24 de marzo 2024 - 6:32hs

Carlos Sainz lo hizo otra vez.

Al igual que en Singapur en 2023, el español fue el único en cortar la racha de victorias consecutivas de Max Verstappen en su Red Bull y en esta oportunidad lo volvió a hacer.

El español largó en la segunda posición en el Gran Premio de Australia y logró superar al neerlandés en la segunda vuelta, quién posteriormente abandonó la carrera por sobrecalentamiento en los frenos traseros y peligro de incendio.

Más noticias

Luego de ausentarse en la fecha anterior, en el GP de Arabia Saudita por sufrir un apendicitis, Sainz volvió a subirse a su Ferrari y logró un triunfo importantísimo para el equipo italiano, que además obtuvo el 1-2 con Charles Lecrerc. 

La pasada temporada, el talentoso piloto madrileño fue el único que rompió el tiránico dominio de Red Bull, al anotarse la única de las 22 victorias que no se apuntó durante 2023 la escudería austriaca. Sainz brilló en la noche de Marina Bay al ganar el Gran Premio de Singapur.

Este domingo, al triunfar en Melbourne -en una carrera que su compañero, el monegasco Charles Leclerc y el inglés Lando Norris (McLaren) acabaron en segundo y en tercer lugar, respectivamente- Sainz logró su tercer triunfo en la Fórmula Uno, elevando a veinte su relación de podios en la categoría reina.

El último de ellos, en la primera carrera del año, que había acabado tercero en Baréin el primer sábado de este mes.

El hijo del doble campeón mundial español de rallys -y cuádruple ganador del Rally Dakar- de idéntico nombre lo hizo, además, de forma épica: apenas dos semanas después de ser operado de urgencia de una apendicitis, motivo que le impidió tomar parte en el Gran Premio de Arabia Saudí.

Carlos elevó este domingo a 35 la relación de victorias españolas en la F1. Las otras 32 las logró el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso, sexto este domingo con su Aston Martin en Australia. 

A pesar de que la salida en el Albert Park fue muy limpia y sin problemas para ningún piloto, Checo Pérez y Fernando Alonso, con neumáticos duros frente a los blandos de Lewis Hamiton, perdieron una posición en ambos casos. Verstappen y Sainz abrieron fuego sin problema nada más comenzar, con el neerlandés estirando al máximo y el español tratando de acercarse al piloto de Red Bull.

Desde el principio quedó en evidencia que Ferrari iba a ser muy competitivo, porque Sainz estaba pegado al tricampeón mundial y logró superarlo a Max en la vuelta dos en un gran adelantamiento exterior utilizando el DRS.

El ritmo del español era superior y bueno con respecto al de Verstappen, quién en la vuelta cinco tuvo que abandonar ya que comenzó a salir humo de su monoplaza, un problema mecánico que le sirvió en bandeja la victoria a Carlos.

A partir de ese momento, el madrileño se asentó en la primera posición de la parrilla y no corrió peligro alguno ya que logró sostener el gran ritmo de su Ferrari.

Posteriormente, Charles Lecrerc consiguió superar a Lando Norris y asi fue como la escuderia italiana obtuvo el 1-2 en el Gran Premio de Australia y ponerle fin a la hegemonía de Max Verstappen en la F1.

 

Temas:

España Carlos Sainz Carlos Sainz Jr. Ferrari Fórmula Uno Max Verstappen

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Más noticias de Argentina

Más noticias

Más noticias de Uruguay

Más noticias de Argentina

Más noticias de Estados Unidos