Economía y Empresas > ACTIVIDAD

Persiste el estancamiento en el corazón de la industria manufacturera

El núcleo duro industrial contrajo 0,6% su producción en el período abril-junio de este año en comparación con igual lapso de 2017

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2018 a las 18:15

El núcleo duro industrial mantuvo un escenario de estancamiento en sus niveles de producción con un leve sesgo a la baja en el segundo trimestre del año. De esta manera, el sector se mantiene sin crecer ni contraerse significativamente durante cuatro trimestres consecutivos.

Los datos procesados por El Observador a partir de la información difundida este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que el núcleo duro industrial contrajo 0,6% su producción en el período abril-junio de este año, en comparación con igual lapso de 2017.

Embed

De esta manera, el sector continuó la tendencia de los últimos tiempos. En el primer trimestre del año, el núcleo industrial creció apenas 0,2% y hay que remontarse al segundo trimestre de 2017 para observar una expansión mayor a 1%, lo que da la pauta de un escenario de estancamiento en los niveles de producción.


El núcleo duro industrial excluye del análisis a los grandes actores del mercado, que por su tamaño y dinámica particular, distorsiona la visión del grueso de las empresas. Además, se trata de empresas como ANCAP, UPM, Montes del Plata y Pepsi, cuyo tamaño no se condice con su escasa participación directa en el empleo.

Si se tiene en cuenta a la totalidad del sector, la industria uruguaya tuvo un crecimiento en el segundo trimestre del año de 20,9% respecto a igual período de 2017. Si bien es un incremento significativo, tiene escasa significación, debido a que prácticamente se explica por el parate que tuvo el año pasado la refinería de La Teja. Al comparar su actividad normal este año con la nula producción del año pasado por tareas de mantenimiento, tiene un impacto significativo a nivel del sector.

Entre los distintos rubros de la actividad industrial hubo un comportamiento diferenciado. Si bien hay una leve mayoría de sectores que se encuentran en expansión, hay rubros relevantes que mantienen un deterioro significativo.

Vehículos automotores y minerales no metálicos, tuvieron las mayores tasas de crecimiento del último trimestre, con una expansión de 44,8% y 24%, respectivamente. Le siguieron instrumentos médicos y productos del caucho y plástico, con tasas menores pero aun así significativas, de 13,2% y 13,1%, respectivamente.

Las mayores caídas tuvieron lugar en el sector de otros equipos de transporte –exceptuando automotores–, con un deterioro de 37,1%. Le siguió muebles y otras industrias, con una caída de 31,6%. La industria alimenticia –el principal rubro industrial del país– tuvo un retroceso de 4,2% en su producción en el segundo trimestre del año.

Comentarios