Espectáculos y Cultura > Llega el final

¿Qué depara el último episodio de GOT? Estas son nuestras predicciones

Game of Thrones emite su último capítulo este domingo a las 22; después de una temporada plagada de sorpresas, críticas enardecidas, efectos sorprendentes y un guion con varios agujeros, seis fanáticos de esta redacción aventuran su posible final

Tiempo de lectura: -'

17 de mayo de 2019 a las 05:00

Carina Novarese

El Trono de Hierro, ¿aún existe? La hora y 20 del episodio cinco liquidó a varios pretendientes al trono, pero todavía quedan demasiado (en buena parte porque la batalla de Winterfell no fue tan mortífera como se preveía).

Pero hay que jugársela; una de mis candidatas era Lady Mormont, la pequeña líder del norte que terminó sus días apuñalando un gigante zombie. No me pregunten por qué, pero en eso de andar buscando finales diferentes para una serie que hizo de lo inesperado una constante, ella entró en mi lista de favoritas. Ya tuve dos semanas para hacer el duelo y ahora vuelvo a uno de mis favoritas iniciales: Sansa Stark. Creo que terminará sentada en el trono de Winterfell y que el norte se convertirá en el nuevo centro de los siete reinos. No es un final demasiado original, porque ya desde la temporada 7 los guionistas se encargaron de blindar la personalidad de la heredera mayor del clan Stark, pero nadie podrá decir que cuando empezamos a ver esta infernal serie, hace 8 años, pensó que esa niña de piel clara, respuestas básicas y miradas al piso, podría convertirse en la reina del mundo imaginario más fantástico que nos ha deparado la televisión en muchos años.

Emanuel Bremermann

Es raro seguir pensando en que la última escena lo tendrá a Jon como protagonista teniendo en cuenta que los guionistas decidieron que se convirtiera casi en un extra, pero supongo que aún lo veo como el héroe de la serie a pesar de todo. El final será con él, entrando a la cueva donde debió quedarse con Ygritte, armando una micro comunidad basada en la caza y la recolección con Ghost y Tormund. ¿Qué pasa en el medio? Jon mata a la loca de Daenerys al grito de “sos mi reina, te amo”, y queda herido; Tyrion también la queda, la gente que no se carbonizó en King’s Landing se carga al dragón, los Reinos vuelven a ser autónomos, Sansa se queda con Winterfell y Arya se convierte en una asesina a sueldo y, por ende, en la mujer más rica de Poniente. Y Bran sigue afuera en la nieve, esperando a que lo entren.

Facundo Macchi

Adelantarse a un final siempre es un ejercicio complicado y más si se trata de lo que va a pasar en el último episodio de una de las series más impredecibles de todas. Aún así con Game of Thrones vale un poquito el esfuerzo. Creo que después de haberla pudrido con todo el mambo en King’s Landing y la loca de Daenerys quemando la ciudad, lo más justo por parte de los creadores de la serie sería seguir fieles a ese camino. 
Mad Dany va a intentar someterlos a todos y en el camino la van a quedar Jon, Davos y todo el séquito de la policía de lo políticamente correcto. Sansa se va a enterar de las noticias, se va a pegar tremendo julepe pensando que la loca de los dragones va a atacar Winterfell, pero antes Arya va a terminar de consagrarse como la ama y señora de la serie y va a matar a Daenerys. Lo que va a pasar después ya me genera un poco más de dudas, pero pondría mis fichitas a Tyrion. El último Lannister va a terminar tomando el poder del sur y Sansa quedará como la guardiana del norte.

Aunque es momento de ser honestos: ninguna de las predicciones que están escritas en estos textos se van a cumplir. Y eso es lo que más nos gusta de Game of Thrones.

María Eugenia Fernández

Lo que se hereda no se roba: Danerys mostró la veta Targaryen y se transformó en la versión 2.0 del Mad King. Perdió lo poco de legitimidad que le quedaba para sentarse en el Trono de Hierro y sus días están contados. No será tan fácil (¿cuándo lo fue convencerla de algo?), por lo que no desistirá al trono sin antes tratar de llevarse a unos cuantos más. En su camino va a aparecer Jon, en su rol de héroe ad eternum, que buscará impedirlo. A la vez, Jon es el gran obstáculo de Daenerys en su camino al trono. Un enfrentamiento entre ambos es ineludible. Pero Arya, como predijo Melisandre, está destinada a cerrar ojos marrones, azules y verdes. Los dos primeros ya pueden tacharse de la lista. ¿Los terceros? Podrían ser los de Daenerys. Aunque también los de Cersei, que no está descartado que consiga sacudirse el polvo y resurja entre los escombros. ¿Quién quedará en el trono de hierro? Sansa Stark parece tener todos los números. Jon –que no es del estilo de King´s Landing y ya repitió hasta el cansancio que no quiere el trono– se perfila para volver al norte, su lugar natural.

Álvaro Irigoitía

Desde el inicio GOT siempre se trató de una lucha despiadada por el poder. Y si se cumple la lógica y los guionistas no se dejan ganar por el populismo de los finales felices y los héroes triunfantes, debería ser Daenerys Targaryen la que se siente en el Trono de Hierro para dominar de forma despótica a los Siete Reinos, como su linaje lo exige. Para eso, será necesario que se deshaga del traidor y al mismo tiempo mayor desafiante del trono de Hierro, Jon Snow, y de paso seguir de largo con el resto de la casa Stark, en particular con Arya que, sin Cersei Lannister en el horizonte -más bien bastantes metros bajo escombros-, es probable que ahora la tenga como principal objetivo. Ojalá el enano Tyrion Lannister se salve, pero después de ser el principal responsable de sacrificar al único leal servidor al reino, Varys, cayó varios puestos en mi escala de afectos.

María Orfila

The Bells nos enseñó una amarga realidad. La mayor amenaza de Poniente no era el Rey de la Noche, sino que siempre fue el ser humano. Daenerys se dio cuenta de que no necesita el amor de nadie, le basta solo con el miedo. Pero no lo necesitaba porque ya no le quedaba nadie: ni Jorah ni Jon ni Tyron ni Missandei. Y tampoco le queda pueblo (por lo menos de este lado del Mar Angosto). De un genocidio no se vuelve y no hay tiempo para redención. El único final para ella es la muerte. Y de todos los verdugos posibles, deberá ser un trabajo para Jon porque todavía conserva el sentido de la justicia. Además, su amor fue lo que hizo posible la victoria contra el Rey de la Noche –al unir los dos ejércitos– y su amor (ya mutado en el corazón del Stark/Targaryen) fue el detonante de su ataque contra Desembarco del Rey. Políticamente, el trono debería ser para Sansa, una sabia gobernante, pero Daenerys quebró literalmente la rueda. Lo que queda de Poniente debería transformarse en pueblos autónomos y Jon debería irse más allá del norte de lo que alguna vez fue el muro.  

¿Vos también tenés una teoría sobre el final? Podés escribirla en las historias de Instagram de El Observador y participar por dos botellas de Johnnie Walker edición Game of Thrones, que se regalarán el lunes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...