Nacional > TRANS

Hospital de Clínicas retomó cirugías de cambio de sexo

En 26 años se operaron 20 personas; habían sido suspendidas en 2013

Tiempo de lectura: -'

27 de diciembre de 2017 a las 14:42

La primera cirugía exitosa de cambio de sexo en Uruguay se realizó en 1991. En los últimos 26 años hubo 20 uruguayos que pasaron por esa intervención; una operación irreversible que les cambia la vida a las personas que sienten que nacieron en el cuerpo equivocado.

El último caso tuvo lugar hace dos semanas, cuando el Hospital de Clínicas retomó las cirugías de reasignación de sexo, un procedimiento que había suspendido en 2013. La mujer trans que se operó en esta ocasión tenía 25 años y sufría de "odio y discriminación", según dijo a La diaria el profesor de la Facultad de Medicina Daniel Márquez.

El Hospital de Clínicas trabaja en forma conjunta con el Hospital Saint Bois, donde funciona una policlínica de Medicina Familiar y Comunitaria en la que empiezan los tratamientos de reasignación de sexo. El proceso tiene distintas etapas: comienza con hormonas y finaliza con la intervención. En todo momento hay profesionales de endocrinología, salud mental, medicinal familiar y enfermería que monitorean el desarrollo.

En ASSE no hay lista de espera para acceder a los tratamientos de reasignación de sexo. Los interesados deben conversar con su médico de cabecera y pedirle que los asesore sobre el procedimiento.

La directora del Hospital de Clínicas, Graciela Ubach, dijo este miércoles a la prensa que la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) es el único prestador del país que ofrece esta operación de forma gratuita. La médica explicó que, como cualquier otra cirugía, la intervención de reasignación de sexo es una de las prestaciones que incluye el sector público.


Ubach contó también que hubo pacientes que se cambiaron de la mutualista a ASSE para acceder al procedimiento, porque en el sector privado no estaba contemplado. "Las operaciones fueron exitosas y realmente cambiaron la vida de las personas", agregó.

La mayoría de los pacientes que solicitan la cirugía son mujeres trans, es decir, que nacieron con genitales masculinos. Ubach explicó que a lo largo del proceso el equipo evalúa a la persona para ver "si efectivamente es trans". Como la operación es irreversible, los médicos se aseguran de que el cambio sea la mejor opción.

Comentarios