "Nosotros vamos a dar quórum y vamos a acompañar en general aunque después vamos a plantear modificaciones en muchos artículos que creemos que son mejores para la Argentina, defendiendo claramente también los recursos provinciales", indicó. Si bien señaló el consenso en "colaborar con el Gobierno en sancionar la ley de Bases", remarcó que en lo que respecta a biocombustibles no están de acuerdo y que "llevarán una propuesta superadora".

También subrayó que espera que pronto puedan tratarse las reformas fiscales porque, argumentó, "hay muchos inversores que están esperando que se apruebe el paquete fiscal de las grandes inversiones para invertir, lo mismo para los que esperan el blanqueo o el plan de moratoria para poder blanquear empleados que hoy tienen en negro".

"Un plan fiscal no va a salir sin un plan de inversiones y que genere futuro. Con el ajuste sólo no se va a ningún lado. Necesitamos un país que corrija el déficit, pero que pueda salir adelante produciendo y generando empleo", sostuvo Llaryora.

La vicegobernadora de Santa Fe planteó que desde su provincia tienen "voluntad de apoyo muy grande" al Gobierno nacional porque "si le va bien a la Argentina nos va bien a todos", pero también han planteado que "no se puede meter la mano siempre en el mismo bolsillo y sacarle siempre a los mismos".

"Lo que hablamos con nuestros diputados es que no vamos a acompañar ningún capítulo que tenga que ver con un daño hacia nuestra provincia. Hay algunos puntos que seguiremos discutiéndolos porque creemos que somos de las provincias más importantes en materia de producción de algunas cuestiones, como por ejemplo biocombustibles", advirtió Scaglia.

Y concluyó: "Vamos a seguir adelante en la defensa de la producción de la provincia de Santa Fe y del no a las retenciones, ya sea en el complejo de economías regionales, industria o campo".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...