Nacional > TRABAJO

Hay preacuerdo y se espera fin de la medida que paralizó obras del ANTEL Arena y el Hospital Británico

El empleado despedido no será reincorporado

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2018 a las 17:40

El Sindicato Único de la Construcción y Anexos (Sunca), la Cámara de la Construcción y la empresa Sanitaria Labarthe llegaron a un preacuerdo para poner fin al conflicto que mantuvo paralizado durante siete días ocho obras de la empresa Berkes, entre ellas las ampliaciones del Hospital Británico y del SMI, y parte del ANTEL Arena. El conflicto, al que adhirieron 500 trabajadores, se había originado porque la compañía sanitaria -que había sido subcontratada por Berkes- había despedido a un trabajador que tenía un contrato a prueba por tres meses.

Según dijeron fuentes de la negociación, el trabajador despedido no volverá a trabajar para la compañía que lo desvinculó. De todas formas, el dirigente de Sunca, Pablo Argenzio, valoró como positiva la negociación y dijo que su resultado es "positivo".

Ahora, los trabajadores de las obras de Berkes que se vieron afectadas por la medida sindical deberán aprobar el preacuerdo al que se llegó este miércoles.

En Uruguay el contrato a prueba no está establecido en una ley, pero se considera que la decisión de desvincular a un trabajador que se encuentra en período de prueba no genera obligación al empleador de abonar ningún tipo de indemnización por despido. Por otro lado, cuando el trabajador termine su contrato, el empleador tiene la opción de incorporarlo a la empresa o no.

Comentarios