Tecnología > Dispositivos

El costo de las frágiles pantallas: ¿cuánto cuesta arreglar las de iPhone y Galaxy?

La parte de un celular que se rompe accidentalmente con más frecuencia es el display. Análisis de costos según cada marca 

Tiempo de lectura: -'

08 de julio de 2019 a las 05:00

Por Matías Castro - Especial para Cromo

Cuando el smartphone acude al doctor, lo más probable es que haya sufrido un problema en la pantalla. Según un relevamiento realizado por Cromo en cuatro servicios técnicos de reparación de celular, más de la mitad de las visitas a estos lugares se debe a roturas de los displays. Sus altos costos ponen a los usuarios en una encrucijada: ¿arreglarlo o comprar un teléfono nuevo?

Los displays que sufren estas fracturas en más del 90% de los casos corresponden a teléfonos de gama media y alta. Las más frágiles parecen ser las de los iPhone, según los técnicos consultados. Los usuarios de las demás marcas tienden a optar por comprar un teléfono nuevo y no un repuesto. 

Tantas son las roturas del iPhone que la tienda Mobidoc se ha especializado en reparar estos teléfonos. Lo hace a domicilio y en el día. “No hay nada que sea irrompible, los cases se rompen y los vidrios templados también”, señala Federico Sterenstein, director de la firma.

“No hay pantalla indestructible”, enfatiza Mauro Antonini, director de Segurcell, otra de las tiendas consultadas. En esta firma, el porcentaje de quienes llegan con una pantalla rota es más alta: el 75% de los clientes.

 “Los teléfonos con pantalla curva son más propensos a tener roturas”, apunta Nicolás Introini, director de Zonaphone. “Es más probable que se rompa con un golpe mínimo que uno que está bien apoyado en su marco”. 

Por otra parte, hay teléfonos, como los Caterpillar, que están hechos para resistir y no para ser reparados. Sin embargo, pueden tener alguna falla. “Hay pocos repuestos en plaza y son muy complicados de abrir”, explica Introini.

El más cuidado

Hay diferentes tipos de pantallas. Las LCD, de cristal líquido (como la del viejo Nokia 3100), cuya fabricación es más económica, consumen más batería. Por otro lado, las OLED se dividen entre las Amoled y las Súper Amoled, son más delgadas y consumen menos batería que las LCD, aunque duran menos. Los OLED más comercializados son el iPhone XS, Samsung Galaxy S9 y S9+, Galaxy Note 9. OnePlus 6T, LG V30, Huawei Mate 20 Pro y Meizu Pro 7.

Apple registró una tecnología para sus dispositivos móviles (iPhone 4, 5, 6, 7, 8, X y XR) y computadoras llamada retina. Este tipo de pantalla incrementa la densidad de píxeles por pulgada, de modo que supera la que el ojo humano es capaz de distinguir. 

Así, no se ven píxeles individuales, sino la imagen que esos píxeles forman. Las pantallas retina cambian según el dispositivo. sus tamaños y su apreciación.

Antonini, de Segurcell, dice que un factor para explicar las diferencias de precio está en que Apple no vende pantallas originales como repuestos, a diferencia de lo que pasa con Samsung y otras marcas. “Las pantallas que usa la compañía surcoreana son las más caras y pueden equivaler hasta el 70% del precio del equipo, como ocurre en el S10”, agrega. “Es lo más importante del equipo y lo que más se rompe. En iPhone las pantallas son más baratas y pueden equivaler a menos de la mitad del precio del equipo. En nuestra experiencia, el modelo más reparado es el iPhone 6 de 2013, porque es un teléfono básico y económico”, cuenta.

Bruno Famolaro, director de GSM, explica que hay una industria de fabricación de pantallas de repuesto para iPhone que las produce en varias calidades. Esto es determinante para que el valor sea más bajo en comparación con otras marcas. “Lo mejor que podés encontrar es una pieza original refabricada. Eso es lo que se vende como original, por ejemplo una pantalla LCD a la que le cambiaron solo el vidrio”, afirma.

De las demás marcas no hay mucha oferta de repuestos de pantalla y por eso el precio es más elevado. “Es un tema de oferta y demanda, no de que necesariamente fabricar una sea más barato que otras”, agrega Famolaro. 

Las caídas insólitas

No se rompen por el uso. Pueden sufrir problemas de desgaste, que tal vez se den a los tres o cuatro años. En esos casos, se puede ver decoloración o manchas blancas. “Otra cosa que pasa por el desgaste, por ejemplo, es que en las zonas donde deberías ver blanco ves amarillo”, comenta.

