Espectáculos y Cultura > CINE Y FÚTBOL

De Maradona a Alexis Sánchez: los cineastas y su fanatismo por las historias de futbolistas

El futbolista chileno es el caso más reciente de jugador que tendrá una película sobre su vida, y los hermanos Larraín serán los productores

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2018 a las 17:00

Algo tiene el fútbol que hace que sea difícil encontrar películas memorables que lo tengan como eje. Dada la tibia relación de Estados Unidos con ese deporte es lógico que Hollywood no haya producido obras dignas, pero ni siquiera mirando a Europa o América Latina la cifra se eleva, a pesar de la mayor tradición que el balompié tiene en esos territorios. Pero cada tanto algún director encumbrado se ve tentado por los genios de la pelota y les pone la cámara encima.

El chileno Alexis Sánchez es el caso más reciente. Los hermanos Pablo y Juan de Dios Larraín, dos de los nombres fuertes del cine de su país en la actualidad, responsables del ascenso a nivel internacional de la filmografía chilena –en el caso de Pablo, director de Neruda, El club y Jackie– serán los productores de una cinta biográfica sobre el “niño maravilla” que actualmente juega en el Manchester United inglés.

Sánchez compartió en sus redes sociales un avance del proyecto, que se estrenará en 2019, a tiempo para que la selección de Chile busque reeditar su título continental en la Copa América de Brasil. La película retratará su infancia a través de la ficción, para lo que se realizará un casting entre niños chilenos, mientras que el futbolista tendrá una aparición encarnándose a si mismo en su vida adulta.

No es una tendencia ni mucho menos, pero en los últimos años se ha realizado otros retratos cinematográficos de jugadores aún en actividad. La conversión definitiva del fútbol en negocio en las últimas dos décadas hace que el retiro no sea condición necesaria para el análisis de una carrera. Los futbolistas son marcas que tienen que facturar y generar todos los productos posibles.

Así hay ejemplos como el de Keylor Navas, el arquero de Costa Rica que llegó al Real Madrid, y que en Hombre de fe (2017) relata su infancia y su carrera profesional hasta su debut en el club español. El sueco Zlatan Ibrahimovic y el portugués Cristiano Ronaldo tuvieron sus documentales en 2015.


El mismo año que esas dos películas hubo un tercer filme sobre un futbolista, también en actividad. El fenómeno deportivo y mediático de Lionel Messi hace que tenga condiciones suficientes para ser retratado aún mientras juega, y logró captar la atención del cineasta español Alex de la Iglesia para contar su historia.

El director propone un híbrido: la infancia y adolescencia del astro rosarino son ficcionadas. Un grupo de niños muy parecidos al futbolista lo interpretan en sus inicios, que se intercalan con material de archivo real de esa época y de su período profesional, y con un conjunto de entrevistas a entrenadores, colegas y familiares del futbolista. Gerard Piqué, Javier Mascherano, Alejandro Sabella y César Menotti son algunos de los que allí aparecen, junto al holandés Johan Cruyff.


“Nadie habla mal de él, pero sí se comenta el tema de Hacienda o el mal recibimiento que tuvo en Argentina al comienzo. No es absolutamente laudatorio pero sí es un documental para la gente que le gusta Messi. Es un documental sobre el futbolista, no sobre su vida, sino sobre el fútbol y por qué es como es”, explicó De la Iglesia sobre la película en el momento de su estreno.

De todos modos, el caso paradigmático de retrato documental de futbolista realizado por director encumbrado es el de Maradona by Kusturica, la película que el cineasta serbio estrenó en 2008. Es un filme extraño. El director repasa su propia carrera y su vínculo personal con el futbolista como fanático, llegando a equipararse al jugador. Se enfoca en el valor político de Maradona, ilustrando su vínculo con Fidel Castro y lo muestra eludiendo a figuras como George Bush y Tony Blair en unas animaciones que no tienen mucho que ver con la historia que se busca contar.


Pero la película tiene momentos destacados, como las reflexiones del mismísimo Diego sobre su infancia en la pobreza y sobre qué carrera habría tenido si no hubiera consumido drogas ni caído ante todas las tentaciones terrenales que le tiró la vida.


También ficción

No solo de documentales se hacen las biografías cinematográficas de futbolistas, sino que como en el caso de Sánchez, también hay recreaciones de sus vidas a través de la ficción. Tal es el caso de Pelé, cuya historia fue contada por los directores Jeff y Michael Zimbalist, responsables del documental The Two Escobars, sobre el vínculo entre el narcotráfico y el fútbol en Colombia en las décadas de 1980 y 1990, encarnado en el criminal Pablo Escobar y el futbolista Andrés Escobar, asesinado luego del mundial de 1994.

A juzgar por las críticas, todo lo que los directores hicieron bien en el documental no lo replican en la ficción, que retrata los comienzos del brasileño y su disputa con la selección de su país del mundial de 1958 con 17 años. El elenco es una mezcla extraña que incluye a Vincent D’Onofrio, Rodrigo Santoro, Diego Boneta y el músico Seu Jorge.

En un rubro distinto se encuentra Looking for Eric, que cuenta con otro director destacado detrás de la cámara. El británico Ken Loach es el responsable de esta película en la que el francés Eric Cantoná se interpreta a si mismo como el amigo imaginario de un cartero que atraviesa una crisis existencial.

Comentarios