Copa Libertadores > EN LA PLATA

Nacional fracasó en el momento menos pensado

Arrancó ganando y con buen juego, pero se derrumbó en el segundo tiempo y fue eliminado por Estudiantes

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2018 a las 21:10

Pintaba tan bien en el primer tiempo. Nacional ganaba 1-0, no pasaba sobresaltos y además, el empate de Santos con Garcilaso lo depositaba en el primer puesto del grupo. Pero en el complemento se le vino la noche al equipo de Alexander Medina. Recibió tres goles, le expulsaron a dos jugadores (Gonzalo Bergessio y Christian Oliva) y quedó eliminado de la Copa Libertadores.

El tercer puesto en la tabla lo clasificó a la Copa Sudamericana, un premio consuelo que Nacional no esperaba después de llegar al encuentro con tres resultados favorables para clasificar: ganar, empatar y hasta perder por un gol.

Medina lo dijo cuando partió de Montevideo. Nacional no iba a tener una actitud pasiva teniendo en cuenta que tenía más cosas a favor que en contrar para pasar la serie. Sus palabras se tradujeron en el juego desde el inicio. El equipo salió a presionar bien arriba. Ahogó a Estudiantes. Lo sorprendió. Y a los tres minutos ya se puso en ventaja tras un tiro de esquina que ejecutó Carlos De Pena y cabeceó Zunino en la línea del arco.

La presión continuó y la segunda ocasión llegó en seguida, pero Gonzalo Bergessio levantó el disparo en una posición inmejorable. El técnico no quería que sus jugadores se relajaran y apuró hasta un saque de banda que casi terminó en gol.

Durante media hora Nacional no sufrió apremios, excepto por un remate aislado de Lattanzio que pasó cerca del arco de Esteban Conde y un par de malas decisiones de Diego Polenta.

En los últimos 15' del primer tiempo el conjunto local salió del asedio. Encontró espacios a espaldas de Alfonso Espino y generó un par de ocasiones: un remate de Facundo Sánchez que rozó el caño y un cabezazo que desvió Conde y salvó Polenta en la línea. Después fueron puros centros a las manos del golero de Young.

En el complemento se le vino la noche. Se recostó atrás. Y poco a poco el equipo local lo metió adentro del arco. Más allá de algún error del árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar (no expulsó a Dubarbier por una terrible plancha contra Romero cuando estaban 1-0), Estudiantes le rodeó la casa y se la tiró abajo.

Dos goles fueron de penal. El primero por una mano de Gonzalo Bergessio y el segundo cuando faltaban tres minutos para el final por parte de Diego Arismendi contra Mariano Pavone. Los dos fueron faltas, por más que los jugadores tricolores protestaron, especialmente el segundo.

Juan Otero, que entró en el complemento ejecutó con éxito los dos. En el medio, Lucas Melano dio vuelta el marcador.

Nacional no aguantó el ritmo del partido, perdió el equilibrio y la paciencia. Estuvo cerca de clasificar, pero fracasó y el impacto será difícil de digerir.

Embed

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...