Nacional > MOLESTIA

Analizan remociones en INE por deficiencias del Censo

El Poder Ejecutivo está desconforme con el censo pero no quiere hacer cambios hasta que termine el relevamiento

Tiempo de lectura: -'

29 de diciembre de 2011 a las 21:39

El Instituto Nacional de Estadística (INE) reconoció sus “errores” en la planificación del Censo 2011 que impidieron realizar el relevamiento completo de datos en todos los hogares de Uruguay, según admitió la directora del organismo Laura Nalbarte. El gobierno está desconforme con el trabajo del equipo censal y analizará remociones en el INE, informaron a El Observador fuentes oficiales.

El principal descontento del Ejecutivo es con el desempeñó del director de Censos 2011, José María Calvo, dijo a El Observador una fuente de la Presidencia. El gobierno entiende que realizar remociones en medio del análisis de datos “sólo” contribuiría al “caos”. Ante el alto índice de cuestionamiento público sobre el estudio, las autoridades prefieren aguardar que finalicen las tareas para luego tomar una decisión.

Nalbarte dijo ayer que su cargo “ya está a disposición”. Consultado Calvo, sostuvo que “no le corresponde” contestar sobre su continuidad porque depende de sus jerarcas.

Tres meses después de lo proyectado y luego de cuestionados cambios metodológicos, que incluyeron llamadas telefónicas, el INE y Presidencia comunicaron en la mañana de ayer que en Uruguay viven 3.216.257 personas (ver infografía), según datos preliminares. Sin embargo, en el sitio web de Censos 2011 la cifra “actualizada” a las 16:45 de ayer era de 3.192.295 personas.

El director de Censos 2011 prometió que la recolección de datos culminará hoy al mediodía. Fuentes del INE dijeron a El Observador que restan censar 12.000 hogares. Los informantes aseguraron que el trabajo de campo se prolongará por lo menos una semana. El organismo dispone de 80 funcionarios para la tarea.

Apremiado por la cercanía de la temporada estival y urgido por culminar el estudio antes de fin de año, el INE decidió reducir el formulario que se debía responder en 25.000 hogares de Montevideo que restaban relevar. Esas encuestas comenzaron el 22 de diciembre. Con el método utilizado al inicio del censo la entrevista a los ciudadanos duraba entre 20 y 25 minutos, sostuvo Nalbarte. La nueva modalidad lleva como máximo cinco minutos.

Los formularios reducidos consultan sobre el nombre, el sexo, el estado civil, el máximo nivel de educación alcanzado y la cantidad de hijos de las personas que vivían en un hogar. La encuesta aplicada sobre 25.000 domicilios montevideanos deja de lado la ascendencia racial de las personas, los bienes de consumo adquiridos y la situación laboral.

El último censo en Uruguay fue hecho en el año 1996 y se relevó los hogares en un día. En el año 2004 se realizó un conteo de población que determinó que en ese año 3.241.003 personas vivían en el país. El estudio actual estaba previsto para 2010 pero fue aplazado para este año. El gobierno anunció que llevaría un mes, pero sus resultados finales estarán a mediados de enero.



Los errores y la defensa


Los encargados del Censo 2011 reconocieron los errores de planificación del estudio pero defendieron la metodología empleada, que se utilizaba por primera vez. Los censistas contaron con dispositivos electrónicos que actualizaban datos al instante en la base de datos. Sin embargo, la extensa encuesta y un sistema de alarma de los dispositivos que marcaba errores cuando había contradicciones en las respuestas perjudicó el ritmo de las entrevistas.

A las fallas técnicas se le debe sumar la faltante de personal. Al momento son 80 los empleados del INE que trabajan en las encuestas puerta a puerta, dijo Calvo. Además, otros realizan relevamiento de datos por teléfono. En setiembre, cuando comenzó el trabajo de campo, alrededor de 6.000 censistas estaban en la calle.

“Tuvimos errores de planificación, de conectividad y de recursos humanos”, admitió la directora del INE. “Fue un error plantear que los hacíamos en setiembre. No ver eso es querer tapar el sol con un dedo”, agregó.

“Esta metodología de trabajo no debe ser vuelta a revisar para volver a la metodología anterior. Nos permite un mejor seguimiento del trabajo, un mejor control de la calidad de la información que se levante en campo, nos garantiza lo que en los censos con otra metodología jamás puede hacerse”, dijo Calvo.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...