Personajes > Periplo italiano

Autógrafos, crocs y taxis acuáticos: así fueron los días de Mujica en Venecia

José Mujica acaparó la atención en el Festival de Venecia, donde es protagonista de dos películas

Tiempo de lectura: -'

03 de septiembre de 2018 a las 16:39

Hubo cuatro versiones del expresidente José Mujica en Venecia por estos días. La primera fue la real, la física, que lo tuvo circulando por varias ciudades italianas, firmando autógrafos, sacándose fotos y recorriendo lugares emblemáticos, entre ellas la capital de los canales. La segunda fue una versión en papel. La gira italiana, originalmente, se gestó para presentar la edición italiana del libro Una oveja negra al poder, de los periodistas Andrés Danza y Ernesto Tulbovitz. Por último, las otras dos versiones fueron cinematográficas: un documental serbio y una interpretación a cargo de un prestigioso actor español en una película uruguaya. Ambas producciones se estrenaron en el Festival de Venecia –el evento cinematográfico más antiguo de Europa– y captaron la atención de la prensa.
 

El periplo de Mujica comenzó el martes 21 de agosto en Granada, España, a poco de haber renunciado a su banca en el Senado por estar “cansado del largo viaje”. En el país ibérico, el expresidente uruguayo recibió el Laurel de plata en el XV Festival Internacional de Poesía en El Laurel, un premio de poesía que, según el alcalde de la localidad, lo ganó por representar “la expresión más genuina de lo mejor del ser humano y de la política hecha poesía”.


Según fuentes cercanas a Mujica, de allí se trasladó a Italia, donde comenzó con la gira de Una oveja negra al poder, acompañando a los autores del libro en conferencias, presentaciones y firmas de libros. En 10 días, Mujica y el resto de la comitiva recorrieron cinco ciudades italianas: Livorno, Milán, Roma, Rávena y Mantova. La sexta y última parada fue Venecia, a la que llegaron después de manejar durante dos horas y media por las rutas italianas en una van. 

Mujica, sin embargo, no era requerido en la ciudad de los canales, sino en Lido, la isla que cada año hospeda a la Mostra de Venecia, la sección cinematográfica de la Biennale de la ciudad. ¿Y por  qué estaba ahí? Porque Mujica –indirectamente– tuvo participación doble en el evento: allí se estrenaron La noche de 12 años, del uruguayo Álvaro Brechner, y El Pepe: una vida suprema, de Emir Kusturica.


En Lido –a donde llegaron viajando en un taxi acuático y donde se tomó la foto en crocs que luego circuló por las redes sociales–, Mujica formó parte de la conferencia de prensa de la primera producción junto su director –Brechner–, el actor uruguayo Alfonso Tort –que interpreta a Huidobro– y al español Antonio de la Torre, su alter ego en la pantalla. Ante los medios europeos, el exdirigente tupamaro habló sobre el momento que retrata la película de Brechner, que recorre los años en los que Huidobro, Rosencof y él fueron rehenes del gobierno cívico-militar.
Todos tenían, ese día, todavía frescos los más de 20 minutos de aplausos que se había llevado el estreno.

Lea también: 25 minutos de aplausos para la película de Mujica, Rosencof y Huidobro

“Cuando salimos de esa peripecia, aparecieron hombres de ciencia, psiquiatras y hacían pronósticos de que íbamos a tener estallidos. ¿Cómo sobrevivimos? Nos agarró maduros y teníamos una personalidad formada. En mi caso me sirvió mucho que cuando fui joven tuve algunos años en los que leí mucho y en esos años de soledad que vinieron rumié todo eso”, comentó ante la prensa del festival.

Allí los actores también contaron el duro proceso que vivieron filmando la película, las dietas estrictas a las que se tuvieron que someter y la experiencia de ver el filme terminado en la sección Horizontes del festival.

San Marcos con Kusturica y Sbaraglia

En la tarde del domingo Mujica se reunió con Emir Kusturica, cineasta que dirigió el documental El Pepe: una vida suprema. Junto a él vivió el estreno de la producción en el festival, donde fue recibido como una estrella internacional a la que le pedían autógrafos y fotos. El exmandatario también provocó algunas risas en la proyección cuando apareció con un teléfono en la mano diciendo “estoy esperando a que le pongan baño al celular, para los viejos como yo”.

Tras la función, cenó con Kusturica y recorrió la plaza de San Marcos, también acompañado por otro personaje que, estando en la ciudad, quiso conocer al uruguayo: Leonardo Sbaraglia.


El actor argentino también se encuentra en Italia por el estreno de la película argentina Acusada, que protagoniza junto a Lali Espósito y con la que compite en la selección oficial del festival. Acusada y El Pepe: Una vida suprema son coproducidas por la misma productora argentina, K&S Films.

Con Sbaraglia compartieron el mate, volvieron a viajar en uno de los famosos taxis acuáticos y terminaron en el restaurante La Tavernetta, donde los mozos y el jefe de cocineros le requirieron varias fotos. Pero antes de terminar el día, Mujica tuvo tiempo para cruzarse con una estrella más: la actriz británica Emma Thompson, a quien se encontró en el ascensor del Hotel Excelsior. 

Tras el revuelo en Venecia, Mujica salió de vuelta a Uruguay este lunes y llegará al territorio nacional el martes. 

Una oveja negra por el mundo

El libro de Ernesto Tulbovitz y Andrés Danza lleva ya alrededor de 240 mil ejemplares vendidos en todo el mundo. En Italia, país donde se desarrolló la gira, llevan vendidos alrededor de 12 mil. Se ha traducido al turco, al japonés, al portugués y al italiano y existe interés para llevarlo al inglés y al francés. Con la atención internacional de nuevo centrada en Mujica, se prevé que se realicen nuevas reediciones.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...