17 de mayo 2024
25 de abril 2024 - 19:37hs

La cumbre de Luxemburgo resultó un fiasco. 

Los propios ucranianos le habían advertido que no se dejaran llevar por la “complacencia” luego de la aprobación del paquete de ayuda estadounidense, que además podría tardar semanas en llegar. 

Salvo el compromiso de Alemania, asumido con antelación a este encuentro, al que asistieron ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa, no fue posible que ningún otro país que contara con la tecnología, la pusiera a disposición de Ucrania.

Más noticias

El tipo de defensa aérea que hoy más necesita: los sistemas Patriot.

Ese había sido el objetivo que se habían trazado los líderes europeos. Suministrar con urgencia este equipamiento que Kyiv hoy considera fundamental para resistir. 

Además de Alemania, otros países europeos cuentan con este sistema, empezado por España, incluyendo a Grecia, Holanda, Polonia, Rumania y Suecia. Pero nadie dio un paso al frente. 

Presión para España

Se calcula que entre España y Grecia poseen más de una docena de Patriots, además de los soviéticos S-300s, según el Financial Times.

El primer ministro español, Pedro Sánchez, y el griego, Kyriakos Mitsotakis, enfrentaron el cuestionamiento de sus pares europeos en la cumbre de la UE la semana anterior.

Ninguno sufre amenaza inminente que justifique ignorar el pedido ucraniano, argumentan.

En el caso de Grecia, por ejemplo, se resiste a enviar sistemas de defensa a larga escala o jets debido a su propio foco de tensión geopolítica con Turquía. 

No puede poner en riesgo su capacidad militar, asegura. Pero sí ha enviado armas y municiones. 

Polonia y Rumania, aún cuando cuentan con esta tecnología, no enfrentan la misma dureza en la UE dada su cercanía a la frontera con Ucrania y la exposición al conflicto que eso supone.

El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, no intentó disimular su frustración. Evidentemente esperaba que surgieran de la reunión aportes adicionales. 

“Estoy tratando de que todos entiendan y sean conscientes de la necesidad de hacer más para ayudar a Kyiv”, comentó después del encuentro. 

El ministro de Defensa sueco, Pal Jonson, dijo que Estocolmo ya había acordado enviar armas de defensa aérea, incluyendo el sistema portable RBS 70 (misiles tierra aire de diseño sueco guiados por energía infrarroja que pueden ser cargados por un solo hombre). 

Por qué los Patriots

La presión acrecentada de reunir ayuda se relaciona con un giro estratégico en la guerra que ahora apunta cada vez más a desmantelar la infraestructura energética del enemigo

Los ucranianos están cada vez más desprotegidos ante los ataques aéreos rusos y valoran los Patriots estadounidenses, su pedido específico de armamento.

Resultan altamente efectivos para interceptar y derribar misiles balísticos que se mueven a gran velocidad. Por el momento, cuentan con tres.

El sistema fue utilizado por primera vez en combate durante la Guerra del Golfo en 1991 y luego en la invasión de Irak en 2003.

Consta básicamente de dos partes, el sistema en sí y los misiles, que van en una batería. El costo aproximado es de unos u$s 1.000 millones. 

El presidente Volodymyr Zelenskiy aseveró la semana pasada que Ucrania necesita al menos siete Patriots u otro tipo de sistema de defensa aérea sofisticada para poder neutralizar los ataques rusos. 

Campaña alemana

El canciller alemán, Olaf Scholz, está emprendiendo una suerte de campaña para reunir voluntades. La idea es lograr que EE.UU. facilite al menos un sistema Patriot más y reunirse con los aliados europeos durante la semana.

En un momento, Alemania fue criticada por no darse por aludida ante los pedidos de armamento. 

Enviar a Ucrania armas como misiles Taurus de largo alcance, a su entender, pondría en riesgo al país de verse arrastrado a la guerra. 

Pero ahora están a la cabeza del esfuerzo por enviar los Patriots que los ucranianos tanto aprecian, además de otros sistemas de defensa aérea.

Con este último compromiso, ya son tres baterías Patriots, nada menos que un cuarto del arsenal alemán. 

El canciller alemán es optimista, más allá de los nulos resultados de la cumbre del lunes en Luxemburgo. Dice que es difícil desprenderse de un Patriot porque son parte integral de las defensas nacionales.

Pero al menos otros seis miembros de la UE los seguirán pronto. 

Reino Unido, apoyo récord

Por último, el Reino Unido está haciendo un gran esfuerzo por poner el hombro.

En el paquete de ayuda militar más grande desde que empezó la invasión, enviará los llamados Storm Shadows, misiles de precisión de largo alcance, con un rango de más de 250 km.

También se enviarán más de 1.600 misiles de ataque y defensa aérea, botes y diferentes tipos de vehículos de combate.

Defender a Ucrania contra las ambiciones brutales de Rusia es vital para nuestra seguridad y la de toda Europa", precisó el primer ministro, Rishi Sunak,  antes de un viaje a Polonia y Alemania. 

“Si dejamos que el presidente Putin tenga éxito en esta guerra, no va a detenerse ante la frontera polaca”, agregó. 

 

Temas:

Ucrania Rusia Guerra

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias