Mundo > Estados Unidos

Mujeres y republicanos serán clave para derrocar a Trump

Tendrán un papel decisivo en las elecciones legislativas de noviembre

Tiempo de lectura: -'

28 de agosto de 2018 a las 19:07

Las mujeres y los ricos republicanos de los suburbios residenciales de Estados Unidos jugarán papeles decisivos para contrarrestar a quienes se muestran leales al presidente Donald Trump en las elecciones legislativas de noviembre, según la encuestadora Ipsos.

Las mujeres, que podrían sentirse desilusionadas por los escándalos de Trump, "serán muy importantes" para determinar los resultados electorales de 2018, dijo en una entrevista con la AFP Cliff Young, presidente de Ipsos Public Affairs. "Existe un gran diferencial en términos de apoyo por parte de las mujeres entre Trump y los demócratas".

Los votantes de la clase media y la clase media alta que viven en los suburbios residenciales de Estados Unidos también necesitarán un escrutinio minucioso.

"Éstos tienden a ser baluartes republicanos", dado que los votantes se favorecen con impuestos más bajos y políticas favorables a los negocios, pero se han vuelto "muy desalentados por la conducta del presidente" y podrían no participar en las elecciones de noviembre, dijo Young.

Pero ignorar a los partidarios de Trump sería un error. El presidente goza de una alta tasa de popularidad, alrededor del 80 por ciento, entre los republicanos. 

"Año azul fuerte" 

Lo que está en juego en noviembre son los 435 escaños de la Cámara de Representantes y alrededor de un tercio (35 escaños) del Senado de 100 miembros, ambos controlados actualmente por los republicanos. También las gobernaciones en 36 estados, así como numerosos asientos estatales y locales.

La mayoría de los indicios apuntan a que los demócratas retomarán la Cámara, aunque será un ascenso cuesta arriba que logren lo mismo en el Senado, donde el mapa electoral es más duro. 

"Los tres métodos sugieren que será un año azul fuerte", dijo Young, en referencia al color usualmente asociado a los demócratas. "La pregunta es qué tan grande será la ola". Otra pregunta es qué hacer con la predicción del presidente de una "ola roja", o sea republicana.

"Eso es fantástico", dijo Young, enfatizando que el partido en el poder en la Casa Blanca normalmente pierde escaños en el Congreso a mitad de período.

Patrones políticos sacudidos

La conquista de la Casa Blanca por parte de Trump en 2016 tomó por sorpresa a toda la industria de encuestadoras en Estados Unidos, que confiadamente habían predicho una victoria de Hillary Clinton.

"Exageramos un poco a Hillary" en estados determinantes y tendimos a "subestimar a las personas rurales, blancas e insuficientemente educadas", reconoció Young. "El mercado en general se equivocó en las elecciones", agregó.

Ha habido un amplio debate sobre por qué tantas organizaciones encuestadoras erraron el blanco hace dos años, pero en opinión de Ipsos fue porque "el mercado, en general, dependía de un solo aporte y eso eran las encuestas", dijo el experto en encuestas en mercados emergentes. 

Es por ello que este año, para obtener una visión más completa de un electorado complejo, Ipsos está utilizando una combinación de tres fuentes de información: encuestas tradicionales, análisis de expertos de la Universidad de Virginia y tendencias de las redes sociales, en una nueva herramienta disponible de manera gratuita. 

Ipsos analizará más de 400 comicios previstos para el 6 de noviembre, usando su nueva herramienta para sondear semanalmente a 10.000 electores potenciales, revisar las opiniones de una docena de politólogos y estudiar hasta 5,5 millones de menciones en redes sociales.

Tres temas, aparte de la figura general del propio Trump, están en primer plano: cuidado de la salud, inmigración y trabajo.

Muy al tanto de la interferencia rusa en la anterior elección presidencial en Estados Unidos, incluyendo la difusión de noticias falsas o sobre temas sensibles en internet y redes sociales, Ipsos pone cuidado en detectar y desechar los "bots" o cuentas automáticas que han proliferado en el mundo político.

"Lo que realmente queremos entender es cuál es la verdadera conversación humana", finalizó Young. (AFP)

Comentarios