Nacional > Reclamos

En un clima de enfrentamiento, gobierno y agro se encuentran en la Expo Prado

La ARU recibirá a Benech, Astori y Nin pero se mantiene alejado de Murro

Tiempo de lectura: -'

06 de septiembre de 2018 a las 05:04

Fueron el hecho noticioso por excelencia del verano. El movimiento de productores autoconvocados Un Solo Uruguay reunió a miles de personas en el centro del país un 23 de enero para plantear los reclamos de un sector en crisis y se enfrentó al gobierno. Y nueve meses después, cuando el agro se apropia de la ciudad y vuelve a estar en el foco político, el enfrentamiento está en un punto alto y las gremiales decidieron bajarse de los Consejos de Salarios. Buscan acercarse al gobierno a través del Ministerio de Ganadería pero se enfrentan una y otra vez al Ministerio de Trabajo. La Expo Prado 2018 comenzó en medio de un clima de enfrentamiento y reclamos. 

El inicio de la Expo Prado vuelve a poner bajo la lupa política los principales reclamos del sector agropecuario y las diferencias que existen entre el gobierno y los principales actores del campo. “Estamos en un momento complicado y políticamente entreverado”, dijo a El Observador Pablo Zerbino, presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU). La ARU, junto con la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) y la Federación Rural (FR), decidió retirarse de los Consejos de Salarios por entender que el Ministerio de Trabajo siempre se posiciona del lado de los trabajadores. 

Y en ese contexto de enfrentamiento, varios ministros del Poder Ejecutivo visitarán la Expo Prado, donde el movimiento Un Solo Uruguay tiene su stand, para dialogar con las gremiales. “Esta Expo Prado es un momento muy bueno porque nos da la posibilidad de reunirnos con algunas secretarías de Estado”, dijo Zerbino. La ARU tiene agendado recibir al ministro de Ganadería Enzo Benech, al de Economía, Danilo Astori, y al canciller Rodolfo Nin Novoa para hablar de inserción internacional. 

Sin embargo, no está previsto recibir al ministro de Trabajo Ernesto Murro con el que las gremiales están distanciadas. Incluso, tras la decisión de las gremiales de retirarse del Consejo de Salarios, Murro participó de un almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) en el que expusieron las cámaras empresariales, entre ellos Zerbino, y otra vez quedaron enfrentados. 

“Murro dijo que si los empresarios no se adherían al diálogo (del sector agropecuario) los decretos del Poder Ejecutivo iban a afectar al sector”, apuntó Zerbino y aseguró que el conflicto de Conaprole no se solucionó y los correctivos por inflación no se revisaron, que fueron los motivos por cuáles abandonaron la negociación. 

Lea también: Murro, por fuera del protocolo, volvió a cruzarse con gremiales del agro en almuerzo de ADM

En ese almuerzo, en el que Murro habló a pedido del moderador a pesar de ser parte del público, el ministro dijo que estaba de acuerdo con algunos puntos pero con otros marcó distancia. Volvió a hacer hincapié en que su apuesta es a que exista diálogo y "más y mejor negociación colectiva", y rechazó la posición de las gremiales rurales de retirarse de los Consejos de Salarios como ya lo hicieron durante la ronda anterior porque se perjudican los propios productores. En ese entonces, Zerbino contestó que cuando las pautas salariales se apartan de la productividad, el que termina perdiendo es el empleo rural.

Mantienen la lucha

A pesar de que redujeron sus movilizaciones y se concentraron en la realización de cabildos abierto, el movimiento Un Solo Uruguay sigue al firme con sus reclamos y estará presente en la Expo Prado. 

Los productores autoconvocados tienen una visión similar a la de las gremiales y aseguran que todos los pronósticos que realizaron el 23 de enero en Durazno se cumplieron. “Cierre de empresas, falta de puestos de trabajo a causa de los altos costos, todo se cumplió. Una pena”, dijo a El Observador el vocero del movimiento Marcelo Nougué. 

Sin embargo, para el movimiento es un “logro” que ahora en Uruguay se hable de competitividad, de desempleo y de dificultades económicas “desde otra visión”. “Hasta el 23 de enero nadie no se hablaban de estos temas. Hoy todo el mundo lo habla”, celebró Nougué. 

En la previa a una campaña electoral, el movimiento se prepara para volver a reunirse con los distintos sectores políticos para presentarle su plataforma. De todas formas, piensan esperar hasta el año que viene para concretar estos movimientos porque, según Nougué, todavía hay que gobernar y no se puede adelantar la campaña electoral. 

Actualmente el movimiento esta abocado a la recolección de firmas a varios frentes. El viernes 24 de agosto participaron, junto con otros grupos, de la entrega de 7.000 firmas al Poder Ejecutivo en contra de la instalación de la segunda planta de UPM. Además, están participando de la recolección de firmas en contra de la inclusión financiera, junto a cámaras empresariales del interior del país, y también en contra del impuesto a las jubilaciones.  

En un clima de enfrentamiento y acusaciones cruzadas, el gobierno y los principales actores del campo se volverán a cruzar en la Expo Prado. 

Comentarios