16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
13 de abril 2024 - 19:18hs

Irán lanzó este sábado un ataque con drones contra Israel, marcando una importante escalada del conflicto entre los dos enemigos regionales, anunció el ejército israelí. Según un responsable militar israelí, se lanzaron más de 100 misiles en dirección a su territorio.

"Irán lanzó drones desde su territorio contra el Estado de Israel", indicó por televisión el portavoz del ejército, Daniel Hagari. Horas más tarde, la organización terrorista Hezbolá y los rebeldes hutíes de Yemen también anunciaron ataques contra Israel.

"Si hay algún ataque adicional que requiera una advertencia por separado" el ejército informará al público, dijo Hagari, que avisó de "interrupciones en el GPS" mientras el ejército trabaja para interceptar los drones. Las sirenas que Israel dispone en caso de ataque sólo sonarán una vez los drones entren en el espacio aéreo israelí, añadió Hagari, lo que va a tardar horas.

Más noticias

"Estamos vigilando la amenaza en el espacio aéreo. Es una amenaza que tardará varias horas en alcanzar el territorio del Estado de Israel", señalo Hagari, asegurando que Israel "estrechamente" con Estados Unidos y sus aliados en la región para "interceptar los drones de Irán".

Según informa la agencia AJN, decenas de aviones de combate israelíes están en el cielo preparados para atacar y se han identificado más de 100 lanzamientos de vehículos aéreos no tripulados desde Irán.

El ataque con drones que Irán ha lanzado este sábado contra Israel durará probablemente "varias horas", informó la Casa Blanca, al tiempo que prometió apoyar la defensa de su aliado contra Teherán y añadió que Estados Unidos "apoyará al pueblo de Israel".

"Es probable que este ataque se desarrolle durante varias horas", dijo la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Adrienne Watson, en un comunicado, al añadir que "Estados Unidos estará con el pueblo de Israel y apoyará su defensa contra estas amenazas de Irán".

Irán se adjudicó los ataques

Se trata del primer ataque directo de la República Islámica de Irán contra el territorio de Israel, su archienemigo.

Paralelamente, el Hezbolá libanés y los rebeldes hutíes de Yemen, ambos aliados de Irán, llevaron a cabo sus propios ataques contra Israel. El primero disparó cohetes contra el Golán, ocupado por Israel, y los segundos lanzaron drones hacia territorio israelí.

Los Guardianes de la Revolución, ejército ideológico de la República Islámica de Irán, confirmó un ataque en marcha con drones y misiles. 

"En respuesta a los numerosos crímenes cometidos por el régimen sionista, incluido el ataque a la sección consular de la embajada de la República Islámica de Irán en Damasco y el martirio de un grupo de comandantes y asesores militares de nuestro país en Siria, la fuerza aérea de la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica disparó decenas de misiles y drones contra objetivos específicos dentro de los territorios ocupados", indicó la televisión estatal, citando al departamento de relaciones públicas de los Guardianes.

La operación, llamada "promesa honesta", fue "lanzada con la aprobación del Consejo Superior de Seguridad Nacional y bajo la supervisión del Estado Mayor general de las Fuerzas Armadas", precisó a la televisión, indicando que los detalles se pondrían pronto "en conocimiento del heroico pueblo de Irán y de los combatientes de la libertad de todo el mundo".

Pocos minutos después del inicio de la operación, la cuenta en la red social X del guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, volvió a publicar un mensaje que afirmaba que "el régimen diabólico será castigado".

El 3 de abril, el ayatolá Jamenei declaró que Israel recibiría "una bofetada" tras el bombardeo, que Irán atribuyó al Estado hebreo, contra el consulado iraní en Damasco, en el que murieron dos días antes siete miembros de los Guardianes de la Revolución, entre ellos dos generales de la Fuerza Quds, su brazo de operaciones exteriores.

Jordania e Irak cerraron sus espacios aéreos e Israel indicó que haría lo mismo a partir de la noche.

El primer ministro Benjamin Netanyahu aseguró el sábado que Israel estaba "preparado" para enfrentar un "ataque directo de Irán", que amenazaba con represalias por el reciente bombardeo de su consulado en Damasco.

"Estamos preparados para cualquier escenario, tanto en materia de defensa como de ataque", afirmó Netanyahu en un discurso televisado, agregando que Israel cuenta con el respaldo de Estados Unidos y "de muchos otros países".