Las caídas son la principal causa de las fracturas. Que se desplome desde la mesa de luz, mientras la persona tantea semidespierta en medio de la oscuridad, es un accidente frecuente que conducirá al servicio técnico al día siguiente. No obstante, cada “siniestro” es una historia aparte y parece no haber reglas en cuanto a la forma o las alturas desde donde se producen.

Para Antonini, las situaciones más repetidas –y graves– son las que se producen en la calle. Ha sucedido, por ejemplo, que el teléfono se caiga desde una moto y termine bajo las ruedas de un auto. “Lo más importante es que la placa del teléfono siga funcionando, porque el resto puede cambiarse”, afirma. “También se da a menudo que los meten bajo el agua porque creen que son sumergibles. Lo hacen para sacar una foto, por ejemplo. Nunca son del todo sumergibles, aunque puedan aguantar un poco. Equipo mojado no recibe garantía: esa es una regla de los técnicos en general”, puntualiza.

La utilización del celular por parte de los niños es un factor común para que se generen estas roturas. “Los agarran y se les caen”, dice Famolaro. 
Un accidente común entre los usuarios uruguayos, cuenta Introini, sucede cuando se bajan del auto sin darse cuenta de que llevan el teléfono en la falda y se les cae de manera sorpresiva. “También es usual que la gente guarde el teléfono en el bolsillo con la pantalla hacia afuera, y que se rompa al chocarse con algo”, cuenta.

En lo que coinciden todos es que, a pesar de que en cada lanzamiento los fabricantes enfatizan que las pantallas se vuelven más resistentes, esto no sucede en realidad. “Se puede caer desde un segundo piso y que no se rompa; pero se puede romper cuando se cae de la mano. Hay gente que dice que se le ha caído dieciocho veces y recién se le rompe cuando se le cae en una alfombra”, explica Introini. 

¿Resistentes?

Los dispositivos no presentan estándares para la resistencia de la pantalla. Si bien los de gama alta tienen un vidrio más resistente porque casi toda su superficie delantera es pantalla, esta característica los hace vulnerables.

“Ya sea un teléfono de US$ 200 o uno de US$ 1.000, por más que se hable de su resistencia en las presentaciones, no les veo grandes diferencias”, dice Introini. Por su lado, Sterenstein opina: “Cuando las empresas lanzan el teléfono insignia hacen énfasis en la resistencia, aunque nunca hacen una prueba en vivo”. 

En YouTube hay videos en los que se comparan los efectos de las caídas y los golpes en distintos teléfonos. Un drop test –prueba de caída– que figura en los primeros puestos de visualizaciones es el del canal EverythingApplepro en el que se compara el Samsung S10 con el iPhone XS Max. Después de más de diez minutos de caídas desde distintas alturas y ángulos, el más dañado, y casi inutilizable, es el fabricado por Samsung.

Los videos de este tipo de pruebas resultan adictivos una vez que se descubren. Hay de todo tipo: desde aquellos que hacen pruebas razonables, por ejemplo sobre la resistencia en inmersión, hasta los que crean testeos alejados de la vida cotidiana. Uno de estos es el del canal Unlockriver, en el que arrojan desde un dron a 300 metros de altura un Galaxy S10 y un Nokia 3100. El surcoreano queda inutilizable tras el golpe, pero el viejo y querido finlandés solo precisa volver a ser armado en pocos segundos para funcionar otra vez.

“El teléfono pasa en la mano todo el tiempo, así que lo más común es que se caiga”, asegura Antonini. Los expertos señalan que, si bien las protecciones como los vidrios polarizados son efectivas, no son totales y también presenta la posibilidad de que la pantalla quede dañada. Según este técnico, un buen vidrio templado y una carcasa pueden proteger en el 70% u 80%. “Hoy es una parte más del cuerpo, pero que no está atada al cuerpo”, concluye Introini.

¿Cuánto cuesta arreglar la pantalla de un celular y cuánto cuesta un equipo nuevo?

 Costo del repuesto 
ModeloCompatibleOriginalTeléfono nuevo
iPhone 670100300
iPhone 6 Plus80120350
iPhone 6s80110380
iPhone 6s Plus90125430
iPhone SE5070340
iPhone 7 (*)110180800
iPhone 7 Plus130220940
iPhone 8130220990
iPhone 8 Plus1702801100
iPhone X3805501350
iPhone Xs4006801600
iPhone Xs MaxAún no hay8401900
iPhone XrAún no hay3901100

 

 Costo del repuestoTeléfono nuevo
Samsung S8 Plus360489
Samsung S9385719
Samsung J7 Prime70203
Samsung J8170305
Xiaomi Redmi Note 570209
Nokia 5100259
Nokia 6115299
Huawei Mate 20300719
LG K10 201780239
LG G6110799

Información proporcionada por talleres de reparación de celulares.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...