Economía y Empresas > AGRICULTURA AFECTADA

Esperan que área arrocera se desplome a mínimo en 25 años

Productores cierran la quinta campaña al hilo en rojo y se aproxima el mayor achique del área de la historia

Tiempo de lectura: -'

19 de abril de 2018 a las 05:00

El área arrocera, en descenso desde 2010/2011, acelerará su marcha atrás y se desplomará en la próxima campaña. El cultivo ocupará la menor superficie de los últimos 25 años, considerando que los productores avizoran esta vez una caída del 25% en la intención de siembra, el mayor ajuste desde que hay registros. Muy probablemente, el arroz deje de estar en el podio de los rubros agrícolas más extendidos.

Alfredo Lago, presidente de Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) explicó a El Observador que el notorio achique obedece a la nula rentabilidad que el sector está obteniendo, adversidad persistente al punto tal que la actual es la quinta zafra consecutiva “con números en rojo”. Además, la acumulación de malas campañas establece crecientes dificultades para tomar créditos que permitan realizar las inversiones necesarias para producir en 2018/2019.

Así, el desánimo se acentúa. En la campaña actual el área fue 8% menor a la pasada y para la próxima campaña bajaría de 153 mil hectáreas a 120 mil hectáres, según Lago, menos de la sexta parte del área sojera y por debajo de la que se estima ocuparán trigo y cebada.

Para encontrar un área tan baja hay que remontarse a la campaña de 1991/1992, cuando se sembró en 127 mil hectáreas. Luego el cultivo fue ganando espacio y se llegó a un récord de superficie cultivada en 1998/1999 con 205 mil ha, con otros registros elevados en 2003/2004 y en 2010/2011, en ambos casos de 195 mil hectáreas (ver gráfico).

Embed

Uruguay exporta casi la totalidad del arroz que produce. No tiene mayores dificultades en lo productivo, tanto que viene de establecer un récord y por ello y por la calidad del grano está entre los líderes en el mercado internacional. Además, suele concretar los negocios en forma fluida y a precios considerados buenos. El obstáculo, sostienen los productores, es interno, concretamente los costos para producir en las chacras y también los costos industriales.

“El verdadero problema en el sector”, indicó Lago, “es la persistente falta de rentabilidad, el endeudamiento crece y también las dificultades para tomar nuevos créditos. Por eso muchos arroceros, muy agobiados ya, bajarán el área en el mejor de los casos o directamente saldrán del negocio porque hay otras opciones menos riesgosas”, estimó. Eso hace que “sea necesario que el gobierno haga ajustes para que el sector productivo pueda mantenerse en marcha, y no solo en el rubro arrocero”, reclamó el titular de la ACA.

Embed

Rendimiento cerca del récord

Esta semana se completó la cosecha en el 60% del área de la zafra actual (2017/2018), la que involucra a 550 productores. La primera mitad de esa trilla reportó rendimientos promedio, a nivel nacional, de 8.500 a 8.600 kilos por hectárea, próximos al récord del año pasado. No obstante, en la segunda mitad de la superficie ya cosechada el rendimiento promedio descendió a 8.100 kg/ha, por lo que se puede avizorar un promedio global de 8.300 kg/ha.

Los rendimientos menores se explican por una importante cantidad de chacras que, debido al mal estado del tiempo en la primavera pasada, se sembraron en forma tardía, y porque en febrero hubo varios días con temperaturas mínimas menores a las necesarias.

En relación a la calidad, no fue tan buena al inicio, pero conforme se avanzó e ingresó a chacras “con mejor punto de cosecha” se fueron encontrando calidades normales. “Tendremos una calidad no excelente, será estándar, buena, por lo que Uruguay podrá seguir comercializando un arroz de alta calidad en el mundo”, remarcó.

Embed

Números rojos

Cuando ya casi no quedan inversiones por realizar, el costo productivo se ubica en US$ 1.900 por hectárea, un 5% por encima de los US$ 1.830 de la zafra anterior. Con un precio de referencia en torno a US$ 10 por bolsa de 50 kg –este año esperan recoger en promedio 173 bolsas por hectárea–, “faltarán 17 bolsas para cubrir los costos (US$ 170), por lo tanto, habrá una nueva zafra, que es la quinta consecutiva, con pérdidas”, lamentó Lago.

En medio de ese panorama desestimulante, la buena noticia es que ya se concretaron negocios con Irak por arroz de esta nueva zafra, concretamente la exportación de tres envíos por barco –cada uno con 30 mil toneladas–. De cara al precio provisorio que ACA e industriales negociarán en la segunda mitad de junio, cuando se haya concertado un volumen relevante de negocios, “es un buen dato” que se haya vendido a precios algo mejores que los de los primeros negocios del año pasado, rescató el presidente de ACA.

Las medidas del gobierno

Recientemente, en el acto inaugural de la zafra arrocera, realizado en un campo de Isidoro Noblía, en Cerro Largo, el gobierno anunció un nuevo apoyo para este sector. Enzo Benech, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, informó que se decidió reiterar en la próxima campaña la asistencia brindada en la actual, un descuento del 15% en la tarifa de UTE para productores e industriales, por 90 días. Además, está vigente otro beneficio dispuesto por el Ejecutivo para el descuento del IVA al gasoil a productores de distintos rubros que no tributan por IRAE (Impuesto a la Renta de la Actividad Económica), entre ellos los arroceros.

La omisión del presidente Vázquez

Cuando el presidente Tabaré Vázquez convocó a las gremiales del agro a una mesa de trabajo en enero para buscar soluciones para el sector, un comentario del mandatario crispó los ánimos de los arroceros. Luego de esa instancia, el mandatario sugirió en conferencia de prensa que el arroz debía apostar a mejorar su competitividad apuntando a mayores rendimientos. Sin embargo, Uruguay lidera a nivel global -junto con Estados Unidos y Australia- en materia de productividad de arroz por hectárea con un rendimiento que ronda los 8.500 kilos.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...