Nacional > Variante brasileña

¿Qué se sabe hasta ahora de la nueva variante P1 que circula en Uruguay?

Advierten que la P1 pudo haber sido introducida al país en febrero o, incluso, a fines de enero y lo "más probable" es que hayan sido varias las personas que la introdujeron al país

Se analizaron secuencias de fines de noviembre, diciembre, enero y febrero del departamento de Rocha y en este caso se encontró una única muestra con la variante P1, que data del 26 de febrero.

Tiempo de lectura: -'

27 de marzo de 2021 a las 05:02

La nueva variante del coronavirus que circula en el país, conocida como P1 y originada en la ciudad brasileña de Manaos, es hasta 2,2 veces más transmisible y tiene capacidad de reinfectar a quienes ya fueron víctimas de covid-19, según se desprende de un estudio realizado en conjunto por científicos de la Universidad de San Pablo y de la Universidad de Oxford del Reino Unido.

La confirmación este lunes de la circulación de esta variante en al menos siete departamentos llevó a las autoridades sanitarias a estar en alerta y provocó, inmediatamente, que el presidente Luis Lacalle Pou convocara al Consejo de Ministros para anunciar una batería de medidas en busca de reducir la movilidad para frenar el crecimiento exponencial de los casos de covid-19.

El hallazgo de la variante P1 fue realizado por el Grupo de Trabajo Interinstitucional en Vigilancia del coronavirus, integrado por la Universidad de la República (Udelar), el Instituto Pasteur (IP) y el Sanatorio Americano. De las 175 muestras que recibieron los profesionales entre el 16 y el 20 de marzo, en 24 fue detectada la nueva variante.

La integrante del Grupo de Trabajo Interinstitucional en Vigilancia Genómica, Natalia Rego, explicó a El Observador que tras este hallazgo se infiere que la P1 pudo haber sido introducida al país en febrero o, incluso, a fines de enero. También dijo que en la medida que el grupo cuente con más secuencias esta estimación será más precisa.

Sin embargo, la investigadora de la Unidad de Bioinformática del IP adelantó que ya se analizaron secuencias de fines de noviembre, diciembre, enero y febrero del departamento de Rocha y en este caso se encontró una única muestra con la variante P1, que data del 26 de febrero. Pero, dada la diseminación de esta variante en Brasil “lo más probable” es que hayan sido más de una las personas que introdujeron la variante a Uruguay y no se trate de un único caso, detalló Rego. 

Si bien la variante P1 tiene una mutación que escapa “un poco más” a algunos anticuerpos, hasta el momento no existe evidencia acumulada de que cause más daño en la salud de los infectados, aclaró la investigadora. Tampoco que afecte más a un grupo etario de la población que a otro. Lo que sí se estima es que tiene más carga viral y al contagiar a otra persona esta puede recibir “una nube de virus más grande”, agregó. 

Para Rego es todavía difícil distinguir si efectivamente se producen más casos graves y muertes por la nueva variante o porque a medida que aumentan los pacientes el sistema de salud va colapsando y, como consecuencia, también se comienza a demorar en detectar los contagios. Lo que sí es cierto es que se han detectado en el último tiempo más casos en niños y jóvenes. Sin embargo, esto se puede explicar porque simplemente hay más cantidad de contagiados, aclaró. 

“Antes se observaba que dentro de un núcleo familiar alguien se infectaba pero, por ejemplo, la pareja podía dar negativo. Ahora en una familia se infectan todos. No obstante, esto -más que por la diferencia de edad- se explica simplemente porque la variante es más contagiosa”, afirmó.

En Manaos la nueva variante infectó a un porcentaje alto de la población que ya tenía anticuerpos contra el covid-19. Pero en relación a este punto, la experta señaló que la inmunidad generada por la primera infección ayuda a combatir la segunda y, en general, hace que sea más leve.

Rego indicó que por ahora no está claro qué sucede con la efectividad de las vacunas ante esta nueva variante. Sí recalcó que se comprobó que la vacunación sirve para evitar los casos más graves. Sin embargo, advirtió que “incluso las personas que vayan adquiriendo inmunidad con las dos dosis van a tener que seguir cuidándonos por un buen tiempo”, ya que las vacunas no protegen de la infección. “Capaz que si uno está vacunado y tiene covid-19 solo se agarra un resfrío pero el problema es que, a su vez, contagiará a otro que puede no estar vacunado”, comentó.

En este sentido, explicó que todo lo que baje la eficiencia de la vacuna lleva a que se demore más en adquirir la denominada “inmunidad rebaño” y que, por lo tanto, se tenga que vacunar a mucha más gente para bajar la circulación del virus.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...