Espectáculos y Cultura > SERIE

Cobra Kai, el regreso nostálgico al mundo de Karate kid llegó a Netflix y es un éxito

Guiños nostálgicos, crisis de la mediana edad y la vuelta del dúo protagonista son las claves de una serie que Netflix le sacó de las manos a YouTube

Tiempo de lectura: -'

09 de septiembre de 2020 a las 05:02

Desde hace algunos años, la industria del entretenimiento se dio cuenta de que la nostalgia paga. En particular, aquella que apunta a los que fueron niños en las décadas de 1980 y 1990, que gracias a la tecnología pueden revisitar de forma mucho más fácil su pasado. La generación para la que el pasado ya no es una etapa, sino un lugar cómodo que se puede visitar a gusto. Por eso los personajes ya no se retiran, sino que sus vidas siguen siendo visitadas todo lo que se pueda.

En las nuevas películas de Star Wars, los hermanos Luke y Leia Skywalker y Han Solo peinan canas, renguean y están agotados por sus aventuras galácticas, pero tienen que ponerle una cara conocida y un apoyo nostálgico a la nueva generación de héroes. Venkman y Stentz de los Cazafantasmas volverán a las andanzas el año que viene. Una de las series más exitosas de los últimos años es un pastiche de la cultura popular de los años 1980 (Stranger Things). Disney destrabó el siguiente nivel de la maquinita y practica la autofagia, rehaciendo de forma más o menos idéntica sus clásicos animados de hace tres o cuatro décadas, pero con actores de carne y hueso o animación digital.

A veces, esas revisitas nostálgicas tienen un poco más de sustancia. Trascienden el mero hecho de ser nuevas versiones o continuaciones ad eternum de historias conocidas. Por ejemplo, Cobra Kai, la serie que Netflix acaba de estrenar, y que propone un regreso al mundo de Karate Kid.

La premisa es bastante sencilla: ¿Qué fue de la vida de Daniel LaRusso y Johnny Lawrence, los participantes de aquella final del torneo retratado en la película original, la de la patada de grulla y demás? El primer giro viene dado porque el protagonista no es Daniel-san, sino Lawrence (William Zabka), ahora un hombre de mediana edad abatido, perdedor y divorciado, que no puede ver a su hijo y se lamenta todavía por aquella derrota.

Del otro lado, el personaje de Ralph Macchio es un tipo relativamente exitoso, padre de una familia modelo y dueño de una cadena de concesionarios automovilísticos que promociona usando sus viejos movimientos de karate. Casi como una autoparodia, pero un futuro plausible para un personaje que, como su actor, solo fue conocido por ese papel. Aunque de forma exagerada, Zabka/Lawrence es un tipo que también queda marcado por su participación en el torneo/en la película, y nunca logra generar una carrera firme en su adultez.

Estos paralelismos son sin duda conscientes y buscados, ya que tanto Zabka como Macchio figuran como productores ejecutivos (es decir que supervisan la serie y además, ponen o consiguen dinero para la realización), en una lista que incluye también al actor Will Smith.

Además de las similitudes con la vida y obra de sus protagonistas, la serie también tiene algunos puntos compartidos con la película original. Lawrence ejerce de señor Miyagi para un adolescente que conoce al salvarlo de un grupo de bullys, y con él reactiva el dojo en el que se entrenó de joven, el Cobra Kai del título. LaRusso se entera de esto y comienza a entrenar a sus propios alumnos para reeditar a través de ellos el duelo que tuvieron allá en los años 1980.

Es, entonces, la historia de dos hombres que están atados a su pasado y que no lo pueden soltar, atormentados por sus aciertos y errores en esos tiempos. Pero más allá del recurso de misma historia con una diferente generación, Cobra Kai tiene algunos momentos de seriedad y un toque más oscuro que otras visitas a los relatos del pasado.

Entre ese giro que le pone más seriedad al asunto, con un foco puesto en el drama adolescente y la crisis de la mediana edad a partes iguales y por supuesto, el toque de nostalgia, Cobra Kai se ha convertido en uno de los hits de Netflix en los últimos días. Desde su estreno figura en el top 10 de la plataforma (que nunca sabremos si está digitado) y le ha dado una visibilidad mayor a una serie que originalmente se estrenó en otra plataforma de streaming, pero que la N roja, como suele hacer con todo lo que compra aunque ya venga hecho de antemano, le colocó el título de “original de Netflix”, como si el hecho de que sea una producción propia garantice la calidad.

Aunque siendo exactos, a partir de ahora si será una serie original de Netflix. Cuando la serie fue creada, se le ofreció a todos los servicios de streaming y canales estadounidenses, y hubo cinco interesados en la producción: Netflix, Amazon, Hulu, el canal de cable AMC, y YouTube, que por ese entonces estaba impulsando su flamante servicio on demand, YouTube Premium.

La plataforma de videos de Google se hizo con los derechos y estrenó las dos primeras temporadas, que fueron uno de los destacados de un servicio que no ha logrado imponerse en la cada vez más feroz competencia del streaming. Sin certezas de que la serie podría seguir durante más de una temporada, los responsables dieron el portazo y se fueron con Netflix, que ya garantizó dos temporadas más, con la tercera prevista para 2021.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...