Nacional > Gispy Queen

Otras tres personas a prisión por el caso del asesinato al profesor de inglés

A casi un mes del homicidio, la fiscal del caso, Silvia Naupp, logró la captura de cinco implicados, aunque faltan los sicarios

Tiempo de lectura: -'

05 de agosto de 2018 a las 10:41

La Justicia de Maldonado decretó 120 días de prisión preventiva para tres personas involucradas en el caso del asesinato a Edward Vaz, el profesor de inglés que murió el 9 de julio a las diez de la noche de un disparo en la cabeza cuando abrió la puerta de su casa.

Por esta investigación ya estaban tras las rejas –como medida cautelar mientras se desarrolla la causa– la exesposa de Vaz, que según la Fiscalía encomendó el homicidio a dos sicarios, y un albañil que trabajaba con ella en la mansión Gipsy Queen de Beverly Hills. Este último condujo a los asesinos materiales desde la parada 41 de la Playa mansa hasta el domicilio de Vaz, ubicado en la calle Lavalleja.

Pero ahora, la fiscal Silvia Naupp consiguió la formalización de otros tres sospechosos, implicados en una trama de alta complejidad. Uno de ellos es un hombre de 24 años que manejó otro auto: el que trasladó a los sicarios hasta el punto de encuentro con el albañil, en donde se subieron al segundo coche que los llevó a la casa de Vaz.

Lea también: La compleja trama detrás del crimen de la mujer que contrató dos sicarios para matar a su marido

Las otros dos imputados son una mujer, de 34 años, que vivía con la expareja de Vaz, de quien es amiga desde hace muchos años –convivían en la casa desde hace 15–, y un hombre (37) que residía en la misma mansión, que fue quien efectivizó el pago al primer chofer por $ 5.000.

Además, según la investigación de Naupp, fue este hombre –que a su vez es esposo de la mujer imputada en esta oportunidad– quien tomó varias decisiones e intervino como líder en la estrategia del asesinato. Por ese motivo es que ahora se lo acusa como coautor de un homicidio especialmente agravado "por la premeditación".

Para la amiga de la exesposa de la víctima y para el conductor del primer vehículo, Naupp pidió la formalización por haber actuado como cómplices en este asesinato.

Miedo

La fundamentación de la medida cautelar que expuso la fiscal en una audiencia que tuvo lugar en la tarde de este sábado se basó en varios puntos, todos contemplados en el nuevo sistema penal que rige desde noviembre de 2017.

Primero, la fiscal expuso sobre el riesgo de fuga que tenían los imputados –lo que puede redundar en el entorpecimiento de las pruebas si se concretara–, y luego en el hecho de que quienes vivían en Gipsy Queen no tienen trabajo estable, al tiempo que sí tienen "facilidades extraordinarias para abandonar el país".

Por último, se refirió al "miedo manifestado claramente por las cuatro personas que declararon como testigos", y a las "justificadas sospechas" de que si no se concediera la prisión preventiva para los tres involucrados, podrían "inducir" a que los testigos "declaren falsamente o se comporten de manera desleal o reticente".

De este modo, a casi cuatro semanas del episodio, ya hay cinco sospechosos esperando la resolución del caso bajo régimen de prisión preventiva. No obstante, los sicarios, autores materiales, continúan prófugos. Tampoco apareció todavía el arma homicida.

Comentarios