Tecnología > Innovación

El regreso del código QR en Uruguay y el mundo: ¿una moda o llegó para quedarse?

Aumentaron los pagos con el celular que utilizan esta tecnología debido a la pandemia

Tiempo de lectura: -'

09 de septiembre de 2020 a las 05:02

Un abuelo va con su nieto a un restaurante, se sientan y ven un pegotín en la mesa. Es un cuadrado blanco, con algunos cuadraditos negros. El más avanzado en edad preguntará: “¿Y esto qué es?”. El más joven, más avezado en tecnología, contestará: "Es un código QR".

Este intercambio es más recurrente en los últimos tiempos por la proliferación de bares y restaurantes que eligen presentar sus menús con los códigos QR en Uruguay y el mundo. El objetivo es no manipular las cartas y minimizar las posibilidades de contagio de covid-19. También es visto como una posibilidad de atender a los clientes de manera diferente.

Estos pegotines alientan al usuario a escanearlo con la cámara del celular. Cuando uno toma su teléfono, enciende la cámara y enfoca el teléfono al código QR, le aparecerá un cartel con un link. Al cliquearlo, le aparecerá el menú.

“Lo que pasó con el covid-19 es que adelantaron el ingreso de ciertas cosas. Es algo que antes se resistían los empresarios a involucrarlos a sus propuestas sobre todo porque los usuarios no lo usaban”, comentó Tomás Bartesaghi, miembro de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay.

Si bien considera que algunos lo han empezado a implementar, no ve que sea algo que llegó para quedarse. “Yo de hecho no lo uso (en su restaurante). Tengo una carta de papel. Después que esa hoja se usa, se tira”, indicó.

Consideró que el público mayor de 30 años que va a comer afuera sigue prefiriendo la consulta del menú de manera tradicional. “El uso del QR atrasa la lectura de la carta para algunos”, dijo.

El código tiene un sinfín de aplicaciones que crecieron en los últimos tiempos. Uno de ellos es utilizado para contar cómo fue elaborado un producto. Por ejemplo, una cadena de supermercados lo ofrece para algunas ensaladas que prepara.

Santiago Fernández, creador de la aplicación de cervezas artesanales DestapApp, contó a Cromo que está elaborando un sistema a través de esta tecnología que permite conocer el proceso de elaboración de la bebida y que pronto estará disponible para el público. El código QR vendrá pegado en la parte trasera de la botella a través del cual se invitará al cliente a acceder a más información sobre su proceso de elaboración. Además, contó que algunos vinos ya muestran esta pegotina.

Para pagar y para usar WhatsApp

En Uruguay se extendió el pago de cuentas a través de esta modalidad. Mercado Pago es el ejemplo más claro. Los usuarios deben ingresar los datos de su cuenta bancaria. Luego, pueden encontrar en cientos de comercios que hay un cartel con un código QR para llevar a cabo la transacción sin necesidad de manipular tarjetas ni billetes. 

En algunas estaciones de servicio, incluso, el surtidor de combustible está conectado con Mercado Pago. Cuando termina de cargar, el cliente solo debe aproximar su smartphone al código y mostrarle al empleado que el pago ya fue realizado.

Hoy hay 2.000 comercios en todo el país que permiten el pago bajo esta tecnología. Según dijeron desde Mercado Libre, más de 50 mil viajes en taxis se pagaron con códigos QR este año. Para poner en cifras su crecimiento: en los últimos cuatro meses se duplicaron los pagos online mediante esta la tecnología y aumentó un 70% la cantidad de comercios que la utilizan como forma de pago.

“En el contexto de pandemia el pago con QR cobró gran relevancia como la alternativa más segura para quienes salen de sus hogares a realizar compras, ya que evita el contacto con el dinero en efectivo o el intercambio de tarjetas y documentos con el vendedor. Es seguro tanto para el consumidor, como para el comerciante o cajero”, dijeron a Cromo desde Mercado Libre.

El objetivo de Mercado Libre es que el pago bajo esta modalidad crezca de manera exponencial en los próximos años. “Apostamos a que la red de comercios que aceptan esta herramienta aumente exponencialmente en los próximos años así como la cantidad de usuarios que utilizan esta forma de pago de manera recurrente”, dijeron.

Según supo Cromo, Pedidos Ya está pensando en implementar alguna solución de códigos QR en algunos mercados, pero todavía no en Uruguay.

En China, la app We Chat (el WhatsApp de ese país) permite hacer pagos mediante estos códigos QR desde hace varios años y es un sistema muy extendido y naturalizado entre sus habitantes. El sistema está controlado por el gobierno de ese país. WhatsApp ha implementado esta herramienta para pagos en India, pero por ahora no lo ha extendido al resto del mundo.

Lo que sí la app de mensajería ha decidido implementar a nivel global es para añadir contactos. Ahora, en vez de que un usuario te diga su número teléfono, podrás añadirlo simplemente escaneando un código QR. ¿Dónde está? En la parte de Configuración, al lado del nombre que elegiste para tu cuenta. Allí hay un pequeño logo de este código. Cuando un usuario cliquea, invita a que otros lo escaneen para que lo añadan como contacto. Y hace una advertencia: "Tu código QR es privado. Si lo compartes con alguien, esa persona podrá escanearlo con la cámara de WhatsApp para añadirte como contacto". Instagram también se sumó a esta modalidad.

Un poco de historia

Para algunos parece una tecnología nueva, pero lo cierto es que lleva varios años dando vueltas. Uruguay empezó a masificarlo a comienzos de la década. En 2012, el director de la Dirección General Impositiva (DGI), Pablo Ferreri, resolvió que los comercios colocaran el código QR en alguna parte visible. Esto permitía que al leer el código QR, el cliente pudiese saber si el comercio en cuestión está al día con la DGI y con el Banco de Previsión Social (BPS). También se puede saber el número de RUT de la empresa, la razón social y la dirección.

Cuando uno compra un producto en cualquier supermercado, el tiquet tiene impreso un código que, al escanearlo, permite acceder al comprobante de la transferencia en la dirección de la DGI.

En museos también hay aplicación de esta tecnología. El Museo Nacional de Historia Natural  los tiene para mostrar contenidos en Lengua de Señas Uruguaya (LSU), elaborados por la Asociación de Sordos del Uruguay (ASUR). 

Parece relativamente nueva, pero su origen mundial fue en 1994. Esta evolución del código de barras fue creada por la empresa japonesa Denso Wave, una subsidiaria de Toyota para gestionar de mejor modo las piezas de la empresa. En Uruguay, hay quienes creen su uso se extenderá y otros que solo será utilizado de manera residual.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...