Estilo de vida > COMICS

El papá de Batman al que nadie agradeció

DC celebra hoy al personaje en un mes en el que finalmente se decidió reconocer el legado de su otro creador, Bill Finger

Tiempo de lectura: -'

27 de septiembre de 2015 a las 05:00

Rubio, de antifaz y con un traje rojo con alas de murciélago gigantes. Así se presentaba Batman en la mente de su creador Bob Kane. El nombre del dibujante puede no resultar muy popular, pero quien haya visto con atención alguna de las historietas, series o películas protagonizadas por el hombre murciélago, lo verá en los créditos, donde se lo menciona como el único autor responsable de uno de los superhéroes más celebres de la historia.

¿Pero qué pasó entre medio para que ese héroe rubio y extravagante se convirtiera finalmente en el detective oscuro y atormentado por la muerte de sus padres? La respuesta tiene nombre y apellido: Bill Finger. Nacido bajo el nombre de Milton en 1914, Bill Finger fue el escritor que trabajó junto a Kane a fines de la década de 1930 para crear a Batman. Con su primera aparición en el número 27 de la tira Detective Comics en 1939, Finger fue un autor esencial a la hora de concebir las características que volvieron al personaje tan popular, al mismo tiempo que concibió algunos de sus personajes secundarios y villanos más icónicos, como el Guasón. Kane tenía una idea muy diferente para el "Bat-Man" (nombre original con el que quería llamarlo) así que acudió a Finger para que trabajara como un escritor fantasma de la historia, es decir, sin crédito oficial. Entre sus principales cambios estéticos, Finger decidió remover las mallas roja y agregarle su célebre capa.

En aquel entonces y pese a ser el responsable de ideas como Ciudad Gótica, la figura de Robin y el Comisionado Gordón –así como el alter ego de Batman, el acaudalado Bruce Wayne (Bruno Díaz en América Latina)– el único nombre que figuró en los créditos de aquella primera aparición en papel de Batman fue el de Kane. Con la industria del cómic como un negocio incipiente en donde florecían nuevos héroes constantemente, el derecho de creación sobre los personajes no parecía tan relevante para los autores, una decisión que se volvería desafortunada con los años cuando estos se volvieran los rostros de una maquinaria imparable de contenidos culturales.

Un creador instrumental

Mientras la editorial DC celebró ayer el Día de Batman –una festividad que creó en 2014 y en la que organiza diferentes eventos homenajeando al encapuchado–, los fanáticos de Finger también se encuentran de festejo. La semana pasada DC anunció que el filme Batman v. Superman: el origen de la justicia (2016) contará con el nombre de Finger como creador junto al de Kane. Lo mismo sucederá en la serie Gotham que actualmente se exhibe en Warner Channel.

"Bill Finger fue instrumental en el desarrollo de muchos de los elementos creativos clave que enriquecen el universo de Batman, y esperamos con interés la construcción en nuestro reconocimiento de su importante papel en la historia de DC Comics" dijo en un comunicado la presidente de DC Entertaiment, Diane Nelson.

Puede parece un detalle menor, pero desde la muerte de Finger en 1974, tanto su familia como sus seguidores han luchado para que el autor, quien falleció en el ostracismo, tuviera el crédito merecido. Y aunque todavía faltaría ver su nombre en las historietas, esta iniciativa significa un pequeño paso para el otro padre de Batman que nunca tuvo el reconocimiento merecido.

Comentarios