20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
15 de septiembre 2023 - 19:00hs

Un tribunal de Bruselas pronunció este viernes duras sentencias contra los acusados por los atentados yihadistas de 2016 en Bruselas, incluyendo al francés Salah Abdeslam.

Los dos atentados- uno en el aeropuerto de Bruselas y otro en una céntrica estación del tren subterráneo- dejaron un saldo de más de 30 muertos y fueron reivindicados por el grupo radical Estado Islámico.

Inicialmente el saldo fatal había sido estimado en 32 personas muertas, pero el tribunal elevó la cifra a 35 al encontrar vínculos entre el trauma sufrido y los decesos de otras tres personas.

Más noticias

Estos ataques fueron organizados y perpetrados por el mismo grupo que protagonizó los atentados en París en 2015. Por ello, Abdeslam ya fue condenado a perpetuidad de Francia.

El tribunal belga decidió no aplicar a Abdeslam una pena adicional ya que había sido sentenciado en Bélgica en 2018 a 20 años de cárcel por un intercambio de disparos con agentes de policía, ocurrido en 2016.

Abdeslam, de 34 años, fue el único superviviente de la célula que causó 130 muertos en París, la mayoría de ellos en la sala de conciertos Bataclan.

Tras la masacre huyó a Bruselas, donde permaneció escondido durante cuatro meses en un apartamento, donde se alojaban miembros de la célula local.

En tanto, Mohamed Abrini, quien se tornó conocido como "el hombre del sombrero" y quien rehusó inmolarse en el aeropuerto de Bruselas, fue condenado a 30 años de prisión.

Abrini declaró que decidió a último minuto no detonar sus explosivos en el aeropuerto, al igual que otro acusado, Osama Krayem, un sueco de ascendencia siria.

Krayem fue condenado a cadena perpetua, así como Bilal El Makhukhi y Osama Atar.

Este último, un alto comandante del grupo Estado Islámico que encabezaba la célula yihadista, fue juzgado en ausencia, ya que se presume que murió en Siria en 2017.

A su vez, Herve Bayingana Muhirwa, declarado culpable de "participar en las actividades de un grupo terrorista", fue condenado a 10 años de prisión.

El tunecino Sofien Ayari se benefició, como Abdeslam, del hecho de ya haber sido condenado en Bélgica por el tiroteo con la policía, y no recibió pena adicional.

A su vez, el belga-marroquí Ali El Haddad Asufi recibió una pena de 20 años de reclusión.

Los ataques del 22 de marzo de 2016 en Bruselas dejaron también un saldo de centenas de personas heridas, y aún varios años después numerosos sobrevivientes y familiares siguen traumatizados.

El juicio en Bruselas comenzó a fines de 2022, bajo estrictas normas de seguridad, en una antigua sede de la OTAN, que fue adaptada especialmente para el proceso.

 

(Con información de AFP)

Temas:

Bélgica

Seguí leyendo

Te Puede Interesar