Cargando...
Luis Suárez después del partido que le dio la La Liga.

Opinión > TRIBUNA

Carta abierta a Luis Suárez

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2021 a las 05:03

Querido Luis,

Te quiero agradecer por esta nueva hazaña, porque como uruguayo la siento, como de costumbre, en alguna medida también mía. Pero te escribo esta carta más que nada para agradecerte que nos ayudás a recordar lecciones de vida fundamentales. Quizás todos las sabemos en abstracto, pero ser testigos de tu historia nos ayuda a tenerlas mucho más presentes y hacerlas carne.

Hoy más que nunca, recuerdo que cuando la vida da palo, puedo resurgir con más fuerza. Luis, cuando alguien quiere hundirte sólo termina logrando agrandar tu leyenda. Luego que te armaron una insólita cama en Inglaterra, los eliminaste del mundial. Luego que te echaron del Barcelona, les ganás ahora la Liga con un equipo mucho más débil. Cuando la vida me da palo, lejos de hundirme trato de estar más atento a la oportunidad de usar el dolor como combustible para llegar a un nivel más alto en lo que le puedo dar.

Cuando te veo jugar recuerdo no venirme abajo cuando no salen las cosas. Por muchos momentos en los partidos te veo entreverado, frustrado, hasta negado. Pero de repente, lejos de venirte abajo, sos capaz de generar un acto de magia que toca la fibra más íntima del amante del futbol o del amante de Uruguay. Así recuerdo, Luis, que los días en que no sale nada en cualquier momento puede pasar algo maravilloso, y entonces le sigo metiendo.

Cuando te veo jugar me contagiás a darlo siempre todo. Me acuerdo el día que leí en la prensa británica cuando jugabas en Liverpool: "Cuando uno ve el increíble despliegue de jugador como lo es el de Luis Suarez hoy, un martes de noche, lloviendo, con las tribunas vacías, por las fases iniciales de una copa de segundo nivel como la Carling Cup, contra un equipo de segunda categoría, uno ve estirpe de campeón, uno lo ve y se emociona y se inspira”. Cuánta verdad. Tenés esa actitud que nos inspira a todos a darlo todo, a estar completamente enchufado jugada a jugada, sea cual sea el partido, vaya como vaya el resultado. Así llego al trabajo Luis y quiero sentirme que soy vos, y le pongo toda la garra a cada tarea que enfrento, email que mando, a cada reunión, a cada llamada, y así contagio a los demás. 

Cuando te veo recuerdo adaptarme a las circunstancias. En el Liverpool entendiste que tus compañeros necesitaban de tu protagonismo, y que los rivales te daban espacio para dejarte hacer. Corriste mucho con la pelota y fuiste Bota de Oro. En el Barcelona entendiste que los demás también sabían mucho con la pelota y los rivales te asfixiaban. Y no seguiste aferrándote a usar el mismo modelo que te había servido en Liverpool, cambiaste, jugaste en espacios más chicos con más pases y también fuiste Bota de Oro. En el Atlético entendiste que tu físico ya no te daba y aprendiste a sacar mejor jugo de las pocas oportunidades que se te daban. Así es Luis que me ayudás a incorporar que siempre hay que mantenese flexible, que siempre hay que cambiar para mantenerse en lo más alto. 

Cuando te veo jugar recuerdo entender mi lugar y la necesidad de la entrega a una causa más grande. Sos quizás nuestro mejor futbolista de la historia y no te la crees. Llegaste al Barcelona consagrado pero entendiste, a diferencia de los que te precedieron, que había que respetar al referente. Llegaste al Atlético con compañeros que te admiraban pero te mostraste uno más. Gritás los goles poniendo primero a tus hijos y mujer. En ese lugar de estrellato donde generalmente los demás no logran mantenerse centrados, vos priorizás y te entregás a tu equipo, a tu familia, a tu país.  Luis: si vos no te agrandás, qué me voy a agrandar yo!

Cuando te veo jugar recuerdo ser más generoso. Muchas veces parece que intentás dar más goles de los que hacés, y lograste récord de asistencias para un delantero. Pero eso nunca sacrificó tu capacidad goleadora. Me ayudas a recordar Luis que siendo desprendido y generoso, siempre la pelota vuelve en la vida. 

Ya ganaste absolutamente todos los honores y suculentas fortunas, pero seguís dándolo todo. Seguís emocionándote como el primer día, y emocionándonos a todos. No creo que lo hayamos tenido antes, no creo que alguna vez volveremos a tener un jugador de tal destaque en la élite del fútbol mundial. Tampoco creo que por mucho tiempo volvamos a tener a alguien que nos deje una carrera tan gloriosamente épica y nos logre inspirar así. Nos ayudas a ser mejores personas, y a ser un país mejor.

Gracias Luis, de todo corazón,

Pepe Meursault

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...