Economía y Empresas > Actividad

Cómo impacta en el mercado interno el fortalecimiento del tipo de cambio

Se desalienta el consumo de productos importados por el dólar alto y empresas del exterior que quieren colocar mercadería en Uruguay toman estrategias comerciales más agresivas

Tiempo de lectura: -'

29 de abril de 2019 a las 05:03

Las oscilaciones del tipo de cambio, hacia el lado que vayan, generan siempre ganadores y perdedores. En este momento, el dólar atraviesa una fase de fortalecimiento en el país. En ese escenario, los exportadores respiran algo más aliviados y los importadores se retraen.

Mientras tanto, las empresas que se dedican al mercado local pueden verse favorecidas ante una menor llegada de productos desde países vecinos por una mejora de su competitividad. Sin embargo, el contexto actual argentino no ayuda, ya que la moneda en la vecina orilla no para de devaluar. Ello genera que las compañías de ese país sean más agresivas en sus estrategias para colocar productos en el exterior, y Uruguay es un candidato cantado por su cercanía geográfica. 

El dólar terminó la semana pasada en $ 34,65 en el mercado mayorista de Uruguay. Con esa cotización acumuló un aumento anual de 7%, luego de cerrar el 2018 con un alza de 12,6%. A su vez, solo en abril el fortalecimiento acumulado es de 3,49%. Los analistas esperan que la divisa se ubique en diciembre de 2019 en $ 35, un valor que se acerca a las pretensiones de los exportadores. Sin embargo, a los importadores ya les comienza a incomodar.

El economista de Equipos Consultores Alejandro Cavallo señaló a El Observador que aunque la suba del tipo de cambio no ha sido tan fuerte le conviene a las empresas que vuelcan sus productos al mercado interno y compiten con artículos importados.

Lo contrario ocurre con las empresas que compran en el exterior. “Es un escenario menos favorable para los importadores porque son productos que se ajustan al tipo de cambio y cuando más caro el dólar mayor es el costo”, indicó.

Otro de los inconvenientes es que el aumento de la divisa provoca un traslado directo al precio final en los comercios de venta. “También genera una sensibilidad bastante fuerte en el comprador; aunque no cambie el precio del bien en la góndola, la suba del tipo de cambio ya tiene un efecto negativo en las expectativas del consumidor”, dijo.

Sin embargo, algunos comerciantes no están trasladando a precio la suba del dólar. El gerente general de Portones Shopping, Nelson Barreto, explicó que “cómo está hoy la situación ajustar los precios en función del tipo de cambio sería un suicidio”.

Añadió que, por el contrario, los comerciantes están tratando de bajar precios y vender pronto la mercadería que tiene en stock. Señaló que el fortalecimiento del dólar todavía no ha incidido en la actividad comercial que sí se ha visto afectada por otro aspecto. “Hay un proceso de enlentecimiento de las ventas que tienen que ver con la situación económica”, mencionó Barreto.

El efecto argentino

En el país vecino la apreciación del dólar fue mucho más fuerte que en Uruguay. Solamente la semana pasada la moneda aumentó 9%, por encima del aumento que se verificó en Uruguay en lo que va del año (7%). Esa suba del tipo de cambio alienta a algunas industrias argentinas a colocar productos en el exterior. Uno de los sectores uruguayos que más siente la competencia de artículos importados es el de la alimentación.

El presidente de la Cámara Industrial de Alimentos (Ciali), Fernando Pache, indicó a El Observador que si Argentina continúa con el mismo ritmo devaluatorio seguirá siendo más competitiva que Uruguay. “La necesidad de los argentinos de querer vender afuera del país y recibir dólares o pesos al tipo de cambio del mercado interno es importante”, expuso.

Por ese motivo las compañías exportadoras argentinas están siendo “muy agresivas en este momento para vender porque la situación de su mercado interno no está fácil”, afirmó.

Impacto exportador

Cavallo explicó que a nivel local la suba del tipo de cambio genera efectos tanto en las importaciones como en las ventas externas. “En las exportaciones quizás sea más lento; primero tiene que consolidarse y que las empresas incorporen el nuevo valor, eso mejore su rentabilidad y a partir de ahí comiencen a ser más competitivas en otros destinos”, señaló. Agregó que “ese proceso no es instantáneo; hay un rezago entre el aumento del tipo de cambio y el efecto positivo en el sector exportador”.

Para Pache el la suba del dólar es un aliciente para las empresas exportadoras. “Esperemos que continúa porque es lo que ha pedido la industria exportadora en los últimos cinco años”, recordó.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...