Nacional > Regularización

Read sobre deuda con cañeros: "Si fuese Pilsen la que evade estaríamos prendiendo fuego la pradera"

ALUR abonó a BPS una deuda de casi US$ 1,3 millones por aportes patronales y personales

Tiempo de lectura: -'

28 de diciembre de 2017 a las 11:28

Ni bien se conoció este martes que Alcoholes del Uruguay (ALUR) pagó $ 37 millones –cerca de US$ 1,3 millones- por concepto de aportes al Banco de Previsión Social (BPS), por una deuda que mantenía por haber dado durante diez años partidas a los cortadores de caña de Artigas por fuera de su salario, el presidente de la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB), Richard Read, publicó en su cuenta de Twitter: "Un desastre es poco, me jode el silencio. Si fuera una empresa de capitales privados les bailábamos un malambo, no pueden ni gestionar ni un kiosco ALQL" (nota de redacción: "Arriba los que luchan").

Embed

En charla con El Observador, Read dijo que lo que ocurrió con los cañeros de Artigas fue "vergonzoso". "¿Acaso no sabían que había que pagar? Si fuera Pilsen la que evade le estaríamos prendiendo fuego la pradera", dijo el sindicalista.

Read agregó además que le gustaría que hubiera un cuestionamiento por parte del movimiento sindical a una mala gestión por parte de una empresa del Estado. "Estas irregularidades implican que se paguen casi US$ 1,3 millones de dólares entre deuda, multas y recargos que salen de mi bolsillo como contribuyente", apuntó.

Lea también: ALUR pagó a BPS deuda de casi US$ 1,3 millones por salarios de cortadores de caña

En tanto, el integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT Ricardo Cajigas dijo a El Observador que a pesar de lo que dice ALUR de que lo ocurrido fue un error, le "cuesta bastante trabajo entender que empresas de este tipo con un montón de contadores cometan esta clase de errores".

"Más allá de errores o no, cualquier empresa que haga una cosa de estas me parece bastante reprobable. Por el otro lado es bueno destacar que una vez denunciada la situación se rectificó y se hizo lo que debía hacerse", señaló el dirigente.

Cajigas además consideró como razones fundamentales para contribuir a un solución, tanto que la situación se haya hecho pública como el cambio en las autoridades de ANCAP en su momento.

El problema se generó al realizarse una partida de pagos extras hasta 2016, que le implicó a ALUR un costo de US$ 400.000 anuales, por un egreso que no estaba debidamente identificado en los balances de la empresa. Jerarcas de ese entonces, justificaron la falta de aportes al BPS al considerar esas partidas extras como no salariales. Según dijo el expresidente de la empresa y actual senador, Leonardo De León, la partida extra a los cañeros figuraba en los balances de la empresa como "donación".






Comentarios