El ejército israelí anunció el sábado el cierre de las escuelas en todo el país por motivos de seguridad, tras las amenazas de represalias iraníes por el bombardeo a inicios de abril del consulado iraní en Damasco, atribuido a Israel.

A partir del domingo, primer día de la semana en Israel, "no habrá actividades educativas", "teniendo en cuenta la situación de la seguridad", indicó el portavoz del ejército, Daniel Hagari.

Luego del ataque, Netanyahu convocó al gabinete de guerra israelí.

Biden interrumpió su viaje

La creciente tensión entre Israel e Irán se hace notar también del otro lado del Atlántico. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, interrumpió el sábado un viaje de fin de semana a Delaware para regresar a la Casa Blanca por consultas urgentes sobre Medio Oriente, informó la Casa Blanca.

"El presidente regresará a la Casa Blanca esta tarde para consultar con su equipo de seguridad nacional sobre los acontecimientos en Medio Oriente", dijo la Casa Blanca.

Las tensiones habían aumentado el sábado temprano, cuando la Guardia Revolucionaria de Irán se apoderó de un buque portacontenedores "relacionado con el régimen sionista" de Israel cerca del Estrecho de Ormuz, informaron medios estatales.

Irán había amenazado con represalias por el bombardeo de su consulado en Damasco el 1 de abril, en el que murieron dos de sus generales y que atribuyó a Israel.

La escalada se produce con el telón de fondo de la guerra entre Israel y Hamás, en el poder en la Franja de Gaza, desencadenada por una sangrienta incursión de comandos islamistas en el sur de Israel el 7 de octubre.

Barco interceptado por Irán

Irán interceptó horas antes un barco "vinculado" a Israel en el estrecho de Ormuz, por donde transita gran parte de la producción petrolera de los países del Golfo.

Varios comandos de las fuerzas marítimas de los Guardianes de la Revolución abordaron el barco 'MSC Aries', operado por una empresa "perteneciente al capitalista sionista Eyal Ofer", informó la agencia oficial iraní Irna. 

A bordo había 25 tripulantes, según el armador suizo-italiano MSC, precisó Irna.

La Casa Blanca pidió a Irán "que libere inmediatamente el barco y su tripulación internacional".

"Desde hace una semana, los sionistas están en estado de pánico total y en alerta", había celebrado el sábado Yahya Rahim Safavi, consejero del líder supremo de Irán, citado por la agencia Isna.

La escalada entre Irán e Israel se produce al tiempo que continúan las negociaciones para alcanzar un acuerdo de alto el fuego en Gaza.

Hamás indicó que comunicó a Egipto y Catar, mediadores junto a Estados Unidos, su respuesta a la última propuesta de tregua con Israel. 

El movimiento islamista reafirmó en un comunicado sus exigencias, entre ellas "un cese el fuego permanente" y "la retirada del ejército de ocupación [israelí] de toda la Franja de Gaza", así como más ayuda humanitaria.

La incursión islamista del 7 de octubre en el sur de Israel dejó 1.170 muertos, en su mayoría civiles, según un recuento de AFP basado en datos oficiales israelíes.

El movimiento islamista también tomó 250 rehenes, de los cuales 129 continúan en Gaza, incluidos 34 que se cree han muerto, según las autoridades israelíes.

En respuesta, Israel prometió "aniquilar" a Hamás y lanzó una implacable ofensiva que ya dejó 33.686 muertos en Gaza, en su mayoría civiles, según el Ministerio de Salud del territorio, gobernado por Hamás desde 2007.

El ejército israelí anunció el sábado que proseguirá sus operaciones en el centro de Gaza, tras el retiro de sus tropas de Jan Yunis, en el sur de este territorio en ruinas.

Un video de AFP muestra lo que queda de una mezquita en Deir al Balah. El ejército "exigió evacuar toda la zona" antes de que arrasarla "en cuestión de minutos", declaró Abdullah Baraka, un testigo.

El conflicto, además del importante número de víctimas, ha dejado a la mayoría de los casi 2,5 millones de habitantes de Gaza al borde de la hambruna, según la ONU. El asedio israelí impide la entrada de la ayuda humanitaria requerida por el pequeño territorio.

Con información de AFP y EFE

Temas:

Guerra en Israel Ejecución en Irán Israel Hamás Estados Unidos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar