Nacional > Proyecto Buquebus

Venta del dique Mauá divide al FA y analizan modificar el proyecto

Sectores que acompañaron el proyecto en el Senado cambiaron de parecer

Tiempo de lectura: -'

01 de septiembre de 2018 a las 05:04

Que Montevideo precisa de la construcción de una nueva terminal fluvio-marítima para pasajeros no tiene discusión en el Frente Amplio. Y que ese proyecto debía ser construido en la zona del dique Mauá por el empresario Juan Carlos López Mena tampoco parecía tener discusión, cuando el Senado aprobó el proyecto. Sin embargo, varios sectores del Frente Amplio que lo acompañaron en esa cámara, cambiaron de posición y el oficialismo analiza modificar el proyecto antes de votarlo en la Cámara de Diputados. 

A fines del año pasado el Senado sancionó un proyecto de ley que habilita al Ejecutivo a vender dos padrones correspondientes al dique Mauá. El proyecto obtuvo el respaldo de todos los sectores del Frente Amplio en el Senado pero el viento cambió y ahora la iniciativa no tiene asegurada la aprobación. 

El tema estaba siendo analizado por la Mesa Departamental del Frente Amplio de Montevideo pero algunos sectores que se oponen lo llevaron a la Mesa Política. Por eso, el diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP), Alejandro Sánchez, realizó un informe este viernes. De todas formas, no se llegó a ninguna resolución, dijeron a El Observador participantes del encuentro. 

Lea también: Comisión de Patrimonio asegura que se puede construir en Dique Mauá

Es que Casa Grande -que no tiene representantes en Diputados-, el Partido Socialista, el Partido Comunista y la Vertiente Artiguista se oponen al proyecto a pesar de sus representantes levantaron la mano en el Senado, según informó El País. El punto que genera mayor diferencia es la enajenación del predio. Aquellos que se oponen pretenden que se realice una concesión aunque hay algunos dirigentes que entienden que el dique Mauá no es el mejor lugar para encarar un proyecto de este tipo. 

Además, el Partido Comunista reclamó escuchar a la sociedad civil organizada ya que vecinos de la zona (Barrio Sur – Ciudad Vieja) se movilizaron para manifestarse en contra del proyecto.  

Si bien el resto de los sectores apoyan la iniciativa, existe voluntad de negociar para llegar a un acuerdo, dijeron a El Observador participantes de la Mesa Política. El próximo lunes se volverá a reunir la Departamental de Montevideo para tomar una decisión y la idea del oficialismo es llegar con una posición que tenga el mayor consenso posible. 

El proyecto surgió por iniciativa privada –de Buquebus- y según el proyecto, se propone la enajenación de dos predios ubicados en la costa del Río de la Plata, cuya propiedad se adjudicará mediante licitación pública, para la construcción de una Terminal Fluvio-Marítima para el tráfico de pasajeros y automotores. 

El gobierno defiende el proyecto e incluso reclamó al Parlamento por la demora en aprobar la iniciativa. Las obras implican rellenar un área de roca que está en la costa y hacer una escollera de protección para el área portuaria. El costo lo asume el privado pero las obras pasarán a ser propiedad del Estado. 

Como contrapartida, el Estado se compromete a enajenar dos padrones en los que se construirá un hotel para facilitar condiciones que abran camino al proyecto. Los terrenos, según había adelantado el senador Charles Carrera (MPP), están valuados en US$ 10,5 millones y la inversión prevista rondará los US$ 120 millones.

Lea también: Senado votó proyecto de Buquebus justo cuando el gobierno desistía

“La verdad es que la empresa cumple un servicio importante para el turismo en Uruguay. Aporta un número importante de personas. Es bastante natural que tenga interés en que la terminal funciona de forma diferente”, dijo el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, antes de que se vote el proyecto en el Senado y agregó que los legisladores no entienden el proyecto. 

“Esos terrenos serán del Estado uruguayo hasta que haya una contrapartida que justifique la permuta y sino seguirán siendo del Estado”, dijo Rossi sobre la enajenación que genera resistencia en el Frente Amplio. 

La Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación (CPCN) se expresó a través de un comunicado indicando que se puede llevar adelante el proyecto siempre y cuando se respeten las condiciones patrimoniales de la zona.

INDDHH pide más debate

La Institución Nacional de Derechos Humanos pidió a los legisladores que se genere un mayor debate antes de tomar la decisión final. “Que se otorgue el tiempo necesario para la generación de instancias  apropiadas para dar a conocer ampliamente esta iniciativa y los estudios de factibilidad técnica presentados, favoreciendo las mayores posibilidades reales para su discusión pública”, dijo la institución en un comunicado difundido este viernes. 

*Aclaración: esta nota fue modificada porque en su versión anterior se aseguraba que el diputado Alejandro Sánchez había defendido el proyecto, y solo se limitó a presentar el informe. 

Comentarios