Ciencia > ANIMALES

¿Cómo pueden sobrevivir los rinocerontes blancos del norte?

El último ejemplar macho murió esta semana; científicos probarán tratamientos de fertilización in vitro y con células madre para que tenga descendencia

Tiempo de lectura: -'

22 de marzo de 2018 a las 05:00

El último rinoceronte blanco del norte macho murió esta semana. A finales de 2017, el anciano rinoceronte de 45 años, llamado Sudán, desarrolló una infección en la pierna derecha.

Sudán dejó a dos hembras: su hija Najin y su nieta Fatu. Ninguna de los dos es lo suficientemente saludable como para llevar un nacimiento a término. Y ahora son las últimas rinocerontes blancos del norte vivos en la Tierra. Una subespecie reducida a dos rinocerontes hembras no es un buen augurio para su supervivencia. Pero no se perdió toda la esperanza.

Los investigadores salvaron el esperma de Sudán y de otros cuatro rinocerontes blancos del norte antes de morir. Y creen que podrían producir una cría a través de la fertilización in vitro (FIV).

Este es el plan. En primer lugar, los investigadores fertilizarían uno de los óvulos de rinoceronte hembra con el esperma congelado. El equipo podría usar una hembra de una especie estrechamente relacionada, el rinoceronte blanco del sur, como sustituto. Najin y Fatu tienen un número limitado de óvulos, por lo que podría no funcionar.

Pero hay otras opciones para salvar a la especie. Los científicos podrían potencialmente transformar las células de piel de rinoceronte blanco del norte en células madre. Después de eso, podrían convertir esas células madre en óvulos. Luego los fertilizarían de la misma manera que si vinieran de Najin y Fatu. Por supuesto, todo esto sería muy costoso, en el rango de US$ 800.000 a US$ 10 millones por ciclo, según se explica en Futurism.

Rinoceronte blanco

Algunos conservacionistas argumentan que sería mejor gastar ese dinero en otro lado. ¿Qué hace que el rinoceronte blanco del norte sea tan especial?, se preguntan.

Algunos científicos creen que la Tierra tiene un "límite para la biodiversidad". La diversidad genética ayuda al planeta a hacer frente al cambio, afirman. En última instancia, la pérdida de biodiversidad podría poner en peligro el "espacio operativo seguro" de la humanidad en la Tierra, dijo a The Guardian Johan Rockström, director ejecutivo del Centro de Resiliencia de Estocolmo.

Otros investigadores piensan que la idea de un límite de biodiversidad no tiene sentido. Argumentan que la pérdida de especies es más lenta, degradando los ecosistemas con el tiempo.

Cuando Sudán fue capturado de las selvas del Parque Nacional Shambe en lo que hoy es Sudán del Sur en 1973, se pensó que había al menos 500 rinocerontes blancos del norte en estado salvaje.

rinoceronte blanco otra.jpg

En el transcurso de la vida de Sudán, la caza furtiva tuvo un alto costo. Los últimos rinocerontes blancos salvajes del norte que viven en el Parque Nacional Garamba, República Democrática del Congo, fueron vistos por última vez en 2006, dejando solo un puñado de individuos cautivos que representan a toda la subespecie. Ahora solo quedan tres, todos bajo vigilancia armada las 24 horas.

Los rinocerontes son perseguidos por los cazadores furtivos por la creencia de que sus cuernos curan diversas dolencias. Los expertos dicen que el cuerno de rinoceronte se está volviendo más lucrativo que las drogas.

Entonces, por un lado, la extinción del rinoceronte blanco del norte podría ponernos un paso más cerca de un "punto de inflexión" que conduzca al fin de la humanidad. Por otro lado, podría contribuir a la muerte ecológica del planeta. Ninguna de las opciones suena bien.

Comentarios