BBC

BBC

"Huachicoleo" en México: la inédita cruzada financiera de AMLO contra el robo de combustible

Tiempo de lectura: -'

15 de enero de 2019 a las 21:48

Personas sentadas frente a una gasolinera.
Getty Images
Por primera vez, el gobierno de México realizó una operación de amplia magnitud contra el lavado de dinero por el robo de combustible.

Fue uno de los temas más frecuentes en las últimas décadas: para combatir el robo de combustible también es necesario seguir la ruta del dinero ilícito, decían especialistas.

Ahora el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador empezó a investigar el destino de los recursos por el “huachicoleo”, como se conoce al delito.

Y en la primera etapa la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) encontró una extensa red de lavado de dinero que involucra a políticos, exfuncionarios de Petróleos Mexicanos y empresarios.

Santiago Nieto, director de la UIF, dice que hasta el momento se detectaron operaciones de lavado de dinero por 10.000 millones de pesos, unos US$527 millones.

El dinero se “blanqueó” entre 2017 y 2018. Pero en la medida que se profundicen las investigaciones, dice el funcionario, la cantidad puede superar los 45.000 millones de pesos (US$2.300 millones).

En este inicio de las investigaciones se consignó ante la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR), a 15 personas supuestamente vinculadas con el “huachicoleo”.

“Estamos en presencia de empresarios, pero también de servidores públicos”, explica Nieto.

“Un exfuncionario de Pemex, un exdiputado local, un expresidente municipal relacionados con la propiedad de concesiones de venta de gasolina y la comercialización de huachicol”.

Joyas, arte, autos de lujo…

Es la primera vez que se realiza una operación de esta magnitud contra el robo de combustible.

En las investigaciones, la UIF encontró que los vinculados al “huachicoleo” realizaron transferencias internacionales importantes, por hasta US$2 millones.

AMLO, durante una rueda de prensa.
Getty Images
La cruzada contra el lavado de dinero por el "huachicoleo" se mantendrá, dijo López Obrador.

También compraron automóviles de lujo, a veces con dinero en efectivo, así como joyas, obras de arte o boletos de avión.

“Hemos encontrado cómo servidores públicos adquieren de manera anual bienes inmuebles a nombre propio y de sus familiares o personas cercanas”, añade el director de la UIF.

Hasta el momento la red de lavado de dinero comprende a 50 empresas en ocho estados del país.

Pero la Secretaría de Hacienda cree que al menos 194 propietarios de gasolineras pueden estar vinculados con el robo de combustible.

Se trata de contribuyentes que en su pago de impuestos de 2017 declararon menos ingresos de los reales, señala Hacienda.

Esto representa una posible evasión por 3.217 millones de pesos, US$170 millones.

Protestas en México.
Getty Images
En algunos puntos de México, se produjeron protestas contra las medidas del gobierno bajo el hashtag "AsíNoAmlo".

Es una cantidad superior al programa de becas para estudiantes universitarios y de bachillerato, apunta la Secretaría.

Más de la mitad de esa probable evasión, el 52%, ocurrió en gasolineras ubicadas en Ciudad de México, Michoacán, Estado de México, Tamaulipas, Baja California, Jalisco y Puebla.

El resto del dinero no reportado se ubicó en los restantes 25 estados del país.

El modus operandi

¿Cómo funcionaba la red de lavado de dinero por el “huachicoleo”?

Según la UIF la mayor parte de las 12.000 gasolineras que hay en México suelen realizar sus operaciones con dinero en efectivo, pero en muchas ocasiones el monto es superior la cantidad de recursos con los que, oficialmente, operan.

Es decir, explica Santiago Nieto, “lo que hacen es comprarle a Pemex e importar combustibles”, algo que deben reportar a la empresa estatal.

Pero sus ventas superan el volumen informado a Pemex. “¿Qué significa eso? Ese diferencial no puede ser otro más que el suministro de ‘huachicol'”, explica Nieto.

“El modus operandi implica no solamente la comercialización del ‘huachicol’, sino el blanqueo de esos capitales en el sistema financiero”, añade.

De hecho, en sus investigaciones la UIF encontró que muchas operaciones financieras de alto monto de las gasolineras, ocurrieron en municipios por donde cruzan los poliductos de Pemex.

Y en muchos casos son los mismos con alto índice de “huachicoleo” y venta de combustible robado.

Gasolinera cerrada en JAlisco.
Getty Images
Muchas gasolineras han cerrado en medio de esta campaña contra el "huachicoleo".

La especialista Ana Lilia Pérez, autora del libro "El cartel negro", dice que desde hace varios años muchas gasolineras dejaron de tener relación con Pemex.

“Desde 2010 ya había gasolineras que de plano no le compraban nada a Pemex y de todos modos los dejaban operar”, le explica a BBC Mundo.

“Es grave porque en el contrato de franquicia (la autorización de funcionamiento de las gasolineras) dice que debes comprarle el producto a Pemex”.

La cruzada contra el lavado de dinero por el “huachicoleo” se mantendrá, dice el presidente López Obrador.

El siguiente paso es que la Cámara de Diputados apruebe una enmienda legal para que el robo de combustible se considere como delito grave.

Actualmente los acusados de “huachicoleo” pueden enfrentar el proceso en libertad, y en muchos casos reciben sentencias absolutorias. La votación en el Congreso se espera esta misma semana.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zIjZVmBNJ-Y

https://www.youtube.com/watch?v=K5Yw1fdnWXc

    BBC
    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...