Nacional > INEFOP

Gobierno envía a Envidrio al concurso de acreedores

La empresa, creada en 2007, recibió varios préstamos millonarios del Estado pero nunca alcanzó rentabilidad

Tiempo de lectura: -'

08 de junio de 2020 a las 05:04

Pese a que tuvo tres gobiernos seguidos dando todo el apoyo posible, un contexto regional con donaciones internacionales y préstamos generosos que se sucedieron, exoneración de impuestos y apoyo político como expresión ideológica de un rumbo hacia el socialismo, el proyecto de una fábrica de botellas de vidrio de “autogestión” obrera va camino al fracaso. 

El Consejo Directivo del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) decidió el envío de Envidrio a régimen de “concurso de acreedores”, lo que antes se conocía como concordato, según declaró el nuevo director general de ese organismo, Pablo Darscht al periodístico Séptimo Día de Teledoce.

Ni un subsidio indirecto como el de la cerveza, que estaba condicionado a la compra de envases de vidrio de producción nacional, impidió ese desenlace.

Para el ex presidente José Mujica, esa fábrica era un faro para el tránsito del capitalismo a un sistema que no fuera el socialismo de burócratas como pudo ser la Unión Soviética, sino para un socialismo de trabajadores, sin explotadores.

Pero el proyecto de Envidrio no logró ser sostenible, anduvo a los tumbos, cayó en irregularidades con sus trabajadores, y su principal líder, el ex diputado Daniel Placeres fue procesado sin prisión por el delito de conjunción del interés público con el privado.

Envidrio es el sueño transformador de Mujica y una apuesta político-ideológica del Movimiento de Participación Popular (MPP), que comenzó siendo asistido por el Fondo Raúl Sendic, que se financió con aportes del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros.

“Tenemos un capitalismo machete y la otra alternativa es la que plantean los fósiles socialistas, que se creen que todo va a a ser una oficina pública” dijo Mujica en 2008 cuando hablaba de lo que le motiva para postularse a la Presidencia; un modelo de autogestión obrera.

 “Al tipo que es socialista a cara de perro, bueno m´hijo, que se libere, porque el problema es generar recursos. ¡Enfrente la gestión! ¡Juéguesela! Y haga empresas de carácter socialista con sus iguales”, agregó Mujica.

La historia de Envidrio se vincula al cierre de la planta que Cristalerías del Uruguay tenía en el Buceo y que el 21 de abril de 1999 dejó a unos 200 obreros sin trabajo. El sindicato decidió ocupar la fábrica, lo que se extendió por más de 400 días y buscaron reabrirla con gestión obrera.

Pidieron un préstamo de US$ 7 millones al Banco República, que no fue concedido en el gobierno de Jorge Batlle, por entender que no había garantía de recuperar un crédito de ese tipo.

El líder del proyecto, Daniel Placeres, fue invitado por Mujica para mudarse a su chacra, donde se instaló con su familia.

Con la llegada del Frente Amplio, el proyecto de la fábrica de botellas fue reflotado y se abrió camino con un préstamo de casi US$ 4 millones, que el gobierno de Hugo Chávez dio a los ex trabajadores de Cristalerías, a cambio de que viajaran a Caracas para capacitar a obreros.

La Intendencia Municipal de Montevideo le cedió un predio de 14.500 metros cuadrados en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro (PTI), y el gobierno de Tabaré Vázquez dio exoneración de impuestos para el montaje de la planta.

Y con otro gobierno, el BROU dio 2017 un préstamo de USD 3,2 millones.

Envidrio era la empresa abanderada de un conjunto de proyectos de esa naturaleza, sin patrones, que marcara el camino a un modelo socialista.

Para eso, en octubre de 2007 se creó la “Asociación Nacional de Empresas Recuperadas por sus Trabajadores” (con FUNSA, Envidrio, Molinos Santa Rosa, Cofuesa, Cooperativa Victoria, Uruven, COPDI, Colase, Ingraco, Stiller, ALUR, Niboplast y Supermercado El Cine) como apuesta a un nuevo sistema económico: “Se detenta la propiedad social colectiva de medios de producción (herramientas y/o materia prima, bienes inmuebles y bienes intelectuales), con “el reparto equitativo de la riqueza generada”.

El Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) dio apoyo a estas empresas desde el Fondo Raúl Sendic, a la espera de que el Estado constituyera otro mecanismo: lo que sería el Fondo de Desarrollo (Fondes), que luego daría préstamos a Envidrio por US$ 5,5 millones y otro de US$ 1,5 millones.

El 24 de julio de 2008 abrió Envidrio y Mujica -emocionado- hizo un discurso en el que dijo: “La hazaña más importante es demostrarse a ustedes mismos que los trabajadores son capaces de llevar adelante un proyecto complicado, sostenerlo y aprender a gerenciarlo, porque eso significa agarrar poder real”.

Y agregó: “No va a ser fácil cambiar una cultura que es milenaria, sobre todo para los propios trabajadores, que han sido educados con determinados valores en las sociedades en las que vivimos”.

No fue fácil. La cooperativa no pudo pagar préstamos y precisaba más dinero, por lo que Placeres impulsó una moción en Diputados para que el Ejecutivo diera una solución, que se concretó con un crédito del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) por US$ 1,5 millones.

A fin de año, Placeres fue procesado sin prisión por el delito de conjunción del interés público con el privado.

Tras el cambio de gobierno, por unanimidad del directorio del Inefop, se pasa a Envidrio a un concurso de acreedores, con una situación que se hace cada vez más compleja.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...