Mundo > CONGRESO

Las otras elecciones de los Estados Unidos

Cambian los senadores, los representantes y el número de hispanos en el congreso podría aumentar a partir de lo que se vote hoy

Tiempo de lectura: -'

06 de noviembre de 2012 a las 15:40

El 6 de noviembre los estadounidenses eligen no sólo a su próximo presidente, sino que también renuevan el Legislativo: está en juego la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes y 33 de los 100 que componen el Senado.

El Congreso está compuesto por la Cámara de Representantes (con mayoría republicana en la actualidad) y el Senado (controlada por los demócratas).

CÁMARA DE REPRESENTANTES
Los votantes escogerán a los 435 miembros que conforman la Cámara de Representantes, cuyo mandato tiene un duración de dos años. En la actualidad, hay mayoría republicana, con 241 escaños republicanos y 194 demócratas.

Cada estado tiene asignado un número de representantes proporcional a la población, conforme a los datos del último Censo.

De los 435 escaños en juego en la Cámara Baja, alrededor de 81 dan lugar a contiendas ajustadas. De éstas, 25 se inclinan levemente por los demócratas, 31 por los republicanos y 25 dibujan un empate, según los medios estadounidenses.

Algunos enfrentamientos destacados son:
- Distrito 2 de Arizona: la carrera está muy reñida entre el actual representante demócrata Rob Barber -que sustituyó a Gabrielle Giffords tras ser herida en un tiroteo- y la republicana Martha McSally.

- Distrito 26 de Florida: el representante republicano David Rivera se enfrenta a varios escándalos de corrupción, y su rival demócrata, Joe García, que ganó las primarias demócratas para ese escaño, obtiene una ligera ventaja en las últimas encuestas.

- Distrito 18 de Florida: el representante republicano Allen West ganó la atención nacional en 2010 al convertirse en uno de los dos únicos republicanos negros del sur elegido a la Cámara. Sin embargo, las encuestas revelan que el demócrata Patrick Murphy complicará su reelección al escaño.

- Distrito 3 de Iowa: en este distrito de un estado muy reñido hay un fuerte equilibrio entre votantes demócratas, republicanos e independientes que intensifica el enfrentamiento entre el demócrata Leonard Boswell y el republicano Tom Latham.

- Distrito 6 de Ohio: la pelea por el escaño del distrito 6 de Ohio está muy empatada entre el representante republicano Bill Johnson y el demócrata Charlie Wilson, en una batalla donde los demócratas ven una oportunidad.

SENADO
Los votantes elegirán sólo a un tercio de los 100 escaños que tiene la Cámara Alta (cada estado tiene dos). Los mandatos son por seis años y en la actualidad hay 51 demócratas, dos independientes que suelen votar con ellos, y 47 republicanos.

En esta ocasión se renovarán 33 de los escaños.

Como el vicepresidente de EE.UU. es siempre presidente del Senado y tiene escaño, los republicanos solo necesitan cuatro escaños para recuperar la mayoría en el Senado, si gana el tándem Barack Obama-Joe Biden. Y necesitarían tres si llega a la Casa Blanca la fórmula Mitt Romney-Paul Ryan.

Las contiendas más reñidas son:
- Indiana: Ajustada situación entre el demócrata Joe Donnelly y el republicano Richard Mourdock, emergente figura ligada al ultraconservador Tea Party y que abrió una polémica en octubre por sus comentarios sobre el aborto.

El republicano aseguró en un debate que los embarazos provocados por una violación pueden traer una vida que responde a la voluntad divina, unas palabras de las que se desmarcó rápidamente el candidato presidencial Mitt Romney.

- Maine: Con la retirada sorpresa de la senadora republicana Olympia Snowe, los demócratas se sienten más cerca de controlar Maine, pero gracias al exgobernador Angus King, que se presenta como independiente. El control del Senado podría depender de este estado.

- Massachusetts: El senador republicano Scott P. Brown sorprendió a la clase política hace dos años cuando ganó una elección especial para ocupar el asiento del fallecido senador demócrata Edward M. Kennedy. Su reelección es una pieza fundamental del plan republicano para volver a controlar el Senado.

Se enfrenta a la demócrata Elizabeth Warren, profesora de Harvard, quien se convirtió en una fuerte baza cuando creó la Oficina de Protección Financiera al Consumidor dentro de la Administración Obama.

- Misuri: La senadora Claire McCaskill es una de las senadoras demócratas más amenazadas este año y lucha por aferrarse a un estado cada vez más conservador y un clima totalmente diferente al de 2006, cuando su victoria ayudó al Partido Demócrata a controlar el Congreso.

Se enfrenta al representante republicano Todd Akin, quien ha sido criticado por los comentarios que hizo en una entrevista a propósito de las "violaciones legítimas", lo que provocó el rechazo de los líderes de su propio partido.

Aunque McCaskill se ha beneficiado de los problemas de su oponente, todavía se enfrenta a una dura carrera ya que Obama no es muy popular en el estado.

- Montana: El senador demócrata Jon Tester logró ganar por poco su carrera en 2006 en un estado donde los candidatos demócratas a la presidencia no suelen tener apoyo. Su oponente republicano es el representante Denny Rehberg.

- Nevada: El senador republicano por Nevada, Dean Heller, ocupó el puesto de John Ensign tras su renuncia a principios de este año. Su rival será la representante demócrata Shelley Berkley. La debilitada economía de Nevada y su condición de estado bisagra hacen que la carrera sea aún más reñida.

- Virginia: El senador demócrata Jim Webb no se presentará a la reelección, lo que ha provocado que la lucha por el escaño de Virginia sea aún más dura. Los recientes cambios demográficos han convertido al estado en un campo de batalla presidencial. El candidato demócrata y exgobernador Tim Kaine se enfrentará al exsenador republicano George Allen, quien perdió su reelección en 2006.

- Wisconsin: El retiro del senador demócrata Herb Kohl deja una batalla completamente abierta en este estado entre el representante demócrata Tammy Baldwin y el exgobernador republicano Tommy Thompson.

HISPANOS EN EL CONGRESO
El número de legisladores latinos en la Cámara de Representantes podría aumentar de 24 a 31, y aumentar de dos a tres en el Senado, si gana el republicano Ted Cruz frente al demócrata Paul Sadler, en Texas.

Si gana Cruz en Texas, se sumaría a los senadores Marco Rubio, republicano por Florida, y Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, quien tiene prácticamente asegurada su reelección.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...