Tenis > TENIS

A los 36, Federer cree que tiene "momentos excitantes" por vivir

Tras ganar su 20° Grand Slam el suizo considera que la edad "no es un problema en sí misma"

Tiempo de lectura: -'

28 de enero de 2018 a las 12:08

Roger Federer, de 36 años, cree que la edad "no es un problema en sí misma" y espera vivir "momentos excitantes" tras su 20ª victoria en Grand Slam, este domingo al lograr el Abierto de Australia ante Marin Cilic.

"He ganado tres trofeos del Grand Slam en doce meses, no lo hubiera creído. Hace falta que siga teniendo hambre y que cuide mi planificación. La edad no es un problema en sí misma. Tengo momentos excitantes por vivir", señaló la leyenda.

Después de no jugar por lesión durante la segunda mitad de 2016, Federer regresó ganando el Abierto de Australia 2017. Luego venció en Wimbledon y este domingo volvió a reinar en Melbourne.

En rueda de prensa explicó cómo hace para mantener la ambición: "No jugando demasiado, teniendo un gran equipo a mi alrededor. Mi mujer en particular, sin su apoyo, no jugaría hace mucho tiempo. Ella me apoya mucho y hace un gran trabajo con los niños. Esta vida no podría ser sin ella".

Federer, que ante Cilic jugó su 30ª final de Grand Slam, es padre de dos parejas de gemelos. Este domingo igualó el récord de triunfos en Australia, seis, que ahora comparte con Novak Djokovic y Roy Emerson.

"Igualarles no tiene importancia, lo que es importante es la emoción de la ceremonia de entrega de la copa, tras un partido de montaña rusa contra Cilic, que es un gran jugador. He logrado defender mi título y el cuento de hadas continúa", dijo.

Federer definió el partido en un quinto set impecable, después de que Cilic fuera capaz de remontar un 2-0 en contra en la cuarta manga.

"Intenté volver al partido y ganar un juego, simplemente. Venía de perder cinco consecutivos y hacía falta que rompiera su dinámica sirviendo un poco mejor. Fue lo que pasó, pude ganar el primer juego del quinto set y el partido cambió", analizó.

Finalmente el suizo se refirió a la decisión de jugar en condiciones 'indoor', con el techo de la Rod Laver Arena desplegado debido al calor (38 grados al principio del partido).

"No estoy seguro de que me diera ventaja. Sí, logré mis primeros éxitos en 'indoor' y normalmente es bueno para mí, pero el calor no me molesta mucho. No fue mi decisión. Me sorprendió, nunca había visto que desplegaran el techo por la noche", señaló.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...