Economía y Empresas > NEGOCIOS

Gary Neville: de jugador del Manchester United a director de 30 empresas

Además de apostar por el desarrollo inmobiliario, el exfutbolista es dueño de un club de fútbol y planea abrir una universidad

Tiempo de lectura: -'

05 de marzo de 2018 a las 11:14

Los futbolistas saben que su carrera como deportistas de alto rendimiento no es larga. Por eso, muchos comienzan a pensar en la vida después del retiro antes de colgar los botines. Aunque la mayoría prefieren seguir ligados al fútbol, ya sea como entrenadores, directivos o representantes, otros apuestan por el mundo de los negocios para mantenerse activos.

El caso de Gary Neville, quien fue gloria del Manchester United, es uno muy particular, ya que, según un artículo publicado en la BBC, actualmente ocupa un cargo en los directorios de más de 30 empresas, las cuales emplean alrededor de 500 personas. Una leyenda del fútbol inglesa que planeó su futuro desde que tenía 21 años.

Ben Thornley pasó sin pena ni gloria por los "diablos rojos". Sin embargo, fue clave en el desarrollo de Neville como empresario. Luego de que su compañero sufriera una grave lesión, el lateral derecho de la selección de Inglaterra afirma haberse dado cuenta la importancia de buscar potenciales ingresos por fuera del fútbol.

Si bien fue en 1996 cuando nació su interés por el desarrollo inmobiliario, industria que pasaría a convertirse en el corazón de su vida empresarial, recién a los 23 años realizó su primera gran inversión al fondear la compañía de diseño de un amigo personal.

Neville forjó una doble vida: de día entrenaba en Old Trafford y a la tarde supervisaba sus proyectos. Esta faceta permaneció oculta durante mucho tiempo para el entrenador del Manchester United, Sir Alex Ferguson, dado que el futbolista creía que el técnico lo vería como "una distracción".

Lea también: Los profesionales destinados a la vida empresarial

Con respecto a las similitudes y diferencias del mundo deportivo y el empresarial, Neville analizó: "En ambos tenés que tener motivada a la gente y tienen que disfrutar lo que hacen. Pero en la oficina puede ser difícil que las personas admitan si no hicieron algo bien o si están rindiendo por debajo de lo que se espera de ellos", dijo en la entrevista.

Las dificultades empresariales

Con los primeros pasos también llegan los traspiés. A los 27 años decidió llevar a cabo un proyecto que incluía la construcción de alrededor de una decena de viviendas cerca de la ciudad de Bolton. Sin embargo, el plan le reportó pérdidas cercanas a los US$ 8 millones. "Mentalmente necesitaba estar constantemente estimulado", explicó.

Los años pasaban y Neville tomó consciencia que el retiro estaba cerca. Con 27 títulos nacionales y cuatro internacionales con la camiseta del Manchester United, el oriundo de Bury era uno de los jugadores más queridos de la institución. Por eso, decidió acelerar su preparación para estar listo cuando el momento llegara -se retiró en 2011 a los 36 años-.

"En ambos (fútbol y negocios) tenés que tener motivada a la gente y tienen que disfrutar lo que hacen. Pero en la oficina puede ser difícil que las personas admitan si no hicieron algo bien o si están rindiendo por debajo de lo que se espera de ellos". Gary Neville

Según lo publicado por la BBC, el defensor se propuso, para sus últimos años de carrera enfocarse en tres áreas: media training, realizar el curso para ser entrenador y expandir sus intereses en el mundo de los negocios. "Pensé lógicamente, ¿cómo voy a llenar este vació gigante que está por llegar?", expresó.

Hoy en día, la mayoría de sus inversiones están en el mundo del real estate. En 2013 adquirió por US$ 1,5 millones el antiguo edificio de la Bolsa de Manchester con la idea de convertirlo en un lujoso hotel boutique con bar, restaurante, spa y gimnasio. Dos años más tarde construyó junto a su excompañero Ryan Giggs un hotel frente al estadio del equipo cuyos colores defendió toda su carrera. Pero este proyectó lo enfrentó con el Manchester United, que apeló en su contra.

Con el galés también creó Cafe Football, restaurante del cual tienen cuatro sedes. Además se asoció con otros colegas como Paul Scholes, Nicky Butt, su hermano Phil Neville y el empresario singapurense Peter Lim, para una serie de negocios de alojamiento. En sus planes a futuro figura la posibilidad de abrir una universidad en conjunto con la Lancaster University.

Aunque el fútbol le brindó cierta popularidad dentro de Manchester, al menos entre los fanáticos de los "rojos", recientemente uno de sus emprendimientos causó el enojo de los vecinos de la ciudad. El proyecto St. Michael -valuado en US$ 276 millones- involucraba remodelar una parte importante del centro. No obstante, varios locales se alzaron contra él, dado que preveía la demolición de algunos lugares históricos. Esto ocasionó que, para diciembre de 2017, Neville tuviera que rediseñar la propuesta que luego creó 1.000 puestos de trabajo.

El proyecto St. Michael incluirá un hotel cinco estrellas, departamentos de lujo y un espacio de oficinas.

"Lo que ven hoy en día es lo que planeé desde el día que dejé de jugar al fútbol, yo sabía lo que iba a hacer el día después. Mi única ambición era asegurarme no ser reconocido solamente por ser un exjugador", confesó en una entrevista con The Straits Times.

Embed

El ahora empresario confirmó que el 90% de sus actuales negocios generan ganancia, mientras que otros llegaron al punto de equilibrio y solo Salford City Football Club, equipo de fútbol del cual es inversor, genera pérdida.

De una corta experiencia como entrenador -dirigió al Valencia por 28 partidos y fue ayudante de campo de Roy Hodgson en la Selección de Inglaterra- Neville aseguró que no planea volver al rubro. "Este año no quiero abarcar demasiados negocios", concluyó como resolución para este 2018.

Comentarios