"Los caballos Árabes de Uruguay tienen un alto nivel y por eso se destacan en todo el mundo"

La Sociedad de Criadores de la raza está cumpliendo 50 años

Tiempo de lectura: -'

23 de agosto de 2015 a las 05:00

¿Cómo valora presidir la gremial del caballo Árabe justo cuando cumple medio siglo?
Es muy prestigioso, porque es una institución muy importante, ya con 50 años –los cumplió el 16 de agosto pasado–, hay que tener en cuenta que en Uruguay existen registros de gente criando caballos Árabes de pedigrí desde 1904 y eso habla de una raza de gran tradición. Presidir a la sociedad es una enorme satisfacción, hay una gran historia de presidentes, directivos y criadores, de gente muy importante a nivel productivo, que estuvieron al frente de la institución. Es una linda responsabilidad, que implica mucho trabajo, un trabajo diario además, pero es algo que uno lo disfruta porque este tema para mi es apasionante.

¿Cómo está posicionado hoy el caballo Árabe de Uruguay en el escenario internacional?
Antes de asumir la presidencia me había tocado viajar por los caballos árabes a Estados Unidos y a Europa, también en la región, y uno así fue viendo que estamos muy bien. Hay dos líneas, una la americana, que es también la brasileña, con un caballo que se mira en su totalidad, y otra visión un poco más pensando en lo que es la competencia en Europa y en los países árabes, donde se mirá más que nada lo que es cabeza, cuello y el movimiento. Hace unos años que esas dos escuelas se vienen unificando, se está viendo un caballo muy refinado, pero teniendo en cuenta todas las aptitudes, pensándolo para el deporte y para el trabajo. Uruguay está en la línea del medio, está en la línea correcta y con excelentes resultados. La facilidad que tenemos es que podemos comprar servicios, traer semen de cualquier padrillo del mundo. Hoy tenemos un haras como Las Rosas que ha traído sangres importantes, incluso compró hace un par de años un caballo –Excalibur EA– con el que ganó el Campeonato del Mundo en París; que eso lo haya logrado un haras uruguayo muestra con claridad al nivel en el que estamos. Caballos como esos estarán en la Expo Prado, habrá hijos, hermanos de ese caballo compitiendo y no les será nada fácil ganar, habrá una pelea fuerte porque el nivel es altísimo. Hay otros haras con performances muy importantes en el exterior, Los Palmares obtuvo varios títulos en Estados Unidos con varios caballos de su propiedad, y nosotros con haras Doña Cecilia logramos tres triunfos muy importantes en Estados Unidos, inclusive ganando la Medalla de Bronce en la Copa del Mundo 2014 en Las Vegas. Los caballos Árabes de Uruguay tienen un alto nivel y por eso se destacan en todo el mundo.

¿Qué expectativas, a propósito, hay para la Expo Prado?
Habrá una participación importante, hay más de 50 caballos anotados. Estamos apuntando a demostrar que el caballo Árabe sirve para el deporte y para el trabajo. Habrá una prueba funcional, de barriles y estacas, con 10 a 12 participantes y con un premio de US$ 5.000. Hace un año que los caballos están preparándose. Eso lo haremos en el domingo del cierre. En relación a los caballos de conformación, de halter, habrá una dura pelea, estará muy lindo de ver, hay mucho potrillo nuevo de los distintos haras que competirán, que seguro van a dar que hablar, además hay una inscripción importante de caballos adultos, con muy buena conformación, de muy buena sangre. Vendrán tres jueces extranjeros, Jorge Queiroz de Brasil y dos estadounidenses, Greg Gallum y Mark Wharton, dos jueces de primera línea vinculados al negocio del caballo, los traemos con la idea de que puedan ver qué estamos criando y tal vez puedan realizarse algunos negocios.

¿Quiénes están demandando los caballos Árabes?
La raza ha crecido mucho, no solo por el trabajo de la Sociedad de Criadores, la Asociación Uruguaya de Enduro Ecuestre está organizando carreras de caballos casi todos los fines de semana y eso demuestra el interés. En el enduro los caballos de punta son los Árabes o Cruza Árabe, puede ganar algún otro, pero como una rarísima excepción. Hay un mercado muy importante en el deporte, porque el caballo de enduro se exporta muchísimo para los países árabes, hay un promedio de 200 caballos que se exportan cada año a buenos precios. Es un caballo que lleva mucho trabajo para prepararlo y exportarlo, pero se venden por precios muy interesantes. Todos esos caballos salen de los haras que crían; no hay caballos deportivos buenos si no hay criadores que tengan buenas sangres. Estimo que ésta es la raza que tiene la mejor salida económica.

¿Qué precios se manejan en las inversiones por los caballos?
El Árabe, en remates de caballos jóvenes que son para paseo, para tenerlos en el campo, lindos para verlos y para andar, se arranca como con cualquier otra raza en US$ 1.000, aproximadamente. Ahora, si se habla de un caballo de enduro, que tiene que tener al menos seis o siete años con el esfuerzo que lleva porque recién las primeras pruebas clasificatorias las puede empezar a los cinco años, con toda la inversión en comida, en la sanidad, en entrenarlo, hay que hablar desde US$ 10.000 y llegan a US$ 25.000 o US$ 30.000, precios razonables. En halter es diferente, depende de lo que se necesita, del tipo de madres, de aspiraciones al competir, pero hay servicios de muy buenos padrillos en Uruguay en el eje de los US$ 1.500, que es algo razonable considerando la calidad de la raza y el nivel alto que se logró. Cualquiera con una buena madre con un servicio de un padrillo uruguayo puede obtener un excelente animal.


La ficha

Daniel Pastorino nació el 20 de abril de 1959, en Montevideo. Es casado, con Fabiana Puig; tiene dos hijos: Gonzalo y Franco. Junto a su señora, es dueño del haras Doña Cecilia (km 76 de la ruta 3, en San José), pero remarcó que quien lo lleva adelante es su señora. Es escribano público. Pasatiempos y fútbol: los caballos y las motos; es hincha de Peñarol.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...