Nacional > Crisis en la AUF

Jugadores fueron quienes apuntaron a políticos y el gobierno quedó afuera

El Poder Ejecutivo y el Frente Amplio no quieren participar de la intervención de FIFA

Tiempo de lectura: -'

29 de agosto de 2018 a las 19:32

La decisión de la FIFA y la Conmebol de designar a políticos para una Comisión Regularizadora en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) llamó la atención. Si bien los intentos iniciales de la FIFA fueron con gente vinculada al fútbol, finalmente los hechos decantaron por legisladores de partidos de oposición al gobierno. Y los jugadores tuvieron un rol importante en esta decisión. 

La idea inicial que impulsó el colectivo de jugadores fue Sebastián Bauza estuviera al frente de la comisión pero el expresidente de la AUF lo descartó con rapidez. Lo mismo sucedió con el expresidente de Nacional Ricardo Alarcón, que era la segunda opción de los jugadores, pero que tampoco tomó esa posta. Entonces los representantes de los jugadores finalmente miraron al sistema político y sugirieron el nombre del senador colorado Pedro Bordaberry y del diputado blanco Armando Castaingdebat, según dijeron a El Observador fuentes que formaron parte de las negociaciones.

“Sé que algunos jugadores mencionaron mi nombre, también dirigentes, pero principalmente los jugadores y eso está buenazo porque yo no había hablado con ellos”, dijo Bordaberry a El Observador. En tanto, consultado sobre cómo había surgido su nombre, Castaingdebat dijo a El Observador que esa respuesta la tenía el capitán de la selección uruguaya, Diego Godín. 

Fuentes cercanas a los jugadores confirmaron a El Observador esa información, y explicaron que lo hicieron porque entienden que ambos políticos se adaptan al perfil de seriedad y confiabilidad que pide FIFA, y que están fuera del ambiente del fútbol pero que tienen contacto con el deporte. También aclararon que la decisión en última instancia era de FIFA, y que también dieron el visto bueno a otros nombres como el expresidente de la AUF José Luis Corbo o el exvice Miguel Sejas. También destacaron que el nombre que eligieron directamente fue el del exjugador de la selección uruguaya Andrés Scotti. Para ese cargo también habían manejado la posibilidad de Diego Forlán.

Lea también: La FIFA terminó recurriendo a la política para solucionar la crisis de la AUF

Finalmente, la comisión quedó integrada por dos legisladores opositores al gobierno y por Scotti, quien fue uno de los principales referentes de la era Tabárez en la selección uruguaya. Tanto Scotti como el excapitán, Diego Lugano, se comprometieron con la reforma que entienden que se debe hacer en el fútbol uruguayo y ambos han mantenido un rol activo. Bordaberry explicó que, por ahora, la comisión va a trabajar con esos tres nombres y contó que apenas se enteró de su nuevo cargo se comunicó con el secretario nacional de Deportes, Fernando Cáceres, que se puso a disposición.

Durante las negociaciones sobre quiénes integrarían la comisión y cuando ya se manejaban los nombres de Bordaberry y Castaingdebat, tanto el expresidente de Nacional, Eduardo Ache, como el exvicepresidente de la AUF, Miguel Sejas, le plantearon a la FIFA, según pudo saber El Observador, que la comisión debía ser equilibrada con representantes de todos los partidos políticos y el organismo rector del fútbol quiso avanzar en ese sentido.

Sin embargo, el Frente Amplio y el gobierno entienden que no es conveniente participar de esta comisión, según dijo a El Observador el senador oficialista Marcos Otheguy (Rumbo de Izquierda). 

Lea también: Pedro Bordaberry es el presidente del Comité de Regularización

El legislador fue uno de los que recibió el ofrecimiento de FIFA pero al consultar al presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, tuvo que declinar la invitación porque el partido de gobierno no quiere vincularse con esta intervención, según informó el portal Ecos y confirmó Otheguy a El Observador. Además de Otheguy también se habían manejado los nombres de Carlos Varela (Asamblea Uruguay) y Daoiz Uriarte (Vertiente Artiguista).

Y con la decisión de los jugadores de sugerir a Bordaberry y a Castaingdebat y la del gobierno de no participar en la intervención de FIFA, el colectivo de jugadores y el Poder Ejecutivo quedan, una vez más, parados en veredas opuestas.

Desencuentros
El expresidente José Mujica fue uno de los principales factores de la salida de Bauza de la AUF cuando decidió retirar a los policías de las canchas de fútbol. Esta decisión derivó en que el entonces presidente de Nacional, Eduardo Ache, le retirara la confianza al Ejecutivo de la AUF. Bauza, que se había enfrentado al empresario Francisco Casal como los jugadores en la actualidad, terminó renunciando y rápidamente Mujica devolvió a los policías en las canchas. 

Durante el conflicto que mantuvo el colectivo Más Unidos Que Nunca en la Mutual, el gobierno eligió mantenerse al margen hasta que no le quedó otra que intervenir a través del Ministerio de Educación y Cultura. En esa oportunidad, Más Unidos Que Nunca se enfrentaba al entonces presidente del sindicato de futbolistas, Enrique Saravia, muy cercano a Casal y que en las elecciones de 2014 se postuló a diputado por el espacio 609 liderado por Mujica. 

Sin embargo, cuando la FIFA decidió intervenir la AUF, a pedido de los jugadores, el gobierno tuvo una rápida reacción y fue la ministra de Educación, María Julia Muñoz, la que dijo que la FIFA no podía intervenir. El encargado de responderle fue el excapitán de la selección Diego Lugano. 

“Hay casos de corrupción, de violencia... Si vas para atrás, al año pasado, la televisión, los jugadores, y nadie nunca dice nada, nadie dice 'vamos a unir las partes', es increíble. Pero interviene FIFA y a las 12 horas saltan rápidamente a anunciar que no van a permitir que nadie entre y toque", dijo entrevistado por el programa No Toquen Nada de radio Del Sol. 

Lugano reconoció que habló alguna vez con Mujica y también con Fernando Cáceres pero nunca con el presidente Tabaré Vázquez. “Hay gente en altos cargos, en este gobierno y el anterior, que nos han querido perjudicar hasta en emprendimientos personales. Eso lo sabemos, es así. Con Godín hablamos siempre, ¿qué hacemos acá? ¿Qué hacemos, Faraón? ¿Seguimos o no seguimos?", agregó. 

Derechos de televisión se licitarán
La Comisión Regularizadora que comenzó a trabajar este martes encabezada por Bordaberry tendrá como principal objetivo aprobar el nuevo estatuto que le quita poder a los clubes e integra al fútbol del interior, a los jueces y a los jugadores, entre otros actores. 

Tal como pidieron lo jugadores, ese estatuto establece que los derechos de televisación deberán ser licitados y no podrá ser decisión de la asamblea de clubes con quién se firma ese contrato. Esa es una solicitud de FIFA, explicó Bordaberry. Actualmente la AUF tiene contrato con Tenfield hasta 2025. 

Lea también: Jugadores exigen ir más lejos con el estatuto: quieren voto y que derechos se liciten

La última versión del estatuto que se manejaba, y que algunos clubes pretendieron votar para evitar la intervención de FIFA, no incluía la licitación de los derechos. 

Además, el comité deberá conducir los manejos rutinarios de la AUF y convocar a elecciones una vez que esté aprobado el nuevo estatuto, explicó Bordaberry. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...